La Comunidad impulsará prácticas en empresas por 240 euros al mes

La propuesta incluye 500 horas de prácticas en empresas

Los sindicatos alertan de que el plan puede facilitar “mano de obra barata”

Primero lo que se sabe. La consejera de Empleo, Ana Isabel Mariño, anunció ayer un plan de formación de prácticas remuneradas en empresas para desempleados de larga duración (más de un año) y jóvenes sin experiencia laboral. Supone hasta 500 horas de prácticas con una remuneración de 240 euros al mes. El programa, previsto para antes de fin de año, será de carácter voluntario y se podrá solicitar en las oficinas de empleo. La Comunidad de Madrid destinará unos 11 millones de euros a este plan, que no incluye un compromiso posterior de contratación por parte de las empresas. “Tenemos que estar preparados para que nuestros desempleados estén dispuestos a entrar en el mercado laboral con fuerza”, dijo ayer Mariño.

Y ahora lo que se ignora del programa, del que la consejera anunció apenas unas líneas en un acto convocado para visitar un puente histórico de cinco siglos. Empleo no aclara, a preguntas de este periódico, cómo se distribuirán esas 500 horas, qué horario tendrán los aspirantes o a qué franjas de edades alude cuando habla de jóvenes, entre otras cuestiones.

El plan estatal para mejorar la inserción laboral de los jóvenes, aprobado en julio, limita la edad a menores de 30 años y regula mucho menos tiempo de dedicación: hasta 210 horas de formación, en la que incluyen las prácticas no laborales. El plan del Gobierno de Rajoy, eso sí, no incluye compensación económica para todos los aspirantes. Prevé becas de hasta nueve euros diarios por asistencia (180 euros en caso de que se acuda 20 días al mes) y ayudas para transporte, manutención o alojamiento.

Cursos de idiomas perdidos

La Consejería de Empleo anunció el pasado agosto 1.750 cursos gratuitos de alemán, inglés y chino para “mejorar la inserción laboral” de 26.000 parados. El presupuesto previsto era de nueve millones y se anunció que se pondría en marcha en enero. Un año después, siguen sin convocarse. Empleo aseguró en mayo que los habilitaría cuando “se registren ofertas masivas de empleo en firme de empresas del exterior”. Ayer un portavoz oficial se remitió a esa misma explicación.

La Comunidad arrastra además una deuda de años con las academias de formación de la región. En mayo, les adeudaba 36 millones de euros por cursos concedidos y organizados en 2010 y 2011, a pesar de que se financiaban con dinero estatal y europeo y el Gobierno regional no aportaba un euro. La Comunidad se comprometió a un plan de pago para liquidar la deuda “cuanto antes”. Todavía deben unos seis millones, según fuentes del sector.

El plan estatal sí recoge un “compromiso de contratación”, según la resolución nacional publicada el pasado 23 de julio. En el caso de Madrid, un portavoz regional asegura que existen otros programas que persiguen la contratación de “al menos el 60% de los alumnos” cerrados directamente con las empresas. Son 162 cursos y se esperan más de 1.600 contrataciones, según los datos oficiales.

La Comunidad tampoco aclara qué empresas han mostrado interés por la iniciativa o cuántos posibles beneficiarios puede haber. Un portavoz de Empleo se remite al Consejo de Gobierno previsto “en las próximas semanas” para aclarar estos y otros detalles, como si los 11 millones comprometidos —de los que tampoco aclaran si salen de fondos propios, del Estado o europeos— servirán para retribuir también a las empresas o solo a los voluntarios.

Los empresarios aplauden esta nueva medida “para intentar recuperar a desempleados” y muestran “su total disposición” para respaldarlo, según fuentes de la Ceim (Confederación Empresarial de Madrid) que no aclaran tampoco si podrán afrontar esa tarea junto con los centros de formación. Madrid dispone de unos 500 centros de este tipo y la mayoría de su tejido empresarial está compuesto por empresas con menos de 10 trabajadores, lo que dificultaría la supervisión y formación de los futuros becarios, según fuentes del sector.

La consejería tampoco aclara si habilitará algún mecanismo de control para que las prácticas no se conviertan en empleos precarios, como temen los sindicatos. CC OO y UGT alertaron ayer de que esta nueva fórmula podría cambiar los empleos temporales actuales por mano de obra mucho más barata. Un portavoz de Empleo asegura que se aplicará “la normativa vigente” para controlar que eso no se produzca. “No existe regulación para controlar que esas prácticas no se conviertan en trabajos casi esclavos”, señala Isabel Vilabella, secretaria de Formación de UGT. Las centrales aseguran que les falta información para medir el impacto y los beneficios de este nuevo programa, del que aseguran que tuvieron conocimiento por un “anuncio sin detalles” a finales de julio.

La convocatoria prevista por la Comunidad, a falta de conocer la letra pequeña, supera con creces las horas de prácticas de los modelos actuales de formación. Madrid prevé 500 horas en las empresas y otras 300 de teoría supervisadas en los centros de formación. En el caso de la propuesta estatal, como ya se ha mencionado, son 210 horas. Entre el 30 y el 40% de ese tiempo se podrá destinar a las prácticas, es decir, un máximo de 84 horas, aunque contempla las prórrogas como opción. La propuesta regional también supera el tiempo de prácticas necesarias para obtener los llamados certificados de profesionalidad, unos cursos de habilitación similares a la FP.

En el curso de cocina, por ejemplo, se destinan 80 horas de las 810 del módulo, según informa el Servicio Público de Empleo Estatal en su web. Para conseguir el título de gestión informática se emplean 80 de 420 horas.

 

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana