Selecciona Edición
Iniciar sesión
LA CRISIS DE UPYD

Crecen las bajas de cabezas de lista de UPyD críticos con la dirección

El ex coordinador territorial del País Vasco, Nicolás de Miguel, denuncia actitudes “sectarias”

Nicolás de Miguel en San Sebastián

“Somos gentes que merecemos otra forma de hacer política, mejor dicho, de hacer Política con mayúscula, alejada de los políticos profesionales, atrincherados en sus listas cerradas, sumisos, empleados de sus aparatos”. Era uno de los párrafos finales del manifiesto con el que el historiador Nicolás de Miguel se presentó como cabeza de cartel de San Sebastián, de UPyD, en las últimas elecciones municipales. El lunes entregó su carné y remitió un e-mail a la dirección del partido en Euskadi, para darse de baja y poner por escrito las razones que, según critica, no le han dejado exponer internamente. “Me voy porque he descubierto un aparato sectario que no sólo no admite ni el debate ni las críticas internas, sino que margina a quien discrepa”, aseguró a EL PAÍS en San Sebastián.

La baja de Nicolás de Miguel, ex número dos en las listas al Congreso, además de coordinador general de la formación en el País Vasco desde 2010, se produce en el corazón de UPyD. San Sebastián fue la cuna del partido. En mayo de 2007 unas 45 personas se reunieron en la capital donostiarra con el objetivo de debatir sobre la necesidad y posibilidad de crear un nuevo partido político que hiciera frente al PP y al PSOE. Cuatro meses después nació UPyD. De Miguel se incorporó tres años después. “Entré pese a Rosa Díez, pensando que el proyecto merecía la pena, que se trataba de una formación que iba a transitar entre los ciudadanos para buscar soluciones más participativas, y sólo busca el poder. Las ideas se están transformando en ocurrencias y si discrepas te demonizan”, aseguró De Miguel.

No son rebotados, son, somos, indignados con UPyD"

La marcha de este exdirigente, se produce dos meses después de la que protagonizaron los cabezas de cartel a las municipales en Vitoria, Carlos Sevillano, y al Congreso y a la diputación foral de Álava, Fernando García. Fuera de Euskadi también se han ido por razones similares el candidato a la presidencia de la Xunta por UPyD, José Canedo, el ex responsable de Redes Sociales del Consejo Territorial de Galicia, Juancho Chouza, y el número 2 al Ayuntamiento de León en las pasadas elecciones municipales, Guillermo Martínez Robles, entre otros. El partido en Euskadi le quitó importancia a la crisis interna y sostiene que los abandonos en Euskadi son “rebotados” que han perdido en la batalla de poder interna por controlar la organización provincial. Para Nicolás de Miguel la denominación debiera de ser otra: “No son unos rebotados. Son como yo, unos indignados de UPyD, los cada vez más indignados con UPyD”, criticó.