Navarro advierte de que el PSC puede volver a romper la disciplina de voto

El líder de los socialistas catalanes asegura que su partido "continuará votando lo mismo en Cataluña que en España, con protocolo o sin protocolo"

Navarro, en el consejo nacional. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

El PSC no renuncia a romper de nuevo la disciplina de voto del grupo parlamentario socialista, como ya ocurrió el pasado 26 de febrero en el Congreso de los Diputados. Lo anunció ayer el primer secretario de los socialistas catalanes, Pere Navarro. “Ya lo hicimos una vez y seremos coherentes. Con papel o sin papel, con protocolo o sin protocolo, el PSC continuará votando lo mismo en Cataluña que en España”.

Navarro también dejó claro que su partido tampoco renuncia a un nuevo protocolo de relaciones con el PSOE, después de que no fuera posible aprobarlo en el comité federal del pasado sábado. Ambas formaciones tenían cerrado el acuerdo en el que se reconocía el derecho del PSC a votar distinto, pero al final fue dinamitado por los dirigentes territoriales de Andalucía, Extremadura y Madrid.

“No ha sido posible firmar un nuevo protocolo pero la resolución del congreso del PSC se cumplirá”, prometió Navarro para aludir al compromiso adquirido en diciembre de 2011, cuando fue elegido líder del socialismo catalán. Entonces se mandató a la dirección para firmar otro marco de relaciones con el PSOE que permitiera a los diputados del PSC romper la disciplina de voto en el Congreso en temas del autogobierno catalán.

Los críticos no participan en la votación en señal de protesta

A la vista de la oposición de algunos barones, PSOE y PSC acordaron al final la creación de un comité de coordinación. “Es la primera vez que se reconoce que ambos partidos se han de relacionar de manera bilateral y no solo en temas parlamentarios”, dijo Navarro. “El socialismo en Cataluña es el PSC. Nadie más”, advirtió también para disipar las voces que se oyeron hace meses en su partido y en el PSOE a favor de romper a causa de las continuas fricciones. Navarro quiso dejar claro así a los barones del PSOE que el PSC representa al socialismo en Cataluña, no solo al PSOE.

Durante su intervención ante el consejo nacional extraordinario del PSC Navarro solo fue interrumpido una vez y fue precisamente cuando proclamó: “No hay ningún secretario general del PSOE de ninguna federación que tenga más derecho a defender a su tierra y a sus ciudadanos que el primer secretario del PSC”.

El consejo nacional, que es el máximo órgano entre congresos del PSC, aprobó con un solo voto en contra y dos abstenciones una resolución a favor de la declaración de Granada acordada el pasado día 6 por el PSOE y que recoge la propuesta de reforma constitucional. Esta semana, el sector crítico del PSC, identificados con el ala más catalanista, ha visualizado su oposición a esa declaración en tres imágenes: el acto celebrado el día 9 en los Capuchinos de Sarrià en el que se presentó la corriente de opinión Agrupament Socialista de Catalunya; un manifiesto en contra del texto de Granada y el acto de este sábado organizado por el colectivo Avancem que lidera el diputado Joan Ignasi Elena.

“Ya lo hicimos una vez y seremos coherentes. Con o sin protocolo”

La resolución a favor del pacto de Granada se presentó poco antes de iniciarse el consejo nacional de ayer y provocó que el sector crítico decidiera sobre la marcha no participar en la votación, ausentarse o no acudir a la reunión, como en el caso de los diputados autonómicos Marina Geli y Àngel Ros. El consejo nacional extraordinario se había convocado el pasado martes con un único punto en el orden del día, que era el informe político de Navarro, que no admite votación. Por eso, el sector crítico mostró su desacuerdo con la estrategia de la dirección de buscar un espaldarazo del consejo nacional, en el que el aparato del PSC tiene el 75% del apoyo.

El secretario de acción política del PSC, Antonio Balmón, ausente de la reunión, les reprochó su forma de actuar. “Ya está bien, hasta aquí hemos llegado, porque lo que no vamos a permitir es tener un tripartido en el PSC”, dijo, en referencia a las voces discrepantes de los críticos que reclaman un acercamiento a las posiciones soberanistas de Iniciativa y de Esquerra. Balmón entiende que, “el patio no está para ensordecer”, en alusión a las continuas críticas con la estrategia de la dirección. “Se pasan una semana faroleando y cuando toca, no dicen nada. Ya vale”, remató, para reprochar a los críticos que no votaran.

En el consejo nacional tomaron la palabra el propio Elena y los exdiputados Daniel Font y Montserrat Tura. Varias intervenciones les recriminaron su actuación, “pero no nos echaron a los perros, como nos temíamos”, dijo un dirigente crítico.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El último resistente

Dani Sierra se niega a que lo cambien de habitación para evitar el cierre la planta 10 de Bellvitge

Un recorte de 6.000 trabajadores

En cuatro años se han perdido 2.300 empleos en las escuelas e institutos públicos, otros 1.400 en las universidades y casi 2.500 en los hospitales

El ‘no’ al burka, un brindis al sol

Camilo S. Baquero Barcelona

Los 17 municipios que prohibieron el uso del velo integral no han impuesto ni una sola multa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana