Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
josé manuel rey varela | ALCALDE DE FERROL

“Solo el 4% de la deuda del Estado es municipal; el resto es de autonomías”

El presidente de la Federación Galega de Municipios mantiene su oposición a la Ley de Bases

José Manuel Rey Varela  en su despacho
José Manuel Rey Varela en su despacho

Lleva dos años acomodado en el sillón de la alcaldía ferrolana con el confort de las mayorías absolutas y comanda la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) en pie de guerra contra la reforma de la Ley de Bases del Régimen Local. A José Manuel Rey Varela (Ferrol, 1975) le toca liderar la oposición de regidores gallegos de todos los colores contra un texto legal redactado por un Gobierno de su partido, el PP, que va por el décimo borrador y que no gusta a los munícipes. Admite que es “confusa” en las competencias y que amenaza la supervivencia de los ayuntamientos menos poblados. Anuncia nuevas fusiones entre municipios sin desvelar cuales.

Pregunta. ¿Peligra la autonomía local?

Respuesta. Esta norma tan esperada por el municipalismo español no responde a una espera de tantos años.

P. Muy esperada y muy mal acogida.

R. El discurso es mayor financiación para más competencias. No vamos a renunciar a eso. Hay servicios que prestamos los Ayuntamientos que, en la actual coyuntura, no absorberían otras Administraciones.

P. El socialista Abel Caballero, alcalde de Vigo y vicepresidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), considera que este proyecto es un “disparate”.

R. No me gustan estos calificativos pero lo cierto es que ha dado muchas vueltas y va por el décimo borrador. Hubo avances sustantivos desde el primer documento —el ministerio de Hacienda lo presentó en febrero y el Consejo de Ministros lo aprobó en julio— como la eliminación del coste estándar, que era una barbaridad, pero no responde a lo que pedimos. La Fegamp fue la primera en alegar ante la FEMP y ahora en el Congreso de los Diputados. Confiamos en que mejore aspectos en la tramitación parlamentaria.

P. ¿Y cree que será eficaz una ley que requiere tantas mejoras y con tanta oposición de los que tienen que aplicarla?

R. Esperemos que clarifique las competencias de cada Administración. Ya ni se pide más dinero. Pedimos ejercer un mínimo de competencias para garantizar la autonomía local con independencia del tamaño del municipio.

P. ¿En qué se sustancia la oposición gallega?

R. En cuatro temas. El primero, competencial. Alumbrado, padrón... son servicios que tiene que dar el Ayuntamiento. No hay demasiada claridad en lo que significa coordinar con las Diputaciones. Dos: educación y sanidad. No es normal que la comunidad autónoma construya el colegio y al Ayuntamiento le toquen los conserjes y el mantenimiento. El tercer bloque son los servicios sociales, que son de proximidad. Galicia es diferente a otros territorios por dos factores clave: dispersión y envejecimiento. No le podemos pedir a un vecino que vaya a la capital a un protocolo. El cuarto pasa por potenciar los controles económicos en los Ayuntamientos que no se corresponde con la realidad.

P. ¿Por qué lo dice?

R. La deuda de todos los municipios sobre la deuda del Estado es del 4%. El 96% restante es de la autonomías. En 2012, las únicas Administraciones que cumplieron el objetivo del déficit fueron las locales, con independencia de quienes fueran sus alcaldes. No se le puede decir a la opinión pública que los Ayuntamientos malgastamos.

P. Lo raro de la ley es que ha puesto de acuerdo a todos los alcaldes, sin importar el partido. ¿A dónde llegarán sus protestas?

R. Forma parte de la tradición del municipalismo gallego. Esperemos que haya avances en su tramitación. No me planteo otro escenario.

P. ¿Ahorrarán los 8.000 millones de euros que dijo Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda?

R. Espero que así sea y se aclare quién tiene que pagar cada cosa.

P. ¿Pondrán un tope común a los salarios de alcaldes y ediles?

R. Existe un principio de acuerdo en la Fegamp sobre las retribuciones. Con la tabla del ministerio, hay alcaldes que cobrarían menos que auxiliares administrativos a su cargo. No parece razonable. Tampoco los sueldos desorbitados que nos encontramos. Planteamos que se equipare al de un jefe de servicio de la Xunta, unos 35.000 euros anuales.

P. ¿Hay demasiados concejales en Galicia?

R. Lo que hay que ver es si es demasiado gasto. El 80% de los cargos públicos no cobran. Es un dato que debería repasar el ministerio.

P. ¿Son demasiados 314 municipios? ¿Cree usted que habrá más fusiones?

R. La palabra cooperación, que no estaba de moda entre los alcaldes hace diez años, hoy es una máxima. Las fusiones son voluntarias. Me consta que hay conversaciones entre algunos alcaldes y no creo que deba mirarse solo hacia los pequeños Ayuntamientos. Hay que ser ambicioso y pensar en el mapa municipal del futuro.

R. ¿Candidatos voluntarios para fusionarse?

P. No puedo adelantar nada porque les corresponde a los implicados.

P. ¿Dónde es más fácil mandar: en Ferrol o en la Fegamp?

R. No hay puestos cómodos. El diálogo es un reto diario.

P. ¿Cómo justifica la actitud de los alcaldes de Baralla y Beade con el franquismo?

R. Como presidente de todos no hago juicios de valor.

P. ¿Y que su partido (PP) no haya explicado aún la financiación irregular que destapó el caso Bárcenas?

R. Como presidente de la Fegamp trato de no entrar en temas partidistas. Como José Manuel Rey, en otra entrevista, te lo explico.

P. Cuando quiera.

R. Represento a 313 alcaldes y a cuatro presidentes de Diputaciones. Trato de ser respetuoso.

P. ¿Qué le quita el sueño ahora mismo?

R. El naval. No es mi competencia pero me quita el sueño.

P. ¿A qué puertas ha llamado para buscar carga de trabajo?

R. A todas. Si alguien ha demostrado baja productividad es la dirección de Navantia.

P. En el ecuador de su mandato en Ferrol, ¿qué balance hace de estos años?

R. Se han sentado las bases para transformar la ciudad en urbanismo, economía y bienestar social, en esto, con una de las mejores políticas de España.

P. A simple vista, todo parece igual: en obras.

R. Son acciones tirón en los entornos urbanos más importantes (plaza de España, Cantón o parque Reina Sofía). Rematarán este año o el que viene.

P. El 30 de septiembre adjudicó 30 pisos sociales pero son un centenar las familias que reclaman una vivienda de este tipo en el barrio de Recimil.

R. Vamos a tratar de tener más pisos disponibles y reorganizar la vivienda.

P. El Ministerio de Defensa reclama medio millón de euros por ceder nueve inmuebles que ya eran públicos.

R. Es un convenio más ventajoso que el que había. Hay que cerrar las heridas urbanísticas del pasado.