Identificados 67 de los 80 muertos en el accidente de Santiago de Compostela

El juez cita como imputado al maquinista, que admitió ir a 190 en una curva limitada a 80

Continúan ingresadas 94 personas, de las que 35 se encuentran en estado crítico

El balance de víctimas mortales del accidente del tren Alvia que descarriló cerca de Santiago de Compostela asciende a 80 pasajeros. A las cinco y media de la tarde de este jueves ya había 60 autopsias realizadas y 67 cadáveres identificados plenamente, por huella o por autopsia, según ha confirmado el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda. Aún no se conoce la lista completa de fallecidos. Las autoridades han pedido a los pasajeros que hayan salido del tren por su propio pie que se identifiquen para cotejar los datos de viajeros y víctimas. En el tren viajaban 222 personas: 218 pasajeros y cuatro tripulantes. Dos de ellos fallecieron. El teléfono de atención habilitado por las autoridades es el 900 101 660.

De los 130 heridos, 94 siguen ingresados en centros hospitalarios. De ellos, 35 se encuentran en estado crítico. 31 son adultos y hay cuatro niños, según ha explicado la consejera de Sanidad de la Xunta, Rocío Mosquera. Mosquera mantiene que todas sus familias han sido ya avisadas y, en la mayoría de los casos, están con ellos. Al menos cinco heridos son estadounidenses, según una fuente del Departamento de Estado de EE UU citada por la cadena CNN. Un sexto ciudadano de EE UU ha sido identificado entre los fallecidos. Además, el ministro de Exteriores británico, William Hague, ha informado de que un ciudadano del Reino Unido ha resultado herido en el accidente. A pesar del ingente número de heridos, las autoridades sanitarias han advertido de que por el momento no se requieren más donaciones de sangre.

Imágenes aéreas de la tragedia.

"Hoy es un día muy difícil. Para un santiagués como yo este es el día del Ápostol más triste de mi vida", ha manifestado Mariano Rajoy en su primera comparecencia pública en Santiago, sobre las doce y media de la mañana de este jueves. El jefe del Ejecutivo ha trasladado en rueda de prensa su pesar a los familiares y amigos de las víctimas y su deseo de una pronta recuperación para los heridos.

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha explicado que las tareas de identificación "son complejas" y ha prometido que se harán "con un cuidado escrupuloso". También ha dicho que los forenses trabajan "con la rapidez que pueden" y ha pedido "comprensión". La Consejería de Sanidad asume que serán necesarias pruebas de ADN en algunos casos, dado su estado. En las tareas participan 50 miembros de la Policía Científica que se trasladaron anoche desde Madrid. Uno de los jueces de apoyo en el levantamiento de los cadáveres, José Antonio Vázquez Taín, ha hecho un llamamiento a los viajeros del tren que hayan podido dejar el lugar del accidente por su propio pie para que se identifiquen, dado que no encajan las cifras que constan de viajeros con las de fallecidos y heridos. La Policía Nacional ha pedido muestras de ADN a los familiares de las víctimas, para lo que ha puesto a disposición de los afectados el número de teléfono 91 582 27 16.

De los 80 fallecidos, siete han muerto en hospitales de la red gallega, según ha precisado la consejera de Sanidad de la Xunta, Rocío Mosquera. Por su parte, el recuento de la comitiva judicial de las víctimas recuperadas en el lugar del accidente se mantiene en 73, según han confirmado fuentes del l Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. La última víctima mortal es un cadáver hallado sobre la una de la tarde carbonizado en la zona del accidente, el primero con víctimas mortales en una línea de alta velocidad en España y el más grave en los últimos 40 años.

Desde las ocho de la mañana, coches fúnebres están trasladando escalonadamente los cadáveres del pabellón multiusos del Fontes do Sar, donde está el tanatorio al Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, donde se centralizan las autopsias e identificaciones. Los familiares de los fallecidos han empezado a recibir la fatal noticia antes del mediodía y a primera hora de la tarde, 19 familias lo ya sabían. Son informados en el edificio Cersia, donde se ha habilitado el centro de atención, por un equipo integrado por policías, médicos y psicólogos. Después, voluntarios de Cruz Roja los acompañan hasta Fontes do Sar, convertido en improvisado tanatorio y donde se están viviendo imágenes de auténtica desesperación.

Para facilitar los trámites se ha instalado una oficina judicial en el tanatorio, en la que trabajan funcionarios, jueces y un fiscal, lo que permite a los parientes cerrar los trámites para recuperar el cadáver. Algunos nombres o lugares de procedencia ya han trascendido: Enrique Beotas, periodista de Gestiona Radio, la guardia civil Elena Ausina, la joven orensana de 18 años Carolina Besada, el extremeño de 21 años David Martín —que viajaba con su novia, cuyo estado se desconoce—, la joven de Valdepeñas (Ciudad Real) Marta Jiménez Camacho, su novio y el padre de este, Rosalina Ynoa, alta funcionaria de la República Dominicana, dos personas de San Fernando (Cádiz) de un grupo de siete, un cura de Colmenar Viejo, José María Romeral...

Mientras, el juzgado de instrucción número 3 de Santiago, que investiga el siniestro, ha citado a declarar como imputado al maquinista, Francisco José Garzón Amo. Sufrió heridas leves y está ingresado en un hospital de Santiago, custodiado por la Policía Nacional. El conductor, que se jactó hace unos meses en Facebook de conducir a 200 kilómetros por hora, dio negativo en la prueba de alcoholemia. Todos los indicios apuntan a un exceso de velocidad como causa: circulaba a 190 kilómetros por hora en una curva limitada a 80, según el reconoció maquinista. Sin embargo, en la recta previa a la curva, muy cerrada y llamada A Grandeira, pueden alcanzarse los 250 kilómetros. La clave la dará en el tacógrafo, la caja negra de los trenes, que ya está en poder del juez. El magistrado a cargo del caso también ha ordenado la recuperación de los documentos e informes que permitan continuar la investigación. 

El secretario general del sindicato de maquinistas, Juan Jesús García Fraile, ha culpado al sistema de señalización. La vía tiene un sistema de control ASFA, más antiguo que el ERTMS, que cuenta con un mecanismo que frena los trenes automáticamente cuando exceden la velocidad permitida. La vía había sido renovada para adaptarla a la alta velocidad, pero no la señalización. El tren es un serie 730 prácticamente nuevo. Llevaba dos máquinas y ocho convoyes.

Siete días de luto en Galicia, tres en todo el país

El Rey, el Príncipe, el Gobierno, instituciones y partidos han anulado sus actos por la magnitud del accidente y se han volcado en expresar su solidaridad con los familiares y con toda Galicia. Don Juan Carlos, entre otras personalidades que van desde el Papa a Angela Merkel, ha expresado su dolor y su tristeza por "el terrible accidente". Los Reyes han llegado a las seis y media de la tarde a Santiago, a donde ha viajado esta mañana Rajoy.  El Monarca ha expresado hoy su apoyo a los heridos y a las familias de las víctimas del accidente ferroviario de Santiago de Compostela y ha asegurado:"Estamos unidos todos los españoles en este momento". "Estamos con todas las víctimas y con las familias y los amigos de las víctimas", ha dicho don Juan Carlos, antes de añadir que espera que "detrás de la desgracia" se puedan "esclarecer los problemas que pueda haber".

Esta mañana, nada más bajar del avión, Rajoy ha visitado junto con la ministra Ana Pastor y el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el lugar del siniestro, en la parroquia compostelana de Angrois. De allí, se ha trasladado al Clínico para interesarse por los heridos y se ha dirigido a la sede de la Xunta, donde se ha guardado un minuto de silencio a mediodía. A la misma hora, lo han hecho en Madrid Congreso, Senado, Poder Judicial y el Supremo.

Rajoy ha decretado tres días de luto en toda España. Horas antes, en su primera comparecencia del día, Núñez Feijóo anunció siete días de luto oficial y expresó su agradecimiento al pueblo gallego por la colaboración y coordinación. "Hoy, Día de Galicia, sufrimos unidos. Descansen en paz", concluía Núñez Feijóo. En la misma línea de unidad y de dolor, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que "lo primero" es pensar en los muertos y en sus familiares porque "el dolor es muy grande".

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana