Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subasta de cuatro sedes de IU queda desierta por segunda vez consecutiva

La puja por los inmuebles de Getafe, Arganda del Rey, Alcorcón y Velilla de San Antonio se pospone hasta el 13 de septiembre

La subasta de las sedes de Izquierda Unida en Getafe, Alcorcón, Arganda del Rey y Velilla de San Antonio, que se iba a celebrar a partir de las diez de la mañana de hoy en las oficinas de la Agencia Tributaria en Guzmán el Bueno, ha quedado desierta por segunda vez consecutiva. La puja se pospone hasta el 13 de septiembre.

El precio total de salida era de 580.000 euros. Con un presupuesto anual de 1,2 millones de euros, Izquierda Unida debe 2,2 millones, de los que casi un millón son deudas con la Seguridad Social y el resto con Hacienda. IU acumuló sus deudas pendientes entre 2000 y 2009 por no pagar las retenciones del impuesto de la renta (IRPF) de sus trabajadores.

Desde entonces está al día en sus cuentas. La Agencia Tributaria exige 300.000 euros para parar las subastas, cantidad que IU espera terminar de reunir en el plazo de 45 a 60 días. “Les hemos puesto al corriente de que las gestiones para obtener un crédito están bastante avanzadas, lo que no estamos es en condiciones de presentar este jueves esa cantidad”, observó Gerardo del Val, secretario de Finanzas de IU.

Los cuatro establecimientos, que se encuentran embargados desde 2007 por las deudas que el partido contrajo en la década pasada, ya fueron subastados el pasado 13 de marzo. Las cuatro pujas quedaron desiertas, como ha ocurrido hoy de nuevo. Aunque en teoría la segunda fase de las pujas debía haberse realizado el 13 de mayo, justo dos meses después, la Agencia Tributaria la retrasó hasta hoy “por razones técnicas”.

En marzo, la sede de Getafe, la principal posesión de IU, ya salió a subasta por 266.000 euros, frente al precio de salida de 130.000 del inmueble de Arganda del Rey, los 105.000 de la propiedad de Alcorcón y los 67.000 con que debía arrancar la puja por la sede de Velilla de San Antonio.