Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona gastará 2,5 millones para conmemorar la derrota de 1714

La conmemoración del tricentenario del asedio de las tropas borbónicas contará con 80 actividades

Xavier Boada como Rafael Casanova.

Cuando comenzaron en 2002 los trabajos arqueológicos en el antiguo mercado del Born para construir la Biblioteca Provincial de Barcelona, pocos podían imaginar las consecuencias que estos trabajos iban a acarrear —la primera que la biblioteca todavía no se ha construido— y lo largo que iba a ser el proceso. Mucho menos que el edificio construido en 1876 por Fontseré acabaría convertido en el epicentro de los actos para conmemorar los 300 años de la derrota catalana en la Guerra de Sucesión de 1714 ante las tropas borbónicas —en la que el Ayuntamiento de Barcelona gastará 2,5 millones de euros y la Generalitat otros 900.000 euros—.

La efeméride, que se ha convertido en uno de los ejes de los Gobiernos convergentes del alcalde Xavier Trias y del presidente de la Generalitat Artur Mas, coincidirá, además, con la pretensión de celebrar en 2014 la consulta soberanista.

Un cóctel explosivo, que llevó al comisario de los actos barceloneses, el periodista e historiador Toni Soler, a asegurar ayer durante la presentación de la abultada agenda de más de más de 80 actividades —muchas de las cuales ya había adelantado EL PAÍS—, entre exposiciones, debates, itinerarios y publicaciones, que implicará a las instituciones locales, equipamientos culturales, los distritos, las entidades sociales y el mundo educativo, que “el riesgo será que la excesiva presencia de la política interfiera en todo lo que se quiere hacer”. Será difícil evitarlo.

Ante la mayoría de personas implicadas en la celebración, Trias subrayó que Cataluña vuelve a debatir cuál debe ser su futuro político y rol en el contexto mundial y pidió: “Que la conmemoración del tricentenario nos dé la fuerza y el empuje necesarios para progresar socialmente y nacionalmente como pueblo”.

La Fura dels Baus recreará el asedio

Por su parte, Miquel Calzada, comisario de los actos de la Generalitat, pidió que 2104 no sea “un año de lamentaciones por haber perdido aquello soñado sino que debe ser el pretexto para imaginar un nuevo estado económico, social y cultural”. El periodista ofreció su apoyo al Ayuntamiento para una conmemoración “nacional”, y añadió que la Generalitat pretende “reencontrar la identidad, cohesionar la sociedad catalana entorno a un proyecto colectivo y proyectar a Cataluña”.

El Ayuntamiento ha preparado una batería de actividades que arrancarán el 9 de septiembre con la inauguración del Born convertido en centro cultural —después de 12 años en obras y 84 millones de inversión—, donde se explicará la Barcelona del siglo XVIII a partir de los objetos recuperados. También el asedio que soportaron los barceloneses “que recibieron tres bombas por habitante”, según explicó el concejal de Cultura Jaume Ciurana.

ampliar foto
Imagen virtual del mapa gigante de la Barcelona del siglo XVIII que se colocará en el passeig Lluís Companys.

Desde entonces hasta el año siguiente será difícil escapar de la marea 1714 que se extenderá por toda la ciudad. Durante las fiestas de la Mercè una gran fiesta ocupará el Parc de la Ciutadella en la que será posible volver a 1708, cuando Barcelona acogió la boda del archiduque Carlos. El teatro estará presente en montajes como el que dirige Oriol Broggi en el que el propio Rafael Casanova —encarnado por Xavier Boada— responderá a las preguntas sobre cómo se vivía el asedio o las estrategias del combate. Jordi Casanovas dirigirá el Auca del Born, mientras que La Fura dels Baus presentará M.U.R.S., un espectáculo para el Grec de 2014 de gran formato que recreará el asedio en el castillo de Montjuïc.

Enric Calpena coordinará un encuentro de Novela Histórica que concederá el primer Premio Internacional de Novela Histórica Barcino, mientras que la también periodista Mònica Terribas dirigirá un encuentro entre pensadores europeos que reflexionan sobre qué es ser europeo.

Un congreso sobre el Tratado de Utrecht que se celebrará en el Museo de Historia de Cataluña analizará la resistencia de los catalanes y contará con la participación de historiadores como Lucién Bély de la Sorbona de París, calificado como el “Neymar de la historia” por el comisario Soler.

‘Viure Lliure’ será el lema de las celebraciones del 1714 en Barcelona

La arquitecta Benedetta Tagliabue y el director de escena Àlex Ollé dirigirán la instalación de seis pabellones en sendas plazas de la ciudad donde se trabajarán conceptos como “identidad”, “libertad” y “democracia”, mientras que museos como el MACBA y el MNAC, a través de su colección, analizarán los valores del país y la libertad colectiva.

Jordi Savall, Joan Fontcuberta, Ferran Adrià, los hermanos Roca y Carme Ruscalleda, la OBC y la Banda Municipal de Barcelona, el Colegio de Abogados y el de Médicos, son otras de las personalidades y entidades que participarán en las actividades programadas hasta septiembre de 2014.

También se explicó que el Ayuntamiento ha ofrecido a las escuelas un programa educativo con el objetivo de trabajar en actividades o itinerarios los hechos ocurridos en Barcelona durante esa fecha, con el fin de que los alumnos los conozcan bien.

El espectáculo de cierre será una gran fiesta ciudadana en el Estadi Olimpic de Montjuïc realizada por Lluís Danés. Un espectáculo audiovisual de gran formato, en el que se hará “un homenaje a la pervivencia de la identidad catalana a través de los grandes creadores”, aunque Soler aseguró que es pronto para conocer todos los detalles.

Más información