Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ERE en TV-3 y Catalunya Ràdio afectará a 312 trabajadores

La CCMA confirma el expediente tras romper negociaciones con los trabajadores

El Gobierno rechaza el plan de Esquerra de presentar un ERE menos traumático

Protesta de los trabajadores de TV-3.
Protesta de los trabajadores de TV-3.

Tras meses de rumores nunca desmentidos por la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), ya es oficial: habrá un ERE en TV-3 y Catalunya Ràdio que afectará a un máximo de 312 trabajadores y una rebaja salarial para el resto de empleados. La plantilla global de la CCMA es de 2.338 empleados, la mayoría de ellos, 1.862, de TV-3. Así lo decidió ayer el ente gestor de los medios públicos catalanes en una reunión en la que dieron por hecha la ruptura de las negociaciones con el comité de empresa. La dirección de la CCMA, comandada por Brauli Duart, se ha reunido en diversas ocasiones desde enero con el comité con la intención de equiparar su sueldo al de los funcionarios. Los empleados denuncian que la cúpula no ha querido negociar. Duart siempre había situado el expediente como “la última opción” de ahorro.

La CCMA anunció el ERE en un comunicado en el que carga contra los trabajadores por no haber aceptado sus propuestas. La empresa prevé recortar el 17% su presupuesto ahorrando en gastos de personal. Algo que, según el comunicado, las pretensiones de los trabajadores habrían impedido y habría perjudicado el futuro de TV-3. “El incumplimiento de las previsiones comportaría la inestabilidad presupuestaria este año y una hipoteca presupuestaria futura para la Corporación y sus empresas”. Según fuentes conocedoras de la negociación, el expediente afectará principalmente a trabajadores que realizan tareas de administración y logística, cuya labor es fácilmente subcontratable. El ERE va acompañado de una reducción de sueldos del 7,5% para el resto de empleados. Además, el comité de gobierno promete “iniciar la reducción de estructuras directivas actuales de la CCMA, de Catalunya Ràdio y TV-3”. Una medida largamente reclamada por los trabajadores.

Brauli Duart, presidente de la CCMA.
Brauli Duart, presidente de la CCMA.

La cúpula directiva de los medios públicos catalanes gana, según los datos oficiales, 10 millones al año, un 10% de la masa salarial de la televisión y la radio que se reparten 138 cargos fuera de convenio. Según el comité de empresa, la cifra asciende a 20 millones repartidos para 300 personas fuera de convenio.

El plan de ajuste pondrá a prueba la consistencia del pacto de gobernabilidad entre CiU y Esquerra. Los republicanos rechazan el ajuste y reclaman medidas alternativas. Las negociaciones entre CiU y Esquerra sobre el tijeretazo en los medios públicos culminaron hace dos semanas en una reunión entre el presidente Artur Mas y Oriol Junqueras, líder de Esquerra. Los republicanos aspiraban a ejecutar un ERE menos traumático, con bajas voluntarias incentivadas y a una reducción salarial menor al 7,5%. Sin embargo, la propuesta no prosperó y ERC se desmarca de la decisión. El rechazo de ERC, sin embargo, no podrá frenar los eventuales despidos: los republicanos no tienen representante en la CCMA.

Los trabajadores no se quedarán de brazos cruzados. Ayer por la mañana, la dirección, encabezada por Duart, convocó a los comités de empresa de TV3 y Catalunya Ràdio y les comunicó la noticia, en una reunión especialmente tensa. Fuentes de los trabajadores señalaron que Duart no fue capaz de contestar preguntas tan obvias como las de si el ERE afectaría solo a la televisión, a la radio o a los dos medios a la vez. Duart no negó la posibilidad de recuperar la cifra inicial de 500 despedidos —la primera que se barajó— si los empleados rechazaban la bajada salarial del 7,5%. Unos 600 empleados de TV-3 asistieron por la tarde a la asamblea celebrada en el aparcamiento y a mano alzada votaron la salida de Duart al grito de “Brauli dimissió!”. Unos 300 empleados se dirigieron después al despacho del director, Eugeni Sallent, pero los guardias jurados les impidieron el acceso.

Fuentes del comité lamentan que la dirección, de hecho, ni siquiera ha presentado una plataforma de negociación por lo que las conversaciones entre las dos partes, formalmente, ni siquiera habían empezado. “Nos han estado entreteniendo con la idea del contrato-programa o lo de equiparar nuestro sueldo al de la función pública cuando su plan era el ERE”, señalaron las mismas fuentes.

600 trabajadores de TV-3 piden en asamblea la dimisión de Brauli Duart

Los comités de TV-3 y Catalunya Ràdio denunciaron en un comunicado conjunto que el argumento de Duart, que siempre aludió a los despidos como “última opción”, es falso. El texto señala directamente al Ejecutivo de CiU: “Autoriza esta decisión sin agotar la vía de la negociación y sin contar con el apoyo de ningún otro grupo parlamentario”. El Comité Profesional de TV-3 recordó el compromiso con los medios públicos expresado por el presidente Artur Mas y emplazó al Gobierno a negociar.

El anuncio del ERE motivó el rechazo unánime de partidos políticos y sindicatos. El PSC pidió la comparecencia en el Parlament del consejero de Presidencia, Francesc Homs. Iniciativa, por su parte, someterá el ERE a votación en Parlament para clarificar si, con votos en juego, ERC también se opone. CC OO denunció en un comunicado que el ERE “pone en peligro el modelo de comunicación pública de Cataluña”. Abundó en el mismo argumento el Col·legi de Periodistes, que reivindicó el derecho de los ciudadanos a una “información independiente, plural, rigurosa y cercana”.