Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

En estado crítico un ‘casteller’ tras una caída en las fiestas de Gràcia

El hombre, de 40 años, se encuentra en el Hospital Clínic con una fractura cervical alta

Otras dos personas fueron atendidas por el SEM y la Cruz Roja

El inicio de la caída de los castellers de Gràcia. Ampliar foto
El inicio de la caída de los castellers de Gràcia.

Un miembro de la colla de los Castellers de la Vila de Gràcia resultó herido grave este domingo tras desplomarse una de las torres humanas levantadas durante la Diada Castellera de la Fiesta Mayor de Gràcia. Después de cargar [construir] un cinc de vuit (5 de 8), el castell se desestabilizó y se desplomó, dejando varios lesionados de diferente consideración. El más grave es un hombre, de 40 años de edad, formaba parte de la pinya [la base] de la construcción, que entró en parada cardiorrespiratoria cuando uno de sus compañeros le cayó encima. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) desplazó una unidad medicalizada y lo reanimaron en el lugar del accidente. El hombre fue trasladado al hospital Clínic. Por la noche se encontraba en estado crítico con una fractura cervical alta.

El SEM también atendió a un hombre de 36 años por una contusión en la espalda, que fue trasladado al hospital de la Esperanza. La Cruz Roja, por su parte, prestó ayuda a un menor de 11 años, también miembro de la colla, que fue llevado al hospital de Nens de Barcelona. Ambos fueron dados de alta el mismo día. Los otros afectados, con lesiones menores, pudieron abandonar el lugar del incidente por su propio pie.

Con la plaza de la Vila a reventar, el barrio de Gràcia acogía el domingo la Diada Castellera con la participación de Els Xiquets de Reus y Xicots de Vilafranca, además de los Castellers Vila de Gràcia. Tras el incidente, la organización decidió suspender la actuación. “Yo salí solo con un chichón. Son cosas que pasan cuando estás en una colla, pero no deja de impresionarte y te preocupas mucho por tus compañeros”, explicó un integrante de la colla anfitriona.

“En la parte derecha del castell alguien temblaba mucho”, aseguró Carlos Torres, un alicantino de visita en Barcelona que estaba en la plaza en el momento de la caída de la torre. “Un señor a mi lado, que parecía saber mucho de castells, estaba preocupado y justo a medio descargar, cayeron”, recuerda Torres, autor de una de las fotos del accidente que ayer corrían por Twitter y otras redes sociales, junto con mensajes de apoyo y simpatía a los Castellers Vila de Gràcia. Desde la colla no quisieron hacer ningún comentario.

La Coordinadora de ‘colles’

recuerda que solo caen

el 3% de los castillos

Se trata, de largo, del peor accidente desde que se inició la temporada y el más grave en mucho tiempo. Las contusiones son habituales en la construcción de los castells, pero no así los accidentes importantes. Desde la Coordinadora de Colles Castelleres de Catalunya recordaron que el año pasado, en toda Cataluña, se alzaron un total de 9.357 castells y el porcentaje de caídas es solo del 3%.

Con todo, la seguridad en los castells es un asunto recurrente, especialmente por la participación de muchos menores en las collas. La muerte de una niña de 12 años de los Capgrossos de Mataró en 2006 precipitó la obligatoriedad de los cascos para la anxaneta y el acotxador, los dos participantes de las colles de menor edad y los que más arriba suben.

La colla de Gràcia, o los azules, como también se les conoce, fue fundada en 1996. Su primer castell descargado fue en agosto de 2003, en el mismo escenario donde ayer ocurrió el accidente.