Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres rectores acusan a Feijóo de forzar recortes en favor de la privada

El presidenrte reclama "moderación" a los responsables de las Universidades

Los continuos recortes impuestos por la Xunta y el Gobierno central en las aulas y despachos universitarios han colmado la paciencia de los campus gallegos. Las universidades de Santiago, A Coruña y Vigo suscribieron ayer un comunicado conjunto para cargar no solo contra las estrecheces presupuestarias que los asfixian sino también contra la ideología que, resaltan, subyace bajo estas políticas. “Detrás de estos ataques, que se fundamentan desde los gobiernos sobre la necesidad de ajustes presupuestarios, se encuentra una base ideológica que persigue la minoración de lo público en beneficio de otras iniciativas”, afirma la nota.

 El detonante del pronunciamiento es la rebaja salarial del 5% para los 8.000 trabajadores públicos de los campus gallegos, fijada en los Presupuestos de la Xunta para este año. Las universidades sostienen que el objetivo de esta medida y de todos los recortes impuestos desde que las Administraciones se entregaron a la austeridad es “desprestigiar lo público”. El comunicado dibuja un panorama desolador para la educación superior en Galicia: bajada de sueldos de profesores y personal administrativo, incremento de carga de trabajo, deterioro de las condiciones laborales, tijeretazo a la investigación, una aplicación “indiscriminada” de leyes que “dificultan la captación de recursos externos”, incremento de las tasas que pagan los alumnos, incluidos aquellos con menos recursos económicos, y disminución de becas.

Las universidades admiten con resignación que deben cumplir estas leyes aunque no compartan ni el “fondo” ni la “forma”, pero le recuerdan al PP, el partido que gobierna tanto la Xunta como el Gobierno central, que también se deben cumplir las normas “que garantizan la igualdad de oportunidades y las que encomiendan a los poderes públicos la defensa del acceso a la cultura y la promoción de la ciencia en beneficio de la sociedad”. “Las medidas emanadas de conyunturas presupuestarias no deberían ir en contra de estas normas fundamentales sobre las que existe un consenso social”, concluye el comunicado.

El presidente de la Xunta reaccionó con una solicitud a los rectores para que “sean un poco moderados” en sus críticas y apeló a la “justicia retributiva” para subrayar que los recortes han afectado también al resto de empleados públicos. Feijóo pidió además que se comparen los sueldos del resto de funcionarios con los de la Universidad. La polémica con los rectores coincidió con el acuerdo tomado ayer en el Consello de la Xunta de congelar las tasas universitarias por segundo año consecutivo. Según el presidente, Galicia tiene la “universidad más accesible de España”, con el coste por crédito (11 euros) más barato de todo el Estado. La Xunta también aprobó conceder 1.500 becas para inicio y continuación de estudios.