Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA suprime la marca Unnim tras concluir la integración del grupo

BBVA se hace con 843 oficinas y más de dos millones de clientes en Cataluña

En la operación se suprimen 1.200 empleos

La marca bancaria Unnim, nacida de la fusión de las cajas de Terrassa, Sabadell y Manlleu, ya no existe. Ninguna oficina lucía ayer el logotipo, después de que durante todo el fin de semana se haya procedido a sustituir todos los elementos de rotulación de sus oficinas, que ahora lucen la marca BBVA. El cambio de enseña se produce después de que el grupo que preside Francisco González haya finalizado el proceso de integración de Unnim Banc, adquirido al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por un euro, después de una inyección de mil millones de euros de recursos públicos.

Unnim apenas ha sumado tres años de historia. Su absorción por parte del BBVA permitió al banco controlar una red de oficinas en Cataluña de 843 sucursales con un total de dos millones de clientes. Antes de realizar esa integración, no obstante, BBVA ha tenido que asumir la salida de 1.200 trabajadores de Unnim, además de cerrar el convenio de colaboración con la obra social de Unnim Caixa. El último paso, además de la integración de las plataformas tecnológicas, era el de unir totalmente las dos redes de oficinas, que empezó ayer mismo dejando únicamente una marca.

BBVA explica que la fusión permitirá que los antiguos clientes de Unnim puedan volver a cobrar los cupones de las participaciones preferentes de la antigua caja vallesana, después de que el desembolso de estos quedara paralizado a partir del primer semestre del año pasado. El banco cambió por acciones propias el 99% del volumen de emisiones de preferentes y el 82% de las emisiones de obligaciones subordinadas.