Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cataluña blindará a los directivos sanitarios frente a los recortes

Salud defiende que los gestores han sufrido un “decremento salarial importante”

El plan permitiría a los responsables recuperar parte de los ingresos perdidos

A la izquierda Josep M. Argimon, director de la AQuAS, el consejero de Salud, Boi Ruiz, y Josep María Pedrosa, director del CatSalut.

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), el organismo de la Generalitat de Cataluña responsable de la sanidad pública, quiere blindar el sueldo de sus altos cargos frente a los recortes. Y pretende hacerlo convirtiendo la parte variable de su sueldo en fija, para no perderla. Burlan así la orden del Gobierno autonómico que impide a los trabajadores del sector público cobrar complementos variables vinculados a la productividad o similares, medida articulada en la Ley de Presupuestos de 2012 para contener el gasto.

Más de 50 altos cargos se verían beneficiados por el plan. La parte variable suponía hasta el 10% o el 15% de los sueldos que estos directivos cobraban hasta 2012, en función de si eran mandos ordinarios o superiores. El plan previsto ahora es reducir la parte variable a solo el 3% del total del sueldo para los primeros y el 5% para los segundos. El resto pasaría a ser un complemento fijo y se cobraría de nuevo. Este ardid legal permitiría a los directivos recuperar buena parte del recorte sufrido hace un año, según consta en un documento interno al que ha accedido EL PAÍS y las actas de las reuniones. El CatSalut tenía el año pasado 480 empleados. El director del CatSalut, Josep Maria Padrosa, no estaría incluido entre los directivos afectados al tener una estructura salarial distinta.

El plan lo comunicó Padrosa en una reunión interna el pasado día 22 de octubre. Padrosa habló de que los altos cargos han sufrido un “doble recorte”, en referencia a la pérdida de este complemento y al tijeretazo que afecta a todos los empleados de la Generalitat. Los trabajadores del sector público han visto recortados en los últimos años sus sueldos un 5% —en una medida aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010— y cerca de un 7% adicional al perder una paga extra desde 2012, por los recortes aplicados en la Generalitat. Además, tienen el salario congelado desde hace cuatro años.

En el borrador en el que el CatSalut esboza el plan, la dirección reconoce que el contexto actual es de “contención del gasto”, pero a renglón seguido anuncia la medida que supondrá de facto una subida salarial a sus altos cargos. Un portavoz del Departamento de Salud explicó ayer que cualquier propuesta tiene que enmarcarse en lo que establezca la Ley de Presupuestos de 2014 y afirmó que estos cargos han sufrido un “decremento importante” en sus salarios, superior al del resto de trabajadores.

La sanidad catalana

El CatSalut canaliza el gasto sanitario de la Generalitat y acapara el 97,9% del presupuesto del Departamento de Salud (8.600 millones en 2012).

El organismo financia 70 hospitales y 367 centros de atención primaria (CAP), además de otros dispositivos sociosanitarios.

La Generalitat solo gestiona ocho hospitales. El resto los financia vía concierto con entidades públicas y privadas.

7,5 millones de catalanes tienen la tarjeta sanitaria expedida por el CatSalut.

Josep Vendrell, diputado de ICV en el Parlamento catalán, calificó el proyecto de “impresentable”. “Es inaceptable que busquen una solución a los recortes solo para este colectivo, que no es el más vulnerable”, declaró el diputado. Vendrell ha presentado una batería de preguntas en el Parlamento autonómico para exigir explicaciones a la Generalitat. “¿Con qué autoridad pretende imponer el Gobierno recortes salariales al conjunto de trabajadores del CatSalut y del ámbito sanitario si se incrementa el salario del personal directivo?”, se preguntó.

ICV exigió conocer el coste anual que puede representar la medida y saber si el CatSalut se ha planteado dejar sin efecto los recortes también para el resto de los trabajadores. También ha preguntado al Gobierno si la Generalitat planea aprobar incrementos salariales para el personal directivo de otros ámbitos de la Administración.

Además del director, el CatSalut cuenta con 14 cargos de alta dirección, 12 mandos superiores y 41 mandos ordinarios, según la memoria de 2012. Salud no explicó ayer si todos ellos se verán beneficiados por el acuerdo. El Gobierno catalán aprobó en la Ley de Presupuestos de 2012 que el personal laboral no puede cobrar “retribuciones vinculadas a la productividad o conceptos análogos”. Esto impide que los altos cargos del CatSalut reciban este complemento, que se fija de forma individual.

La dirección del organismo considera, según el documento, que estos complementos “forman parte de la estructura retributiva” de este personal, por lo que “se debería haber entendido” que no estaban afectados por la Ley de Presupuestos. Como no fue así, “en la práctica no ha sido posible abonar esta retribución”.

La propuesta que refleja el documento es un acuerdo de interpretación del convenio colectivo, que tendría que aprobar la comisión paritaria encargada de vigilar el cumplimiento de la norma, en la que se sientan representantes de los trabajadores. Fuentes sindicales calificaron el plan de “agravio comparativo” con respecto a otros trabajadores, como muchos médicos o enfermeras, que tampoco cobran esta parte variable del salario.

Aunque los sueldos de todos los altos cargos no son públicos —algunos, incluido el del director, sí se pueden consultar— fuentes del organismo aclararon que las retribuciones del personal directivo oscilan entre los 50.000 y los 80.000 euros anuales. Joan Canals, responsable de políticas sanitarias de Comisiones Obreras, calificó el plan de “inmoral”. “En un momento en que se está recortando el sueldo a todo el mundo, buscan un apaño que favorece solo a los altos cargos”.

 

Más información