Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una caja con dinero de facturas falsas

Un empresario ajeno a Hispano Almería redactaba un recibo con conceptos que previamente le había indicado la constructora

La práctica de las facturas falsas es el corazón de la mecánica que permitió a Hispano Almería disponer de liquidez en su caja fuerte para abonar tantísimos sobornos: un empresario ajeno a esta sociedad redactaba una factura falsa con conceptos como “horas alquiler motoniveladora” o “arena extrafina negra [PARA OBRA]”, que previamente le había indicado Hispano Almería. Esta factura se recibía en la constructora y se incluía en la contabilidad A, ya que incluía IVA.

La cuantía del IVA se le pagaba al empresario en metálico, mientras que Hispano Almería emitía un pagaré, a cobrar en 90 días y firmado por el empresario por detrás, pero que se dejaba en la caja fuerte de la sociedad, según fuentes próximas al caso. El día del vencimiento del pagaré, un empleado de la constructora acudía a la oficina 94 de Cajamar (siempre la misma), en cuya ventanilla presentaba las fotocopias de las escrituras del empresario emisor de las factura falsa, en una maquinaria bien engrasada.

Hacienda identificó algunas de las facturas falsas emitidas por Francisco Dil Martínez para Hispano Almería

De este modo, Hispano Almería cobraba esos pagarés (en vez del empresario que ofreció el supuesto servicio de motoniveladora) y ese dinero en metálico iba directamente a la caja fuerte de la empresa. De ahí se sacaban los billetes de 500 euros para dárselos al dueño de Hispano Almería en sobres blancos, siempre después de que Morales rellenara los conceptos y cuantía de los recibos con sus tasas por las obras correspondientes. Mientras, Morales pagaba al empresario el IVA en metálico como pago por su falsificación, según estas fuentes. Hacienda identificó algunas de estas facturas falsas emitidas por Francisco Dil Martínez para Hispano Almería, lo que ha llevado a la apertura de un proceso contencioso administrativo en la Audiencia Nacional contra la constructora.

La Operación Poniente que en 2010 supuso la detención del exalcalde de El Ejido Juan Enciso, rival de Gabriel Amat en el PP, hizo que Hispano Almería cambiara el sistema e intentara ocultar los pagos en b. Sin embargo, los sobornos continuaron después de la detención, como señalan los apuntes de pagos pendientes a POL (políticos), de 20.000 y 156.000 euros en la contabilidad del verano de 2011.

Para despistar en los años de vacas gordas y dado que Hispano Almería ganaba un concurso tras otro, los socios decidieron crear la sociedad Alconsan. Uno de estos socios y la mujer de otro de ellos crearon esta nueva firma para presentarse en los concursos públicos.