Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Calles de misterio y encanto

La actriz rememora su infancia en el barrio de los Austrias, donde se concentran sus apegos terrenales y sus nostalgias familiares

Ampliar foto
Emma Suárez en el Teatro Alcázar, donde actúa en 'Los hijos de Kennedy'.

1. El Madrid de los Austrias. Yo no soy española, soy de los Austrias y no tengo país, sino barrio. Sus calles de misterio y encanto me recuerdan a mi infancia y a mi padre, que nos dejó hace muy poquito tiempo. Desgraciadamente, es una zona que ha cambiado mucho, ya no están los antiguos locales que me vieron crecer. Aún así, sigue gustándome pasearlo y lo siento muy mío.

2. Cafetería 4D. Antes se llamaba Las Brujas. Siempre quedábamos allí con mi padre, ya que era su bar de referencia. Se sentaba en la terraza y pasaba las horas escribiendo o leyendo. De hecho, cuando era pequeña y quería localizarlo, llamaba al teléfono fijo del bar para preguntar. Aunque cambió de nombre, mi padre nunca dejó de ir (plaza de la Puerta Cerrada).

3. Casa Jacinto. Es una casa de comidas caseras y de buena calidad. Preparan cocidos espectaculares y te sirven un jamón serrano delicioso. Es un lugar al que van a comer muchos directores de teatro. ¡Normal! El dueño es encantador (Reloj, 20).

4. Galería Kikekeller. Es una galería de arte donde exponen cosas supercuriosas, como una lámpara de bolis bic, por ejemplo. Al fondo tienen una barra y una vez a la semana lo abren como un bar. Es genial pasarse la tarde allí tomando algo (Corredera baja de San Pablo, 17).

5. Café Comercial. Es un sitio emblemático, mítico. Quedo allí muchas veces, ya sea por motivos de trabajo o por placer. Sigue teniendo ese aspecto bohemio de hace años, cuando todavía se podía fumar en el interior Además, conozco a los camareros de toda la vida, lo que es un gusto, teniendo en cuenta que en Madrid la gente viene y va. (Glorieta de Bilbao, 7).

6. Librería El Dragón Lector. Es una librería infantil, aunque también tienen libros para adultos. Suelo pasarme con mis hijos, que disfrutan ojeando los libros y eligiendo el que se llevarán a casa. Un plus que tiene este local es que Pilar y José, los dueños, tienen todo el tiempo del mundo para atenderte y recomendarte la mejor lectura. Es un lugar mágico (Sagunto, 20).

7. El teatro Alcázar. Me gustan todos los teatros, pero este es especial porque es donde estamos representando actualmente Los hijos de Kennedy. Son unas tablas con mucha historia y, a pesar de todo lo que ha sucedido, está en perfectas condiciones (Alcalá, 20).

Una niñez en La Latina

Emma Suárez (Madrid, 1964) nació y vivió su infancia en La Latina, barrio que considera su hogar pese a residir en Chamberí. Tras triunfar en el cine y en la televisión, vuelve al teatro con Los hijos de Kennedy en el Alcázar.

8. Salas alternativas de teatro. La Casa de la Portera, la sala Triángulo, el microteatro o la sala Sol de York son solo unas pocas de las muchas opciones que hay para ver buenos espectáculos, innovadores y diferentes. Es donde se cuece el nuevo teatro, lo que lo convierte en una visita obligada.

9. Taberna de Lea. La he descubierto hace poco. Está en una calle pequeña y tiene solo cuatro o cinco mesas. Es muy barato y te sirven platos riquísimos. Yo suelo preguntar para que me recomienden qué comer, pero el tartar y las chuletitas de cordero están para chuparse los dedos (Galileo, 40).

10. Peluquería Corta Cabeza. Es maravillosa y los peluqueros, mucho más. El espacio es increíble y lo mejor es que te lavan la cabeza estando tumbada. Es muy relajante. Hay muy buena onda, lo que es normal, porque Luciano, el dueño, es estupendo. Siempre que voy pregunto por él (Corredera Baja de San Pablo, 47).