Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Partido Popular vasco quiere subir al 49% el IRPF de las familias ricas

La agrupación busca además imponer un tipo mínimo de Sociedades al 18%

Los populares quieren llegar a un acuerdo con PNV y PSE para aprobar el plan antes de enero

Antón Damborenea en su comparecencia este jueves. Ampliar foto
Antón Damborenea en su comparecencia este jueves. Europa Press

Antón Damborenea, presidente del PP de Vizcaya, ha presentado este jueves un plan fiscal para endurecer los impuestos a las grandes fortunas y grandes empresas de Euskadi. Los populares vascos proponen un aumento de hasta el 49% en el IRPF de los patrimonios superiores a los 200.000 euros al año. Damborenea también plantea un impuesto obligatorio mínimo de Sociedades para "grandes empresas y multinacionales" que oscile entre el 17% y el 19%, aunque las compañías puedan acogerse a deducciones. Actualmente, ha dicho, "aplicando unas y otras deducciones hay empresas que tienen muchos beneficios pero que pagan cero." Otra de las medidas propuestas es eliminar las deducciones por cuotas a sindicatos y partidos políticos.

Sobre la subida del IRPF a los patrimonios más grandes, el tipo máximo para todas las rentas superiores a 65.960 euros se sitúa actualmente en el 45%. Los populares quieren crear cuatro nuevos tramos: 45% para rentas de entre 65.960 y 100.000 euros, 46% hasta 150.000 euros y el 47% hasta 200.000, además del 49% para patrimonios superiores.

La agrupación ha trasladado las medidas al PNV y al PSE para llegar a un acuerdo acerca del texto y aprobarlo antes de que finalice el año. Entraría en vigor en enero de 2014. Un pacto entre los tres partidos no será sencillo, pero es el mínimo necesario para aprobar su reforma. "Nos hemos reunido con el PNV y estamos dispuestos a hacerlo con los socialistas", ha afirmado Damborenea. El PP, con mayoría en Álava, sólo necesitaría los votos del PNV para aprobar la reforma en las Juntas Generales de la provincia, pero el partido no está interesado en "forzar ese escenario" porque quiere un plan amplio en toda la Comunidad Autónoma, según un portavoz.

Como medida para "crear empleo", el PP vasco plantea una deducción de 600 euros al año para las empresas que creen puestos de trabajo de cualquier tipo, no solamente indefinidos como exigen las ayudas actuales. Esta ayuda se añadiría a las ya existentes, que superan los 4.000 euros para cada contrato indefinido que crea una empresa, según asegura el PP.

Desde el PSE han defendido que su partido propone reformas políticas "de fondo" aunque las medidas concretas son importantes. Hacen hincapié en cambiar la ley para que el Parlamento vasco decida un acuerdo previo de política fiscal antes de que las Juntas Generales de los territorios voten las propuestas.Según el presidente de los populares vizcaínos, esta medida tiene "utilidad cero".

Sobre la pregunta de la reunión entre Sortu y los nacionalistas de ayer, Damborenea ha afirmado que el PNV lleva meses intentando "contentar" a los abertzales. Por su parte, un portavoz del PNV dice que están negociando con el PP, pero que el plan fiscal de los populares "no es una novedad" desde que los nacionalistas presentaran sus propuestas fiscales en mayo.