LOS PRESUPUESTOS DE LA GENERALITAT PARA 2014

Más privatizaciones para frenar la deuda

El Consell prepara la “externalización” de plantas de residuos y depuradoras

El pago de los intereses crece más de un 7% pese a la bajada de la prima única

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, a la derecha, acompañado por el portavoz del Consell, José Ciscar. / JOSÉ JORDÁN

El Gobierno valenciano, que preside Alberto Fabra, lanzará en 2014 una nueva oleada de privatizaciones para intentar frenar la deuda y cuadrar el presupuesto de las maltrechas cuentas de la Generalitat.

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, admitió este viernes —tras el pleno del Consell en el que se aprobaron los Presupuestos de la Generalitat para 2014— que prepara nuevos “procesos de externalización” (privatizaciones). Entre los activos susceptibles de venta o de externalización capaces de generar ingresos están las plantas de tratamiento de residuos, las depuradoras, el parque de viviendas y las infraestructuras que ya tienen colgado el cartel de “se vende” como la Ciudad de la Luz, el aeropuerto de Castellón o las sedes de la mayoría de las consejerías. El objetivo es superar los 300 millones de euros de ingresos extraordinarios (un 68% más de lo consignado este año) con los que hacer frente a las tensiones de tesorería.

Además de enajenar cuantos activos pueda para equilibrar los números, el Consell concentrará sus esfuerzos el año próximo en pagar los intereses de la ingente deuda de la Generalitat, que son, tras Sanidad y Educación, el tercer departamento con más presupuesto. A pesar del descenso de los tipos de interés —fundamentalmente por la disminución de la prima de riesgo— los gastos financieros aumentarán un 7,2% respecto a este año y se calcula que alcanzarán los 1.243 millones de euros.

La otra prioridad de Moragues es cerrar la brecha existente entre el gasto presupuestado y el gasto real que ha distorsionado, desde hace décadas, las cuentas de la Consejería de Sanidad. Por esa razón, el presupuesto del departamento que dirige Manuel Llombart crece un 8,8%. Moragues admitió que su pretensión es reducir al máximo las facturas sin cobertura presupuestaria que se amontonan cada final de año.

El dinero destinado al resto de departamentos se reduce respecto a este ejercicio, con recortes superiores al 10%. La excepción es Justicia y Bienestar Social que crece un 2,1%. Las partidas destinadas a Educación quedan congeladas o retroceden (aumentan un 0,2% cuando la previsión de inflación anual es del 1%) y la Consejería de Infraestructuras solo crece nominalmente el 1,3% porque en 2014 incluye el contrato programa con Ferrocarrils de la Generalitat. Descontado este, la pérdida es del 11,2% respecto a este año.

En conjunto, los presupuestos consolidados de la Generalitat para 2014 se elevan a 17.088 millones (16.034 millones sin el sector público) con un aumento del 5,6%. El aumento es de carácter estadístico y no real, por cambios en el sistema contable y el mayor déficit autorizado en 2013.

Los pilares de las cuentas del Consell para 2014

El contexto. La Generalitat prevé una caída de la demanda interna del 0,6%, dos décimas más que en España. Y un mejor comportamiento del sector exterior (1,4% frente al 1,2% estatal) que permiten prever un crecimiento del PIB regional del 0,8% frente al 0,7% del PIB estatal. El PSPV recordó ayer que las previsiones del Consell han fallado los tres últimos años. La inflación prevista es del 1% y, por ahora, se ignora cuál es la previsión de creación de empleo.

El dinero de las consejerías. Casi todos los departamentos tendrán menos dinero para gastar el año que viene. Las excepciones son el servicio de la deuda, cuyo presupuesto aumenta un 15,3%, Sanidad con un 8,8% más y Bienestar Social con un 2,1% de aumento. Educación queda congelada y ni siquiera compensa el efecto de la inflación. Infraestructuras, descontado el efecto del contrato programa del metro, pierde más del 11%. La mengua de Agricultura es superior al 10% y la Consejería de Economía, Empleo, Industria y Comercio pierde un 7,8%.

La distribución del gasto. La inversión real prevista apenas mantiene el pulso. Los 316 millones son un 0,4% más de lo previsto para este año. Por el contrario, los gastos financieros pasan de 1.159 millones a 1.243 con un incremento del 7,2% pese al mejor comportamiento de la prima de riesgo. El gasto de personal se incrementa en el 1,9% tras acabar los dos años de aplicación de los recortes del decreto Vela, mientras que los gastos ordinarios de funcionamiento suben un 10,1%, probablemente por el pago prorrateado de la deuda acumulada en ejercicios anteriores con proveedores de energía, correos, etc.

El origen de los ingresos. El dinero del sistema de financiación autonómica disminuye en 305 millones respecto a 2013. Una mengua que se compensa con la presión fiscal. Aunque la recaudación por impuestos directos baja un 1,2%, la de impuestos indirectos sube un 6,8%, igual que los tributos propios (6%) y los ingresos patrimoniales (10%) y el dinero por enajenación de inversiones (68%).

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana