Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enseñanza deriva a alumnos a la concertada tras cerrar plazas públicas

20 familias de L’Hospitalet se han visto afectadas

El presidente de la Generalitat y el líder de Unió se reunen para escenificar unidad ante las diferencias que los separan
El presidente de la Generalitat y el líder de Unió se reunen para escenificar unidad ante las diferencias que los separan

El cierre de un grupo de P-3 en un colegio público de L’Hospitalet ha dejado sin plaza a 20 alumnos del barrio de Santa Eulàlia, que han sido derivados por el Departamento de Enseñanza a una escuala privada concertada. El Ayuntamiento de la ciudad ha denunciado el caso como un ejemplo de las políticas de la consejera Irene Rigau en favor de los centros concertados y en perjuicio de los públicos.

El Consistorio critica que todo ello sucede a pesar de que la demanda de plazas públicas supera de largo la oferta, todo lo contrario de lo que sucede en la concertada. Según los datos de la preinscripción facilitados por el Ayuntamiento, en las dos escuelas públicas del barrio, la Frederic Mistral y la Paco Candel, se recibieron 89 preinscripciones para 75 plazas. En cambio, en la concertada Casals dels Àngels, de orientación católica, con el mismo número de plazas, solo ha recibido 40 solicitudes. “Para asegurar el concierto de esta escuela concertada, la Generalitat deriva el excedente de la pública hacia ella”, lamentó el concejal de Educación de L’Hospitalet, Lluís Esteve, quien reclama a Enseñanza que no cierre el grupo de P-3 de la Frederic Mistral y así poder satisfacer la demanda de esta veintena de familias.

El Departamento defiende que solo se adjudica una plaza en la concertada a los padres que lo han pedido, aunque sea en segunda o tercera opción. No obstante, admiten que “de forma excepcional se puede enviar a alguien de oficio a la concertada”. La Generalitat recuerda a las familias que pueden reclamar ante la Comisión de Garantías de Escolarización.

Si finalmente las familias acaban matriculándose en el Casals dels Àngels deberán hacer frente a una cuota de 113 euros mensuales. A esto hay que añadir unos 9,2 euros diarios del comedor escolar, lo que puede suponer unos 184 euros al mes, según datos facilitados por una madre de la escuela. El centro ha declinado atender a este diario.