Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sanidad madrileña ha perdido el 7,6% de su personal en solo dos años

Hospitales y centros de salud públicos cuentan con 5.462 trabajadores menos que en 2011

Datos del Ministerio de Hacienda muestran que, junto con Valencia, es la región que más recorta

La sanidad pública madrileña ha perdido el 7,6% de sus trabajadores en solo dos años, según los datos del Registro Central de Personal de las administraciones públicas que hace públicos el Ministerio de Hacienda dos veces al año. El último dato, publicado hace unos días, corresponde al mes de julio pasado y muestra que las instituciones sanitarias de la Comunidad de Madrid cuentan con 66.334 trabajadores. Son 5.462 menos que justamente dos años atrás, en julio de 2011, cuando se contabilizaban 71.786.

El recorte de este año es evidente incluso si únicamente se compara con el semestre anterior. En enero de 2013 había 2.847 profesionales más que en julio de 2013. La caída experimentada en solo dos años en el número de efectivos ha sido progresiva: en julio de 2011 había 71.786 empleados en la sanidad pública; en julio de 2012 cayeron a 69.890, y finalmente para julio de 2013 ya eran 66.334 los trabajadores contratados en hospitales y centros de salud de la región. 

Madrid es, junto con la Comunidad Valenciana, la región que más trabajadores ha perdido en el ámbito sanitario según los últimos datos de Hacienda. El recorte en Valencia es muy superior en porcentaje, ya que alcanza al 11,7% de los efectivos en solo dos años.

4.262 trabajadores menos en hospitales públicos

Los presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2014 muestran cómo los 26 hospitales de gestión pública de la red madrileña de atención especializada han perdido 4.262 profesionales desde el año 2008, es decir, durante la crisis. En porcentaje, se trata de un 8,5% de descenso. Para llegar a esta conclusión basta con comparar el proyecto de Presupuestos de 2008 y el de 2014. Si hace seis años los hospitales públicos madrileños contaban con 50.365 trabajadores, el año que viene serán 46.103, según lo que consignan las cuentas públicas.

El portavoz de Sanidad del grupo socialista en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, denunció el mes pasado que la Consejería de Sanidad ha disminuido en las cuentas para 2014 el presupuesto destinado a pagar el sueldo de los trabajadores fijos, con 75 millones de euros menos que en 2013. En cambio, las partidas para abonar los salarios de los empleados eventuales crecen, en concreto en 173,5 millones, según sus datos.

El presupuesto sanitario global de Madrid para 2014 (6.977 millones de euros) cae en 131 millones de euros. La mayoría de hospitales sufren bajadas, algunas apreciables. La más destacada es la del 12 de Octubre, con 16 millones menos (400,9), seguido del Ramón y Cajal —13 millones (327)—, el Clínico también con 13 menos (331,7 millones) y el Gregorio Marañón, en su caso de ocho millones (463). El hospital de Collado Villalba, terminado hace meses pero sin entrar en funcionamiento, costará según las cuentas 21,9 millones de euros. Las únicas inauguraciones previstas son cuatro centros de salud —Las Margaritas, en Getafe; Boadilla del Monte; Arroyomolinos y Alpedrete— para los que hay una partida de 2,5 millones de euros.