Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primarias con giro a la izquierda

Los dos candidatos defienden fortalecer el sector público y limitación de mandatos

Primarias con giro a la izquierda

Comparten un diagnóstico común —que pide acabar con la división del PSdeG y volver a apoyarse en las bases— así como esa media docena de ideas que todo partido político (de la ideología que sea) introduce con letras grandes en sus programas electorales: la participación, la transparencia, el diálogo, la ética en la vida pública, la regeneración... Y también una apuesta decidida por el municipalismo, el valor de lo público y la defensa de las políticas sociales. Pero en los proyectos que presentan a la militancia socialista el presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, y el alcalde de A Illa de Arousa, Manel Vázquez, hay también diferencias de fondo sobre lo que debe ser el PSdeG del futuro. No está previsto ver a los dos aspirantes —que el próximo 7 de septiembre se batirán en unas primarias experimentales que solo se ensayan en Galicia y cuya campaña se inicia hoy — debatiendo cara a cara, aunque algunos medios, entre ellos EL PAÍS, lo hayan pedido. La dirección federal ha reclamado mesura a los contendientes y en la carrera por los avales ha primado un absoluto respeto entre ambos.

 El reglamento del congreso establece que entre el 28 y el 6 de septiembre tendrá lugar la campaña. El sábado día 7 los 11.250 militantes registrados en el censo del partido elegirán en sus agrupaciones locales al secretario general y también a los delegados que designarán, en un congreso extraordinario fijado para el 29 de septiembre, al resto de la dirección del PSdeG. Besteiro parte con gran ventaja. Ha obtenido 5.189 avales. Vázquez, la sorpresa en este proceso, también superó el listón del 10% de la militancia para pujar por el liderazgo del partido y ha recabado 1.307. Desde hace meses ambos han viajado por toda Galicia para explicar sus proyectos. Hoy empieza la recta final: el dirigente lucense programará 50 encuentros con las bases “por la renovación interna”. En la carretera se cruzará con su rival, que sigue cerrando actos y que tiene previsto llegar a decenas de agrupaciones.

Besteiro ha resumido su programa en seis folios: pide un partido “fuerte, unido, renovado y marcadamente gallego" dentro de una organización federal que se interese por los problemas de Galicia. Y para lograrlo propone docena y media de propuestas concretas. Vázquez estructura su proyecto en cuatro líneas: municipalismo, agrupaciones locales, federalismo y defensa de lo público y participación ciudadana.

Principales propuestas de Besteiro

Primarias para las secretarías generales bajo el principio de un militante, un voto. Primarias para candidatos abiertas a simpatizantes, siempre que el número de habitantes de la población nos lo permita.

Limitación de mandatos para los cargos orgánicos (ya sean de la oposición o de gobierno).

Poner a disposición de la ciudadanía las cuentas y los salarios del partido.

Posibilidad de establecer sanciones a cargos que incumplan sus obligaciones.

Declaración de bienes de los representantes del PSdeg en los distintos niveles del Gobierno.

Obligación de comparecer y responder a la prensa.

Ambos aspirantes apuestan por consagrar las primarias para elegir a los secretarios generales y a los candidatos a la Xunta. Besteiro propone abrir en este último caso la consulta a los simpatizantes. El alcalde de A Illa quiere que las primarias lleguen también a la elección de candidatos a diputados y senadores y que sean las comarcas los que elijan a sus representantes. Ambos contendientes proponen códigos éticos que limiten los mandatos de los cargos socialistas y medidas para fomentar la transparencia. Besteiro alude a la publicación de las cuentas del partido, incluidos los salarios de la cúpula, declaraciones de bienes de sus integrantes, y hasta la posibilidad de establecer multas económicas a los cargos públicos que no ejerzan adecuadamente. Los representantes en las instituciones deberán contestar obligatoriamente preguntas en las ruedas de prensa y dar explicaciones de forma periódica a la militancia y la ciudadanía sobre sus decisiones políticas. Vázquez baja al detalle y pide que alcaldes y concejales lo hagan cada trimestre y los diputados y senadores, dos veces al año.

Principales propuestas de Manel Vázquez

Primarias para elegir al secretario general, a los candidatos y a diputados y senadores (en estas últimas cada comarca elegirá a sus representantes).

Suprimir las secretarías provinciales del PSdeG y volver a la estructura comarcal.

Obligación de los cargos de rendir cuentas ante las bases. Los concejales y alcaldes, cada tres meses, diputados y senadores, cada semestre.

Reforzar el municipalismo y eliminar las diputaciones y las provincias, así como el Senado. Referéndum sobre la jefatura del Estado.

Estudiar fórmulas de democracia indirecta como las que ya se están utilizando en Suiza, Estados Unidos e Islandia.

Si cumplen con lo prometido, el futuro PSdeG reforzará las agrupaciones locales. La propuesta está en el programa de ambos candidatos, igual que la formación continua de la militancia a través de las nuevas tecnologías de la información. Vázquez prevé incluso que la futura Ejecutiva Nacional la integren representantes de las distintas comarcas. De hecho, su idea es volver a la organización comarcal del partido y acabar con las estructuras provinciales por las que apostó el PSdeG tras perder la Xunta en 2009.

Los aspirantes a liderar el socialismo gallego no se quedan en las propuestas orgánicas y detallan también cuáles deben ser las líneas políticas del partido en el futuro. Es ahí donde surgen las mayores diferencias. La defensa del municipalismo es común a ambos, pero el alcalde de A Illa exhibe un plan más radical que pasa por eliminar las diputaciones, las provincias y el Senado (sería necesaria una reforma de la Constitución) para avanzar hacia una España federal y republicana. De hecho, Manel Vázquez plantea también que sea “el propio electorado español quien decida libremente sobre el modelo de la jefatura del Estado”.

Besteiro prefiere moverse dentro del actual marco constitucional y defiende “frente al sistema actual de diputaciones, ahondar en un nuevo modelo de intermunicipalidad y trabajo en red que fomente la cooperación de los ayuntamientos más pequeños”. Las grandes líneas políticas del PSdeG las estructura el dirigente lucense en torno a grandes objetivos genéricos: la lucha contra la despoblación del rural, el fomento de la productividad a través de la inversión en I+D+i o la “defensa de una Galicia que cree en sí misma y apuesta por su cultura, idioma, historia y territorio”. También aboga por recuperar la participación pública en los sectores estratégicos y critica las “grandes privatizaciones llevadas a cabo por el PP y que encarecieron los servicios prestados a los ciudadanos”. El objetivo de Besteiro es “fortalecer la eficacia del sector público como la primera barrera para frenar las desigualdades”. Recuerda que España es el cuarto país de la Unión Europea con menor número de funcionarios y explica que para tener un sector público fuerte es necesario “suprimir duplicidades que lo hacen ineficiente”.

En esa misma línea de reivindicación de lo público, el alcalde de A Illa de Arousa, que ha creado un banco público en el municipio donde gobierna para conceder préstamos a las pymes, va más lejos y sostiene que el mercado privado “está sometido a intereses que no coinciden con los de la mayoría social”. Y añade que “frente a las ideas y formas de gestión neoliberales que privan lo privado frente a lo público”, la tarea de los socialistas es demostrar que “lo público bien gestionado puede y debe ser rentable, eficaz y sostenible”.

 

Más información