Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafael Blasco abandona el Grupo Popular antes de que lo expulsen

La dirección popular había recogido ya las firmas para ratificar la defenestración del procesado

La reunión prevista para esta tarde se suspende tras la decisión del exconsejero y exportavoz

El exconsejero y exportavoz popular Rafael Blasco ha presentado esta mañana en el registro de las Cortes Valencianas una petición para obtener la condición de diputado no adscrito. La decisión se ha formalizado horas antes de la reunión del Grupo Popular en la que estaba prevista la expulsión de Blasco, procesado por el caso Cooperación, relacionado con la gestión irregular de ayudas públicas al Tercer Mundo.

La decisión de Blasco se ha adoptado después de constatar que el Grupo Popular había reunido el apoyo de "todo el grupo parlamentario" antes de la reunión prevista para las 18.00 de hoy. Una reunión que ha sido suspendida tan pronto Blasco ha registrado su solicitud.

La Mesa de las Cortes ha dado trámite a la misma y ha decidido una nueva ubicación para el exdiputado popular, que queda apartado de su antiguo grupo político.

El Comité de Derechos y Garantías del PP de la Comunidad Valenciana decidió el pasado sábado suspender cautelarmente de militancia al exconsejero y exportavoz parlamentario, tras unas declaraciones en televisión en las que criticaba al presidente del partido y jefe del Consell, Alberto Fabra. Este último había anunciado que Blasco sería expulsado del Grupo Popular después de que la Abogacía de la Generalitat solicitara 11 años de prisión para él por el fraude en las ayudas de cooperación al desarrollo cuando era titular de la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía.

En el escrito que ha presentado a la Mesa de las Cortes, Blasco indica que no le ha sido comunicada la resolución del Comité de Derechos y Garantías en el que se decidió su expulsión y señala también que algunos "compañeros" de grupo le manifestaron su intención de no acudir a la reunión o de votar contra su expulsión. Diputados como el presidente de la Diputación y líder provincial de Valencia, Alfonso Rus, habían expresado su intención de no acudir a la reunión. Blasco añade en su escrito que, en el caso de que prosperase su recurso ante el comité del partido, solicitaría su readmisión en el Grupo Popular.

"Ha preferido dar el paso en un gesto que le agradecemos", dice el vicepresidente Ciscar

"Es un gesto que le agradecemos y que le honra", ha respondido el vicepresidente del Consell y presidente del PP en Alicante, José Ciscar, al ser preguntado durante un acto en Valencia. A la pregunta de si ha habido alguna conversación de la dirección del partido con el exconsejero, Ciscar ha respondido: "Ha mediado la reflexión. Se ha producido una reflexión del propio Rafael Blasco. Siempre hemos pensado que él no ha querido perjudicar al Partido Popular, y ante lo que era inevitable, que era una expulsión, ha preferido dar el paso en un gesto que le agradecemos”.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, presente en el acto, ha señalado: “Me sumo a cada una de las palabras del vicepresidente, pero también quiero señalar que en la actitud ha mediado una prioridad, y es el proyecto del PP y del grupo parlamentario". Ciscar no ha querido comentar las consecuencias que la marcha de Blasco pueda tener en el Grupo Popular. “Se ha producido y ya está", ha dicho. "Lo importante es que empieza una nueva etapa. Nosotros a Rafael Blasco le deseamos en los tribunales que le salgan las cosas como él espera y como todos deseamos. Es decir, que le salga bien. La vida continúa en el Consell y en el Grupo Popular, siempre trabajando para los ciudadanos. Tenemos que pasar página”.

Cuando los periodistas han preguntado a Ciscar por la existencia de una fractura en el PP, Barberá ha intervenido: "La fractura real es la del PSPV". Y ha recordado la polémica por una votación sobre la república. Con todo, Ciscar ha conseguido intervenir: “No hay ningún tipo de fractura en el grupo del PP. Y tampoco la iba a haber esta tarde”.

Por su parte, Alberto Fabra ha declinado hablar del caso."Ya hablaron el vicepresidente y el portavoz, no tengo nada que añadir", se ha limitado a comentar en un acto empresarial en Alicante.

Blasco se convierte, así, en el primer diputado no adscrito de esta octava  legislatura de las Cortes Valencianas. Los anteriores fueron los tres diputados de Esquerra Unida del País Valencià en la séptima legislatura, pero en aquel caso se trató de la ruptura de un grupo, Compromís pel País Valencià, y los parlamentarios expulsados constituyeron una Agrupación de Diputados no Adscritos que, aunque con la capacidad de iniciativa muy limitada, pudo desarrollar ciertas funciones que ahora Blasco tendrá vedadas.

Más información