Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del no en la oposición al sí en el gobierno

El alcalde de Morata se manifestó en 2001 contra la incineración en la cementera

De izquierda a derecha, silueteados en amarillo: Ángel de Oteo, concejal de Medio Ambiente; Fernando Mora, edil de Obras, y Mariano Franco, alcalde de Morata de Tajuña. Ampliar foto
De izquierda a derecha, silueteados en amarillo: Ángel de Oteo, concejal de Medio Ambiente; Fernando Mora, edil de Obras, y Mariano Franco, alcalde de Morata de Tajuña.

En 2001 más de dos millares de vecinos se concentraron en Morata de Tajuña (7.500 habitantes) para impedir que la cementera Portland Valderrivas quemara residuos y la instalación de una planta térmica. Detrás de la pancarta se hallaban Mariano Franco, actual alcalde, además de Ángel de Oteo y Fernando Mora, ahora ediles de Medio Ambiente y Obras, respectivamente.

Todos miembros del Partido Popular, entonces en la oposición. Los dos proyectos se pararon. Once años y medio después, estos mismos políticos apoyan la incineración en la cementera, que cuenta con una declaración de impacto ambiental positiva de la Comunidad de Madrid.

Las razones del cambio de opinión, explica De Oteo, se resumen en tres: “La tecnología ha mejorado, los componentes que se querían quemar entonces eran tóxicos y ahora no, y solo existían tres cementeras en España que quemaran desechos y en la actualidad son 32”. La Asociación de Vecinos de Morata se considera engañada por estos políticos. En su opinión, “se sumaron a la protesta para conseguir gobernar en el pueblo”.