Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC vuelve a impedir que el Parlament pida el cese de Prat

La Cámara prohíbe el uso de pelotas de goma por los Mossos pero mantiene los proyectiles de precisión

Manel Prat, a la izquierda, junto a dos mandos de los Mossos, en en un acto de esta mañana en el Born.
Manel Prat, a la izquierda, junto a dos mandos de los Mossos, en en un acto de esta mañana en el Born.

El Parlament aprobó ayer que los Mossos d’Esquadra dejen de utilizar pelotas de goma a partir del 1 de mayo como material antidisturbios. CiU y Esquerra hicieron uso de la mayoría parlamentaria también para evitar que la Cámara aprobara solicitar la destitución de Manel Prat como director de la policía catalana.

ERC y CiU sumaron fuerzas en la comisión que ha estudiado el uso de material antidisturbios y rechazaron la petición de PSC, ICV y CUP de que la retirada de las pelotas de goma fuese inmediata. El PP se desmarcó de todos y exigió que se mantuvieran estos proyectiles, mientras que Ciutadans votó con nacionalistas y republicanos.

Esa singular alianza, a la que se sumó el apoyo del PP, también permitió que como alternativa a las pelotas de goma, la policía catalana pueda seguir disparando proyectiles de precisión, un material viscoelástico que permite impactar sobre las piernas de los manifestantes y que no describe una trayectoria irregular como las pelotas de goma, que en teoría se disparan sobre el suelo para dispersar a los manifestantes.

El PSC solicitó que los proyectiles de precisión se dejasen de disparar de manera inmediata, pero sus votos, sumados a los de ICV y la CUP fueron insuficientes. Dentro de unos meses, por tanto, ese será el material antidisturbios que empleará la policía catalana, además de los tanques con cañones de agua.

Las conclusiones de la comisión, que se creó a raíz de la pérdida de un ojo que sufrió Ester Quintana en la huelga general del 14 de noviembre al recibir supuestamente el impacto de una pelota de goma disparada por los Mossos, se enviarán ahora a la Junta de Portavoces para que acuerde si se deben ratificar o no en un pleno del Parlament. No es un trámite obligatorio, pero la oposición reclamó ayer que se siga esa vía para que se puedan volver a votar las enmiendas más significativas que ayer fueron rechazadas. Entre ellas, la destitución de Manel Prat, director de los Mossos d'Esquadra, que continuará el cargo después de que ERC volviera a aliarse con CiU para salvarlo.

Se trataba de un guión escrito que se materializó ayer después del pacto alcanzado el miércoles entre nacionalistas y republicanos para que Prat pudiera continuar, pese a la imputación de ocho mossos por la muerte del empresario del Gayxample Juan Andrés Benítez. Los independentistas echaron un pulso a los nacionalistas y lo ganaron, atribuyéndose el éxito de la prohibición de las pelotas de goma ante la que CiU se había mostrado titubeante. A cambio Esquerra seguirá apoyando a Manel Prat, un hombre de la máxima confianza de Artur Mas, que sigue apostando a toda costa por mantenerlo en el cargo.

Más información