Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conselleiro dice que la empresa tiene tiempo para presenta un nuevo proyecto

"El Gobierno siempre va a apostar por una minería responsable", asegura Francisco Conde

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha afirmado que Mineira de Corcoesto, "tiene tiempo de presentar un nuevo proyecto", después de que el presidente de la Xunta anunciase en el debate del estado de la autonomía que el actual "no cumple los requisitos mínimos para ser aprobado", ni en el apartado técnico ni en el financiero.

En una entrevista a la Radio Galega, Conde ha señalado que la Administración autonómica "inició un procedimiento en el cual trasladó a la empresa que no cumple y, a partir de ahí, lógicamente, este proyecto tal y como se presentó no podrá salir adelante". Pero Edgewater "tiene tiempo de presentar un nuevo proyecto", ha apostillado. "El Gobierno siempre va a apostar por una minería responsable, segura y respetuosa con el medio ambiente. Tanto este proyecto como cualquier otro, si cumple con los requisitos medioambientales, con todas las garantías de cara a los ciudadanos y con los requisitos financieros, pues, lógicamente, el Gobierno sí apoyará este tipo de proyectos vinculados con la minería metálica", ha defendido el titular de Industria.

El conselleiro ha mandado un mensaje a los opositores a la mina en Corcoesto, a los que ha dicho que "pueden tener toda la tranquilidad", porque en "cualquier proyecto que se presente", la Administración velará "para cumplir con esos requisitos". "Siempre velaremos por una minería responsable segura y moderna", ha reiterado. No obstante, una vez marcado este "límite", Conde ha reivindicado la "apuesta" de la actual Xunta "por los proyectos vinculados con los recursos naturales de Galicia". "Porque tenemos también la responsabilidad de explotar esos recursos y que haya una creación de empleo y riqueza vinculada a la explotación de los recursos naturales". Además, la Xunta creará un canon en el sector minero y, así, Galicia será "pionera" en España en establecer una tasa sobre la minería metálica. Gravará estas explotaciones, de extracción de oro, wolframio y plata, ha llamado la atención conde. "La idea es ser absolutamente garantista y lo que va a permitir es un retorno social sobre el impacto medioambiental que se pueda generar sobre las áreas en cuestión, para permitir el desarrollo económico de estas zonas", ha explicad.

Con imágenes muy elocuentes del alarmante estado de deterioro que presenta la mina de cobre abandonada en Touro, a 20 kilómetros de Santiago, el colectivo Salvemos Cabana calificó de "poco afortunadas" las declaraciones de Conde a la Radio Galega. "Sus afirmaciones en la línea de apostar por una minería responsable, segura y respetuosa con el medio ambiente, y con todas las garantías de cara a los ciudadanos, tal y como dijo el conselleiro, se caen", asegura el grupo ecologista por la evidencia del desastre que han dejado a su paso diversas empresas mineras como la de Touro sin que ningún responsable político exija su restauración.

"La situación de absoluto abandono institucional por parte de la Xunta en proyectos a cielo abierto como el de la mina de Touro", un filón metalífero (además de cobre se extrajo algo de oro) explotado por la empresa Río Tinto entre 1974 y 1988, revela el escaso interés ecologista de los departamentos responsables, defiende Salvemos Cabana. "La ausencia de restauración y la total carencia de un control significativo por parte de Minas, derivó en la oxidación de los sulfuros metálicos presentes en el mineral en contacto con los elementos, y la extrema acidificación de las aguas de drenaje", sigue explicando la asociación nacida en Bergantiños, "generó un grave problema ambiental y de salud pública para las personas". El colectivo, que realizó varias visitas en los últimos meses a la gran mina abandonada y recogió numerosas pruebas gráficas, recuerda que "la población más cercana se encuentra en las inmediaciones de este complejo" que, transcurrido tanto tiempo, sigue infestando las aguas. "La actitud garantista a la que el señor Conde se refiere en la entrevista no deja de ser un acto de cinismo", concluye Salvemos Cabana.

Respecto a Edgewater, ahora que el conselleiro abre una posibilidad si presenta un nuevo proyecto, el grupo de Cabana de Bergantiños concluye que "la minera canadiense podrá realizar un nuevo intento, pero no de manera inmediata, y además habrá de pasar por un nuevo trámite de evaluación ambiental". La oficina del Valedor do Pobo envió estos días cartas a los afectados que pidieron amparo a la institución anunciando que "concluye su investigación" al "confirmarse" que la minera "no va a recibir autorización". Según esta misma carta, sigue explicando Salvemos Cabana, "el Real Decreto 1/2008 determinaría que la autorización ambiental del proyecto también debe ser revocada". No obstante, la Xunta ha insistido en que la Declaración de Impacto Ambiental, tan criticada por los grupos ecologistas y los opositores a la mina, tiene una vigencia de cinco años desde que se aprobó, a finales de 2012.

La asociación hace además referencia a esa otra carta, esta vez de la Dirección Xeral de Minas, que recibió el miércoles de esta semana un vecino de Corcoesto, la parroquia en la que se pretende abrir la mina. En ella se le convoca para que acuda a la Xunta a presentar sus alegaciones al proyecto de Edgewater, más de medio mes después de que el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, anunciase por sorpresa el carpetazo al expediente a favor de Edgewater. Salvemos Cabana critica la manera "incoherente" como "se ha llevado a cabo todo el procedimiento de cancelación del proyecto minero de Corcoesto", ya que "lo lógico hubiera sido realizar en primer lugar los preceptivos trámites [en referencia a la recogida de alegaciones que aún está en marcha] y luego hacer el anuncio público". "La opacidad de la Xunta, la ausencia de explicaciones a los vecinos afectados y el deficiente acceso a la información pública" caracterizaron el proceso referido a la minera canadiense de manera "continua", afirma este grupo. "El conselleiro debería saber que la transparencia institucional y el acceso a la información pública son la base de cualquier acción política ya sea a nivel local, autonómico o estatal", concluye Salvemos Cabana en un comunicado difundido a los medios.

Más información