Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a golpes a su exmujer en Madrid y llama para confesar el crimen

Algunos vecinos alertaron a Emergencias de la paliza, en un garaje comunitario en Torrelaguna

El detenido tenía 12 antecedentes por maltrato y quebranto de condena, y orden de alejamiento

La Guardia Civil ha detenido a un hombre que ha confesado haber matado a su exmujer a golpes en un garaje comunitario en Torrelaguna (Madrid). El detenido, de 36 años, tiene 12 antecedentes por malos tratos y quebrantamiento de condena, 11 de ellos con respecto a la víctima, de 44 años, de la que tenía decretada una orden de alejamiento.

Varios vecinos habían llamado durante la madrugada del sábado a Emergencias para denunciar la agresión, sucedida en la calle Longar número 19 de la localidad. A continuación, el propio agresor también llamó a los servicios de emergencia para confesar el crimen.

"La tenía que matar, me hacía la vida imposible", ha dicho con aparentes signos de embriaguez, según fuentes de la investigación. Cuando los agentes han llegado el hombre, de nacionalidad española, ha reconocido que había propinado una paliza a su exmujer, por lo que ha sido arrestado en el lugar, según la Comandancia.

Uno de los antecedentes es por maltratar a otra mujer en El Casar (Guadalajara), mientras que el resto están referidos a la víctima. La sucesión de denuncias de la fallecida comenzó en 2007.

Pese a la orden de alejamiento en vigor, el detenido ha acudido hasta la vivienda de la víctima en Torrelaguna, donde la mujer vivía con el hijo de ambos. Cuando han ocurrido los hechos, estaba sola.

La Guardia Civil hacía un seguimiento de la víctima y no tenía constancia de que últimamente el presunto agresor hubiese estado en la localidad, de la que no es vecino.

Emergencias Comunidad de Madrid 112 ha precisado que cuando los facultativos del Summa han llegado la mujer había fallecido y presentaba un traumatismo craneoencefálico y un traumatismo facial severos.