Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La niebla como reclamo turístico

Un matrimonio que dirige una casa rural en Vila-sana, en Lleida, apuesta por transfomar este fenómeno en un reclamo

Niebla en Lleida.
Niebla en Lleida.

La mayor parte de las comarcas del sur de la provincia de Lleida llevan diez días sin ver un rayo de sol debido a la densa niebla que en muchos casos reduce la visibilidad a menos de 50 metros y crea muchos problemas para circular por las carreteras. Pero no todo es negativo. Un matrimonio de Vila-sana (Pla d’Urgell) que regenta Casa Utxafava, un negocio de turismo rural de 15 plazas, se ha propuesto convertir este fenómeno meteorológico en un valor para atraer clientes.

“Es sana, no contamina, la tenemos gratis y llena los pulmones de aire fresco”, señala Irene Barón, cansada de que los turistas que acuden a su establecimiento pongan mala cara ante la niebla. “Lo que pretendemos es que la niebla deje de tener tan mala fama y que la gente no se asuste por algo que aquí es normal en muchos períodos de invierno”, añade Irene.

Los propietarios de este negocio de turismo rural de Vila-sana cuentan con la complicidad de las redes sociales para convertir la niebla en un reclamo turístico, al igual que lo es la nieve o el mar para muchos turistas. Con esa finalidad han creado una página interactiva en Facebook, La boira de Ponent, que en cuatro días ha conseguido que más de 2.600 personas hayan manifestado que les gusta la iniciativa.

“Nunca podía imaginar que la idea tendría tan buena aceptación”, explica Irene después de comprobar la cantidad de fotografías y comentarios en positivo que los internautas han dejado en la página de Facebook relacionados con la niebla. “Me encanta la boira, me hace sentir parte de estas tierras y cuando no la tengo, la añoro”, ha escrito uno de ellos.

No será fácil promocionar y encontrarle el encanto a un fenómeno incómodo y antipático pero, como afirma Irene, todo es proponérselo y convencerse de que detrás de la niebla también hay vida y que pueden realizarse actividades al aire libre. “Es algo típico que forma parte de nuestra identidad, la tendremos siempre con nosotros y podemos sacarle un provecho”, resalta.

Los impulsores de la iniciativa también han creado un blog que sirva de punto de encuentro para todas aquellas personas que quieran hacer aportaciones de todo tipo relacionadas con la niebla.