Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El impacto del recorte estatal supondría 45.000 empleos públicos menos

Socialistas e IU aseguran que los Presupuestos del Estado "asfixian" a Andalucía

María Jesús Montero, en el Parlamento. Ampliar foto
María Jesús Montero, en el Parlamento.

El próximo Presupuesto de la Junta de Andalucía tiene que elaborarse con 1.200 millones de euros menos. PSOE e Izquierda Unida aún no han cerrado un acuerdo, aunque ninguno de los dos socios del Gobierno de coalición duda de que el proyecto de ley entrará en el Parlamento a finales de mes, como es preceptivo. Una de las recetas que proponen los populares para cuadrar estas cuentas y, en menor medida, también IU, es reducir el sector público, “la grasa” en palabras de los responsables políticos. El socialista José Caballos aseguró que si el ajuste se hiciera solo con el empleo público este supondría la eliminación de 45.000 empleos en la Administración autonómica.

Caballos hizo ese cálculo durante la comparecencia de la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, para valorar la repercusión de los Presupuestos Generales del Estado en Andalucía. Según ella, las cuentas estatales están diseñadas para “asfixiar” a las comunidades autónomas, ya que el Estado se reserva el aumento de los ingresos por la subida de los impuestos, se adjudica un déficit cinco veces mayor que las comunidades y reduce las partidas para atender los servicios básicos.

Montero pidió al PP que apoye las enmiendas que los socialistas y también IU van a presentar en las Cortes durante la tramitación de las cuentas estatales relativas a Andalucía ya de lo contrario, según ella, los populares andaluces darían “el visto bueno al maltrato” a la comunidad.

El portavoz del PP, Carlos Rojas, defendió el proyecto del Gobierno central porque, en su opinión, “dan confianza y credibilidad”. Rojas defendió las inversiones previstas que suponen el 17,3% del total regionalizado, medio punto menos de lo que fija el Estatuto de Autonomía.

El diputado de IU Ignacio García hizo un llamamiento a la “honestidad política y ética del PP” para que cuando reclamen a la Junta más gasto en políticas sociales reconozcan el recorte de ingresos por parte del Gobierno central “para impedir políticas sociales”.

Caballos apuntó que el recorte en el Presupuesto andaluz será mayor a los 1.200 millones cuando analicen con detalle la minoración de las transferencias finalistas del Estado. “Nos asfixian, porque quieren que apliquemos las mismas