Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
padrón municipal 2012

Madrid vuelve a la población de 2008 pero con más mayores y menos foráneos

La ciudad pierde un 0,69% de vecinos en un año (22.304), aumenta la edad media de los habitantes y los foráneos adquieren la nacionalidad española

Ampliar foto
Transeúntes en la calle Preciados de Madrid.

La ciudad de Madrid tiene 3.215.633 habitantes, a 1 de enero de 2013, 22.304 menos que un año antes (caen un 0,69%, menor que el descenso del 0,97% en el anterior padrón), en una línea de descenso de población que suma tres años consecutivos, y que devuelve a la capital a cifras del 2008. Son cada vez más mayores y hay menos porcentaje de extranjeros. La edad promedio de los madrileños ha aumentado desde los 41,9 en 2005 a 43,1, debido al descenso de la natalidad y al aumento de la esperanza de vida. Los extranjeros son menos porque se ha frenado su llegada e incrementado el regreso a sus países con la crisis pero sobre todo porque ha habido en los últimos años una tendencia muy acusada a la nacionalización, como señala la delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa, en la presentación del análisis estadístico del padrón municipal.

Por distritos, solo aumenta la población en Villa de Vallecas (2,53%) y Fuencarral-El Pardo (3,4%), por los nuevos desarrollos urbanísticos, y un 0,09% en Arganzuela. Los que más vecinos pierden son Puente de Vallecas (un 1,84%), Moratalaz y Ciudad Lineal. El distrito  más envejecido es Chamberí,con una edad media de 48 años y un 9,2% de población de más de 80 años. 

ampliar foto
LA DEMOGRAFÍA DE LA CAPITAL

Los extranjeros son 463.242, 36.299 menos que en 2011, pero significativamente los que tienen nacionalidad española pero nacieron en otro país son 220.647, 23.722 más que un año antes, lo que da idea de que la bajada del número de personas extranjeras se debe en su mayor parte a que muchos han adquirido la nacionalidad española.

Con el descenso de la natalidad tras el máximo histórico de 2008 (la tasa bruta de natalidad ha caído un 14,8% en cinco años) y el incremento de las defunciones el crecimiento vegetativo de la población es de apenas 5.184 habitantes y el panorama demográfico para el futuro se tiñe de canas. “El desempleo es letal” para la natalidad, afirma Dancausa que aboga por crear las condiciones para que “haya más nacimientos”. No quiso pronunciarse sobre la decisión del Gobierno de excluir los tratamientos de fertilidad de la sanidad pública para mujeres solas o lesbianas.

Los jóvenes que van a entrar en el mercado laboral son un 20% menos de los que van a jubilarse, destaca Dancausa, que añade que la generación de 15 años (26.118) son menos de la mitad que los que tienen 35 (57.130).

Dancausa, que resalta la importancia de observar la evolución demográfica para establecer las políticas de las administraciones, considera que con este escenario habrá un “impacto notable” a la baja en la demanda de vivienda con lo que habrá que “ajustar” la oferta de pisos de protección oficial. También se refirió a los efectos del envejecimiento de la población para la sanidad y las pensiones para señalar la necesidad de tomar medidas para afrontar esta situación.