Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas pide el apoyo de Israel ante el “momento único” que vive Cataluña

El presidente catalán defiende la consulta en presencia del embajador Español en Tel Aviv

Artur Mas, durante un momento de la conferencia que ha pronunciado en hoy en la facultad de Derecho de Tel Aviv.
Artur Mas, durante un momento de la conferencia que ha pronunciado en hoy en la facultad de Derecho de Tel Aviv.

El principal argumento del Gobierno para frenar el plan soberanista de Artur Mas es incidir en que una Cataluña independiente caería en el aislamiento y la irrelevancia. En sus salidas al exterior y en un intento de romper esta imagen, Artur Mas intenta siempre encontrar complicidades internacionales sin pedir apoyos explícitos. Sin embargo, el presidente de la Generalitat llegó ayer un poco más lejos en su segunda jornada de viaje oficial a Israel. En la Universidad de Tel Aviv y ante un nutrido grupo público, entre el que se encontraba el embajador español, Mas pidió el apoyo de Israel ante el “momento único” que vive Cataluña.

Incomprendido en Europa, el nacionalismo catalán conservador siempre ha visto en Israel, si no un aliado, como mínimo un actor internacional de primer nivel con una sensibilidad especial hacia sus aspiraciones nacionales. De ahí que Mas insistiera ayer desde el atril de la universidad de Tel Aviv en los aspectos que unen la identidad catalana y la israelí para acabar concluyendo que ambos países deben colaborar de forma extensiva. Lo singularizó en el terreno de la innovación y el desarrollo, en los que Israel tiene demostrada su excelencia y Cataluña también ha apostado fuerte. Pero tampoco dudó en llevar su petición al terreno estrictamente político.

Mas aseguró que esto se debe al interés que Israel genera en Cataluña como socio en la innovación, pero también porque en este momento único Cataluña necesita impulsar su capacidad de internacionalización y ampliar sus socios internacionales” .Es aquí donde dijo que “Israel es claramente un compañero de viaje elegido por Cataluña”.

Fuentes del Gobierno catalán aclararon posteriormente que la petición de Mas al Estado de Israel no se centraba exclusivamente en el proceso soberanista, sino que el “momento único” que citó el presidente hacía referencia tanto a la economía como a la política.

Los nacionalistas catalanes consideran que el proceso soberanista sería más fácil si actores internacionales como Israel, con gran ascendiente sobre Estados Unidos, lanzaran algún guiño a favor de la consulta. De hecho Mas reivindicó el “derecho a decidir” de forma muy clara durante su conferencia, tanto en la parte que leyó en inglés como en respuesta a las preguntas de varios de los asistentes.

Tras insistir en que la identidad de Cataluña no se basa en la raza ni en la religión, Mas aseguró que la supuesta incomprensión de España hacia el hecho diferencial catalán ha llevado a los catalanes a querer “construir un Estado”. A diferencia de la mayor parte de sus discursos en Cataluña, Mas no parece tener inconveniente en Israel a la hora de hablar de independencia sin tapujos. En su discurso de ayer remarcó que los catalanes que formaron la cadena humana la pasada Diada reivindicaban la independencia. Y, respondiendo a las preguntas del público, también dijo que lo importante ahora no es tanto si se vota “sí o no a la independencia” como en conseguir que se pueda celebrar el referéndum.

El embajador de España en Israel Fernando Cardera asistió a la conferencia de Mas sentado en primera fila. De hecho el diplomático está asistiendo a todos los actos que organiza la Generalitat en su gira por Israel. En otros viajes del presidente catalán, los embajadores se limitan a asistir a los actos de carácter político o institucional. Sin embargo, fuentes de la Embajada insistieron ayer en que la visita de Mas a Israel se está desarrollando con total normalidad.

Más información