Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat pedirá la recusación de Pérez de los Cobos en 24 litigios

El Gobierno catalán entiende que la militancia del presidente del Constitucional en el PP es una "causa objetiva de pérdida de imparcialidad"

EXAMEN EN EL SENADO. Comparecencia del presidente del Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, el 6 de octubre de 2010 en el Senado, que validó su candidatura a magistrado del Constitucional.

El alud de recusaciones sobre el presidente del Tribunal Constitucional por su militancia en el PP se concreta cada día que pasa. La Generalitat de Cataluña intentará que Francisco Pérez de los Cobos pase más tiempo apartado de la sala de deliberaciones que ejerciendo sus funciones. Así, el Gobierno de Artur Mas solicitará formalmente la recusación del máximo responsable del tribunal en hasta 24 litigios en los que la Administración catalana es parte. Y la cifra puede crecer, toda vez que la conflictividad entre la Generalitat y el Gobierno no para de aumentar.

El gabinete jurídico del Gobierno catalán ha concluido que la militancia de De los Cobos en el PP permite apreciar una causa objetiva de “pérdida de imparcialidad y de interés” en las causas cuando pueda intervenir en procedimientos que afectan a la Generalitat. El Gobierno catalán considera que esta inhabilitación de Pérez de los Cobos es especialmente notable en todos los procesos de recursos de inconstitucionalidad presentados por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mientras ha sido también presidente del Partido Popular. También considera motivo de recusación de Pérez de los Cobos cuando este deba intervenir en el resto de recursos de inconstitucionalidad que plantee el PP, así como todos los que pueda plantear ahora la Generalitat.

A pesar de ello, el portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, aseguró que los intentos de recusación no serán “genéricos” y que estudiarán caso por caso el contenido de cada uno de los recursos antes de solicitarlos. La Generalitat y el Estado tienen abiertos en el Tribunal Constitucional hasta 47 contenciosos por conflictos de competencias y recursos de inconstitucionalidad. La lista crecerá en breve, porque ayer mismo la Generalitat decidió interponer un nuevo recurso, en este caso contra la Ley de Costas, por invasión competencial.

La máxima que guiará al Gobierno catalán para pedir la recusación de Pérez de los Cobos será hasta qué punto su militancia en el PP puede restarle margen de libertad para dictaminar en cada caso. Según Homs, fue el mismo Constitucional quien fijó una “doctrina nueva, en el caso del magistrado Pablo Pérez Tremps, sobre cómo hay que interpretar la debida imparcialidad e independencia de los miembros” del tribunal a la hora de analizar casos que afectan a sus integrantes.

Cinco de las causas pendientes del Ejecutivo catalán las inició Mariano Rajoy

De los 24 litigios que la Generalitat ya ha identificado como problemáticos, cinco han sido abiertos a petición del presidente del Gobierno. Destacan la impugnación de diferentes leyes en materia de promoción económica, del ámbito audiovisual, urbanístico y la ley de horarios comerciales, así como el recurso interpuesto contra el nuevo impuesto catalán sobre los depósitos bancarios.

La Generalitat también pedirá la recusación de Pérez de los Cobos en seis recursos interpuestos por diputados y senadores del PP. Destacan la ley de Educación de Cataluña —conflictiva por la condición del catalán como única lengua vehicular—, la ley del Cine y el Código de Consumo de Cataluña.

En lo referente a recursos planteados por el Gobierno catalán, la Generalitat quiere expulsar de las deliberaciones al presidente del Tribunal Constitucional en ocho causas. Entre ellas están los Presupuestos Generales del Estado para 2012, que según la Generalitat discriminan a Cataluña. También se pide la recusación del presidente a la hora de dictaminar sobre la legalidad de los reales decretos de recortes sanitarios y educativos aprobados el año pasado. Habrá otras tres recusaciones en conflictos de competencias planteados por el Gobierno de Cataluña.

Están en juego la Ley de Educación catalana y recursos sobre los recortes presupuestarios

El Gobierno catalán no recusará a Pérez de los Cobos de una causa tan sensible como el recurso que interpuso el Gobierno contra la Declaración de Soberanía que el Parlamento catalán aprobó en enero y que definía a Cataluña como “sujeto político” para decidir su propio futuro. No lo hará porque la declaración se aprobó en el ámbito parlamentario. De ahí que sea la Cámara autonómica la que tenga que decidir si pide esta recusación. De hecho, el Parlamento catalán está estudiando también las fórmulas para pedir la recusación de Pérez de los Cobos en otras causas, lo que haría incrementar el número total de recusaciones solicitadas por las Administraciones catalanas.

El portavoz adjunto del PP en el Parlamento autonómico, Santi Rodríguez, aseguró que la recusación de la Generalitat “se enmarca dentro de lucha política del Gobierno de CiU con el Gobierno de España más que en una auténtica convicción en la influencia partidista en las sentencias del Tribunal Constitucional”.

Según este dirigente popular, a CiU no “le gustan” algunos tribunales cuando sus decisiones no van en la dirección que desea, y cuando le son “favorables” sus miembros están “encantados” de la vida. Agregó que la militancia en una formación política no “inhabilita” a los magistrados para ejercer sus capacidades profesionales.

 

Artur Mas, en el Parlamento de Cataluña el pasado día 17.