González se adelanta a Rajoy y anuncia la mayor bajada de impuestos autonómica

El presidente de Madrid avanza nuevas reducciones en el IRPF y transaciones patrimoniales

El tramo autonómico del IRPF se reduce 0,4 puntos y el de transmisiones se queda en el 6%

Se rebaja un 25% el impuesto de actos jurídicos documentados

La Comunidad abandona el céntimo sanitario, gravamen en el que fue pionera

Ignacio González, esta mañana. Gorka Lejarcegi | VÍDEO: EL PAÍS-LIVE!

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado este lunes la mayor bajada de impuestos adoptada por una comunidad autónoma. El barón del PP ha adelantado que rebajará a cada contribuyente 0,4 puntos el impuesto de la renta en el tramo autonómico, reducción que se añade a la que ya implantó su antecesora y mentora, Esperanza Aguirre, que lo rebajó 0,1 puntos en 2007. En Madrid hay cuatro tramos en función de la base liquidable. Así, la tarifa hasta los 17.707,20 euros pasará del 11,60% al 11,20%; del 13,70% al 13,30% entre los 17.707,20 y 33.007,20 euros; del 18,30% al 17,90% entre los 33.007,20 y 53.407,20 euros; y del 21,40% al 21% a partir de los 53.407,20 euros.

González ha avanzado también que se reducirá en otro punto el impuesto de transmisiones patrimoniales -que grava la compra de pisos de segunda mano-, dejando el tipo general en el más bajo de España con un 6%. Se rebajará asimismo el 25% del impuesto de actos jurídicos documentados, que afecta a los documentos notariales e hipotecarios en la compra de viviendas nuevas y a partir del 1 de enero se quedaría en el 0,75% (ahora es del 1%). Además eximirá del céntimo sanitario en los combustibles a los 65.000 profesionales del transporte en la región, fundamentalmente taxistas y camioneros. Madrid fue precisamente la primera autonomía en aplicarlo, pero la semana pasada el Tribunal Europeo de Justicia consideró que ese tributo vulnera el derecho de la UE porque no tiene finalidad específica ni se aplica adecuadamente y abrió la puerta a su eliminación.

La aplicación de estas políticas fiscales supondrán un ahorro para los madrileños de 357 millones de euros, según los cálculos de la Comunidad de Madrid: 216 millones del IRPF, 76 millones del impuesto de transmisiones patrimoniales, 50 del impuesto de actos jurídicos documentados y 15 de la supresión del céntimo sanitario. Cada ciudadano pasará de ahorrarse 700 euros anuales de media a 1.110 euros.

“Nuestra política fiscal pretende que se tenga una mayor renta. Los madrileños se han ahorrado 21.500 millones de euros con nuestras políticas”, ha aseverado González, en un acto en el que se ha llevado la principal ovación no por su anuncio de rebaja de impuestos, sino por saludar a la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza. “Pagar impuestos es una obligación moral y son necesarios. Pero deben ser razonables para que no impidan la productividad de las empresas y no ahogue a las familias”, ha apostillado.

Sobre la posible reacción del Gobierno central, González ha señalado que no ve fricciones de ningún tipo. "Estas rebajas fiscales las ha anunciado también el Gobierno [de Rajoy], trabajan en esa idea de rebajar esas medidas transitorias aplicadas cuando han sucedido al Gobierno socialista”, ha expresado el presidente de Madrid. Hace pocas semanas el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, cuestionó que la Comunidad fuera a realizar alguna bajada de impuestos. “A Madrid le debe sobrar el dinero”, ironizó, en plena pelea por un cambio del sistema de financiación, que Madrid viene reclamando desde julio de 2012 (la región y Baleares son las únicas contribuyentes netas).

El pasado 2 de septiembre el barón popular se comprometió, en su primer debate del estado de la región, sin entrar en detalles, a bajar impuestos para el próximo curso. González los ha concretado hoy, el día previo a la presentación de los presupuestos de la región para 2014. Las partidas contarán con unos 500 millones menos que las cifras previstas antes del verano: 300 por el modelo de financiación –el Ejecutivo de Mariano Rajoy pretende revisarlo en el segundo trimestre del año que viene- y casi 200 derivados de la paralización del proceso de privatización de la gestión de seis hospitales de la red pública regional.

González también se ha referido al IVA cultural, contra el que se ha pronunciado en varias ocasiones. "Los impuestos excesivos provocan un efecto contrario al que se perseguía. La cultura es uno de los grandes atractivos de Madrid y un factor estratégico para Madrid. Se está penalizando este sector y conviene una revisión", ha manifestado.

Este anuncio de la reducción de impuestos se hizo durante un desayuno de prensa organizado por Europa Press, al que asistieron la expredienta Esperanza Aguirre; el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón: la alcaldesad de Madrid, Ana Botella y la ministra de Sanidad, Ana Mato.

La oposición entiende que la rebaja fiscal beneficia "a una minoría"

El diputado regional del PSM Antonio Carmona, cuestiona la política fiscal de la Comunidad de Madrid, que en su opinión “busca reducir impuestos a los que más tienen y subirlos a los que menos tienen”. “Lo que anuncia el Gobierno regional consiste en quitarle a los que menos tienen, lo que los economistas llamamos una transferencia de renta de los menos favorecidos a los más favorecidos en la región, a una minoría… Ha muerto Robin Hood. Eso es lo que nos anuncia Ignacio González”, ha observado Carmona.

Según sus cálculos, un ciudadano de clase media se ahorrará solamente 10 euros frente a los 3.000 de las rentas con mayor poder adquisitivo. El parlamentario socialista ha recordado que el Ejecutivo popular “a cambio ha subido las tasas públicas un 85%”, detrayendo 129 millones de euros por tasas a los dependientes y a los estudiantes, o vendido patrimonio por valor de 829 millones, “lo que significa un total de mil millones que no compensan la bajada que se anuncia”.

El coordinador general de Izquierda Unida, Eddy Sánchez, entiende que la Comunidad “hace un ejercicio de fabulación al dirigirse a la ciudadanía con ofertas publicitarias sobre principios políticos liberales, cuando en realidad va a seguir con recortes sociales, con menos inversión en sanidad y educación, con estancamiento económico y productivo y con destrucción de empleo. Pero eso sí, consiguiendo que una minoría de madrileños y madrileñas, las rentas de capital y las rentas más altas, vivan mejor”.

Sánchez señala que “solo en 2013” se han dejado de ingresar 2.700 millones en la región, de lo que se han beneficiado “únicamente” 60.000 personas. También recalca que “solo” 10.000 familias se benefician de que Madrid sea la única autonomía sin impuesto de patrimonio, una demanda del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

“Se vuelve al viejo mito de que rebajar impuestos estimula la actividad económica, cuando la experiencia suele demostrar lo contrario”, observa por su parte el portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco. “Es incoherente ya quemientras piden más recursos al Gobierno central, argumentan el ahorro que va a suponer", añade el parlamentario, que critica además “la austeridad expansiva".

Comisiones Obreras considera que el Gobierno regional vuelve a insistir en el error de la misma política fiscal que ha llevado a Madrid, según la EPA del tercer trimestre de 2013, a destruir en un año 150.100 puestos de trabajo, aumentar el desempleo en 25.400 personas y, como consecuencia, a que haya 1.250.000 ciudadanos en riesgo de pobreza. “La política fiscal del Gobierno regional continúa siendo favorable a las mayores rentas y patrimonios. La rebaja anunciada en el IRPF a las rentas bajas de 55 euros anuales es un señuelo que esconde el ahorro para las rentas superiores en algunos casos de más de 2.000 euros”, concluyen desde el sindicato.

Más información