Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ congela de nuevo los planes de jubilación de médicos del Consell

Sanidad no puede echar a un facultativo al que había negado una prórroga laboral

Una sentencia anterior ya había frenado el despido de médicos activos de más de 65 años

Los planes de jubilación forzosa de médicos de la Generalitat han vuelto a chocar con el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). Los tribunales han suspendido de forma cautelar la jubilación de un facultativo de Castellón al que la Administración le había negado la posibilidad de seguir ejerciendo una vez cumplido los 65 años.

Esta decisión, provisional a la espera de la sentencia definitiva, abre la puerta a que se sumen a ella otros médicos afectados por la misma medida, según el sindicato médico CESM, que llevó el caso al juzgado y que ha obtenido el refrendo judicial porque al profesional se le rechazó la prórroga "sin razón legítima alguna".

La Consejería de Sanidad no cree que se pueda generalizar este caso. "Al salir la instrucción sobre jubilaciones justo en el momento en que este médico ya había pedido la prórroga, el tribunal ha suspendido cautelarmente la jubilación para estudiar el caso con más detalle. Lo asumimos y respetamos, pero no afecta a las jubilaciones del personal facultativo que cumple 65 años, que se mantiene", señalan desde el departamento que dirige Manuel Llombart.

Antes, el TSJ ya se había pronunciado en contra de otras jubilaciones. En este caso se trataba de médicos que habían recibido el aval de Sanidad para continuar trabajando y que, una vez puesto en marcha el plan de jubilaciones por parte de la Consejería, se había revocado esta decisión, obligándolos a jubilarles.

Para el CESM, esta última resolución, "sumada a la suspensión cautelar ya vigente para los médicos que disfrutaban de prórroga en su jubilación, pone en cuestión la legalidad de las recientes disposiciones" adoptadas por el departamento dirigido por Manuel Llombart, "que pretendía llevar a cabo un ERE de profesionales encubierto, sin consideración alguna a las necesidades sanitarias de los valencianos, con el único objetivo de reducir el gasto público por motivos políticos".

 

 

Más información