El ‘violador del Eixample’ quedará libre tras realizarse la ‘castración química’

Martínez Singul ha cumplido su pena y se irá a vivir lejos, pero aún no está rehabilitado, según Prisiones

Alejandro Martínez Singul en 2009. / Vídeo: Atlas / Foto: Gianluca Battista

La policía prestará una vigilancia discreta a Alejandro Martínez Singul, más conocido como el segundo violador del Eixample, cuando salga de prisión, el próximo jueves, tras haber cumplido su condena. El hombre se ha sometido a un tratamiento de castración química, que debe ser permanente, y Prisiones asegura que aún no está rehabilitado por completo.

El hombre, de 46 años, acumula un largo historial de agresiones sexuales y permanece internado desde el verano de 2009, cuando intentó violar a una menor de edad en Barcelona. Este último asalto le valió una pena de casi cuatro años de cárcel que, ahora, llega a su fin. Hace unos meses, Singul se convirtió en el primer preso español que se somete, voluntariamente, a la comúnmente llamada castración química, un tratamiento inhibidor de la libido adoptado por la Generalitat y que no reporta al preso que lo elige ningún beneficio penitenciario.

A principios de los años noventa, Singul abusó de 14 niñas de entre 9 y 18 años

Desde su último ingreso en la prisión barcelonesa de Brians, Singul se ha sometido a distintos tratamientos del Programa de Intervención para Agresores Sexuales (SAC), que trabajan la empatía hacia las víctimas, el autocontrol o las habilidades sociales, entre otros aspectos, para disminuir el riesgo de reincidencia. En 2009, tras un amplio debate, el Gobierno catalán incorporó un tratamiento farmacológico específico para los presos que, como el segundo violador del Eixample, presentan un “alto riesgo de reincidencia”. Singul aceptó someterse a la castración química, que inhibe la producción de testosterona y persigue disminuir la libido, o sea, el deseo sexual.

Los responsables de tratamiento de la prisión barcelonesa admiten que, pese a sus esfuerzos, Singul no está rehabilitado y existe aún un elevado riesgo de reincidencia. Según fuentes penitenciarias, sin embargo, el peligro de que cometa delitos de enorme gravedad (como una violación) sí ha disminuido. El hombre no ha disfrutado de ningún permiso penitenciario en todo este tiempo con el objetivo de no interferir en el tratamiento. Por su perfil, además, ha seguido una terapia “individualizada”, precisan fuentes judiciales.

Según un estudio realizado por la Generalitat en Brians, la tasa de reincidencia de los internos que habían participado en el programa SAC es del 6,1%; o lo que es lo mismo, casi el 94% de los condenados que se someten a terapia no vuelven a cometer ese tipo de delitos. En el grupo que no participa en esos programas, en cambio, el nivel de reincidencia es del 31%. “Estas son las estadísticas. Las conductas individuales son indescifrables”, admiten las mismas fuentes.

Una monja ejerció como tutora y ambos estuvieron en un piso tutelado

Singul se ha comprometido, precisan esas fuentes, a continuar con el tratamiento fuera de la cárcel. Los responsables de Prisiones han decidido que pase su última noche en dependencias distintas a Brians para evitar el previsible acoso mediático. El segundo violador del Eixample —apodado así por el distrito barcelonés donde cometió la mayoría de sus agresiones— no volverá a casa, sino que se irá a vivir lejos, según fuentes penitenciarias. Pese a que desde el jueves será, con todas las de la ley, un hombre libre, los Mossos d’Esquadra le someterán a una discreta vigilancia sin interferir en su libertad.

A principios de los años noventa, Singul abusó de 14 niñas de entre 9 y 18 años. Pasó 16 años entre rejas, sin que se le concediesen permisos penitenciarios de ningún tipo. Su primera salida, en 2007, causó un gran revuelo. Ya entonces se había sometido a distintas terapias psicológicas que no dieron resultado. Desde entonces ha pasado los años entrando y saliendo de prisión.

Al salir en libertad la primera vez, Singul decidió huir a Francia, alejado de la presión mediática. Una monja que siguió su caso en prisión ejerció como tutora del violador, y ambos estuvieron en un piso tutelado de la congregación de la religiosa, que se dedica asistir a presidiarios. Todo marchaba bien, hasta que en junio de 2007, Singul exhibió sus genitales a una menor de ocho años en el municipio francés de Taurinyà. La justicia gala le condenó a un año de prisión, pero el hombre emprendió la huida a España.

El excarcelado se ha comprometido

a seguir con el tratamiento

Se instaló en Cardedeu (Girona) y logró pasar desapercibido. En su fuga, fue denunciado por una mujer, que aseguró que le había enseñado los genitales en una estación de tren de Barcelona. Los Mossos d’Esquadra le detuvieron en junio de 2008, en Cardedeu, y la Audiencia Nacional ordenó su extradición al país galo.

Pero Singul volvió. Después de cumplir su pena, recuperó la libertad en marzo de 2009 y se trasladó de nuevo a España. No tardó ni dos meses en a actuar de nuevo: dos jóvenes le denunciaron por haberlas seguido e intentar abusar de ellas. La Audiencia redujo la pena a 200 euros de multa porque no consumó la doble violación.

En esa ocasión, Singul no entró en prisión, y decidió mudarse al municipio costero de Lloret de Mar, en Girona. El violador auguró que entre tanto turista pasaría desapercibido, pero cuando los vecinos supieron que era el segundo violador del Eixample, presionaron hasta que se marchó. En octubre de ese mismo año, eligió como objetivo a una niña de 12 años, la siguió hasta el portal de su casa, y se metió con ella en el ascensor. Allí intentó violarla, pero la menor logró escapar. Los Mossos le detuvieron y el violador entró en prisión. La Audiencia le condenó a tres años y nueve meses. Está previsto que mañana recupere su libertad.

Expediente de un violador en serie

J. G. / R. C.

5 de junio de 1991.Alejandro Martínez Singul fue detenido por violar a cinco mujeres, agredir sexualmente a nueve, e intentarlo en cuatro casos más, todas de entre 9 y 18 años. En 1993 fue condenado a 65 años de cárcel por los delitos.

8 de marzo de 2009. Singul ya había cumplido su condena en Francia y fue puesto en libertad. Al poco, regresó a España, donde intentó pasar inadvertido.

10 de junio de 2007. Días después de salir a la calle, Singul se trasladó a Francia huyendo de la presión mediática. A los pocos meses, exhibió sus genitales a una menor de ocho años en un baño público. En 2008, un tribunal francés le condenó a un año de cárcel por exhibicionismo, pero Singul escapó de Francia y huyó a España para eludir la prisión.

29 de mayo de 2008. El violador fue denunciado por masturbarse delante de una pasajera en la estación de tren de Arc de Triomf, en Barcelona, pero acabó absuelto meses después porque la mujer no le reconoció en el juicio.

9 de junio de 2008. Los mossos detuvieron a Singul en Cardedeu (Girona), refugiado en casa de la madre de la que era su pareja, por orden de la fiscalía, que conocía que seguía en búsqueda en Francia. La Audiencia Nacional le extraditó poco después al país galo, donde ingresó en prisión.

Singul ya había cumplido su condena en Francia y fue puesto en libertad. Al poco, regresó a España, donde intentó pasar inadvertido. 

13 de mayo de 2009. Los mossos detuvieron de nuevo a Singul, en esta ocasión por masturbarse ante dos jóvenes, a las que persiguió hasta el portal de su casa. Pero el violador quedó en libertad y la Audiencia redujo su condena a una multa de 200 euros. 

Septiembre de 2009. En Cataluña se aprobaron los programas de la comúnmente llamada castración química. El plan, que impulsó la entonces consejera socialista de Justicia, Montserrat Tura, es voluntario. En ese momento, no se apuntó ningún preso.

Agosto de 2009. Singul, conocido como el segundo violador del Eixample, instaló su residencia en el municipio costero de Lloret de Mar (Girona). Pero la presión vecinal le obligó a marcharse de la ciudad.

7 de octubre de 2009. Singul fue detenido una vez más por los Mossos d’Esquadra e ingresó en prisión. Se le acusó de intentar violar a una menor de 12 años, a la que siguió hasta su casa e intentó violar en el ascensor.

17 de junio de 2010. La Audiencia de Barcelona le condenó a tres años y nueve meses de cárcel por el intento de violación de la menor de edad. En sus meses en prisión, se convirtió en el primer preso en someterse a la castración química.

4 de julio de 2013. Es la fecha en la que está previsto que Singul salga de nuevo en libertad. 

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Redactor de tribunales El País. Barcelona
Avatar
Periodista EL PAÍS en Barcelona

IMPRESCINDIBLES

El último resistente

Dani Sierra se niega a que lo cambien de habitación para evitar el cierre la planta 10 de Bellvitge

Trias financiará las obras de ampliación del Hospital del Mar

El Ayuntamiento adelantará a la Generalitat 30 millones en los próximos tres años

Un Estado independiente catalán será inviable si no está en el euro

Maiol Roger Barcelona

Los asesores de Mas creen que los costes de cambiar de moneda serían “inasumibles”

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana