Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre por matar y descuartizar a su novia en Alicante

El hombre acudió al hospital de La Vila Joiosa con heridas y tardó un día en confesar los hechos

Los restos de la víctima, de 26 años, estaban en una vivienda parcialmente calcinada

 atlas

La discusión el lunes por la noche fue violenta, lanzaron objetos por el aire y al final un hombre, M.R.S., español de 37 años y sin antecedentes ni denuncia previa por malos tratos, acabó matando y descuartizando a su pareja, una chica rumana de 26 años. El agresor se entregó un día después.

La Guardia Civil ha detenido esta madrugada en La Vila Joiosa (Alicante) al agresor, que acudió al hospital de esta localidad próxima a Benidorm con heridas leves de arma blanca y confesó que había matado a su pareja, a la que descuartizó, según han confirmado fuentes de la Delegación de Gobierno.

El hombre, natural de Benidorm y sin antecedentes por violencia de género, se presentó poco antes de las siete de la tarde de este martes en el hospital herido y confesó que había matado a su pareja. Esta madrugada los agentes de la Guardia Civil arrestaban al agresor, que admitió los hechos.

La Guardia Civil se personó después en su domicilio, una vivienda aislada, en la partida del Teix Baix, de la localidad de Torremanzanas, en la carretera a Relleu. Allí encontró "restos" de la mujer descuartizada. Según las primeras investigaciones, el hombre mató a la mujer y abrió en canal el cadáver antes de cortar varios de los miembros. Luego intentó incendiar la casa de campo en la que vivían apilando varios muebles. El fuego afectó a una de las habitaciones de la casa.

El supuesto homicida el martes confesó el crimen a su padre, que reside en Benidorm, y éste le recomendó que fuera al hospital a curarse las heridas. Una vez allí, los médicos avisaron a la Guardia Civil. El hombre, que está detenido en los calabozos de Sant Joan d'Alacant, será puesto a disposición de los juzgados de San Vicente del Raspeig por un posible delito de homicidio doloso, y declarará el viernes ante el juez, según informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

Aunque el levantamiento del cadáver correspondió al Juzgado de Instrucción número uno de Sant Vicent del Raspeig, la titular se inhibirá a favor de Instrucción cuatro de la misma localidad por ser este el competente en materia de violencia machista.

Repulsa por el crimen

El Ayuntamiento de Torremanzanas ha convocado al mediodía de hoy a los vecinos para guardar tres minutos de silencio en repulsa por el crimen ocurrido en una casa de campo del municipio.

En declaraciones a EFE, el alcalde de Torremanzanas, Cristóbal Sala, del PP, ha explicado que esta "inexplicable desgracia" ha "convulsionado" a los cerca de 800 vecinos. Según el alcalde, ni la víctima ni el presunto autor eran muy conocidos en el pueblo.

Además de la concentración de tres minutos a las puertas del ayuntamiento, el alcalde se reunirá con los concejales para estudiar si decretan alguna otra medida de luto. "Estamos fastidiados porque somos pocos vecinos y aquí todo el mundo se conoce. Una cosa así nunca había ocurrido antes, y no nos gusta ser noticia por desgracias como esta", ha explicado.

También se han convocado una concentración de repulsa la Delegación del Gobierno en Valencia y la subdelegación en Alicante. Se han celebrado a la una de la tarde.  

Por su parte, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que también ha condenado el crimen, ha insistido en la importancia de romper el silencio en torno a la violencia de género y evitar que los agresores queden impunes.

Mato ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que no sea indiferente ante los malos tratos y a las mujeres que están viviendo esta situación, para que lo comuniquen y pidan ayuda.

39 muertes violentas este año

EFE

Esta muerte eleva a 39 el número de mujeres fallecidas por violencia machista en lo que va de año, seis de ellas en la Comunidad Valenciana. Hasta el de anoche, el último caso era el de una mujer de 48 años que falleció en Paiporta (Valencia) el pasado 9 de octubre tras recibir múltiples puñaladas en el cuello y en el pecho, asestadas presuntamente por su pareja, un hombre de 42 años que fue detenido.

La mujer fallecida en Torremanzanas es la tercera que pierde la vida por la violencia machista en octubre y la sexta que muere en la Comunidad Valenciana en lo que va de año.

Andalucía y Madrid, con ocho víctimas mortales cada una, son las comunidades más trágicas en cuanto a este tipo de violencia se refiere. Seis mujeres fallecieron en la Comunitat Valenciana. Tres en Cataluña. Dos en Islas Baleares, las mismas que en Castilla-La Mancha, Canarias, Castilla y León y Cantabria. Y una en cada una de las comunidades de Galicia, País Vasco, Aragón y Extremadura.

Cuatro mujeres murieron en enero, otras tres en febrero, siete en marzo, cuatro en abril, seis en mayo, tres en junio, dos en julio, una en agosto y seis en septiembre. Veintinueve de las víctimas eran españolas y diez, incluida la fallecida anoche, extranjeras.

Trece tenían entre 31 y 40 años; diez entre 21 y 30; siete tenían entre 41 y 50; cinco eran mayores de 64 años; dos tenían entre 51 y 64, una tenía entre 18 y 20, y otra más era menor de 18 años. Veinte de las mujeres fallecidas, sin incluir la de hoy, convivían con el agresor y otras dieciocho no. Y tan sólo seis de ellas había denunciado maltrato, aunque sólo una tenía orden de protección en vigor.