Productores y distribuidores pugnan en una guerra de precios en el aceite

Los agricultores denuncian a los envasadores por especulación

Visitantes en un expositor de la 16ª edición de la Feria Internacional del Aceite de Oliva (Expoliva). / José Manuel Pedrosa (EFE)

El sector del aceite de oliva no sale del túnel que provoca su evidente desequilibrio entre compradores y vendedores. Cuando parecía que la caída de la cosecha olivarera este año en un 60% (la peor en 18 años) haría repuntar los precios en origen por la falta de existencias, los pequeños productores asisten atónitos al hundimiento de las cotizaciones en los dos últimos meses, algo de lo que culpan a las prácticas especulativas de la industria y la gran distribución. Algo más se han incrementado los precios finales al consumidor, aunque haya sido a costa de perder mercado, que el Consejo Oleícola Internacional (COI) estima en un 6% para este año.

Los precios en origen tan solo despegaron al inicio de la campaña oleícola. Pero fue un falso espejismo. En la última semana, según el sistema Poolred de la Fundación del Olivar, el del aceite de oliva virgen extra era de 2,8 euros, 2,4 el virgen y 2,2 el lampante. En los dos últimos casos un precio, por tanto, por debajo del umbral de la rentabilidad fijada en el estudio de costes del Ministerio de Agricultura. "Estos bajos precios vienen provocados por la estrategia clara de la industria envasadora y de la distribución de no comprar hasta la floración con el objetivo de poner nervioso al agricultor, que se encuentra en una situación de ruina extrema", señala Juan Luis Ávila, secretario provincial de COAG en Jaén.

Esta organización ha anunciado una denuncia ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) por una situación que, a su juicio, "no responde a la lógica ley de la oferta y la demanda, sino a las prácticas especulativas de unas pocas empresas que acuerdan no comprar en determinados momentos para bajar el precio del aceite". La COAG hace un llamamiento a las cooperativas para que "no se dejen intimidar ante esta estrategia de mercado". Y es que, muchas almazaras se están viendo obligadas a vender a bajos precios de forma apresurada. Otras muchas están recurriendo a la pignoración con las entidades financieras para solventar sus problemas de liquidez.

Industriales y fabricantes rechazan cualquier práctica especulativa. "Las existencias son muy limitadas y, por tanto, el mercado se tiene que reajustar vía precio", apunta el presidente de Infaoliva, Manuel Alfonso Torres, que anticipa un verano "movido" por las tensiones en los precios. Teniendo en cuenta la previsión de una próxima cosecha media, Torres vaticina que esas turbulencias se pueden prolongar hasta el otoño de 2014. Los fabricantes creen que la barrera psicológica de los tres euros para el virgen extra es el umbral para contentar a productores y no perder consumidores.

Desde el Ministerio de Agricultura y desde la Junta de Andalucía se observa con preocupación este comportamiento anómalo del mercado aceitero. "Somos líderes en superficie, en producción y en exportación, pero no somos líderes en precio", señaló el ministro Miguel Arias Cañete el pasado viernes en la clausura de unas jornadas de Faeca en Expoliva. Para intentar corregir esa tendencia, el Ministerio ha elaborado la Ley de la Cadena Alimentaria y la Ley de Integración de Cooperativas, pero las organizaciones agrarias creen que también son necesarios instrumentos de gestión de mercados en la nueva Política Agraria Común (PAC).

El propio director ejecutivo del COI, Jean Louis Barjol, hizo una crítica velada al sector olivarero español tras recordar que el año pasado España vendió a Italia cerca de 500.000 toneladas de aceite a granel, que luego se envasa y comercializa en el país transalpino. Una autocrítica que compartió el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, durante su intervención en Expoliva: "Es necesario una comercialización más eficiente. Este es uno de los principales retos a los que nos enfrentamos para ser más competitivos en una economía global. Y eso nos exige incrementar el nivel de concentración de la oferta. La unión y una mayor dimensión de nuestras empresas nos permitirá aprovechar las economías de escala, realizar una mayor inversión en I+D+i y abrir nuevos mercados".

Cuatro cucharadas al día

El último informe Predimed, una de las principales investigaciones realizadas en este país sobre nutrición, han dado un verdadero espaldarazo al sector oleícola y a su aspiración de ampliar nuevos mercados vinculándolo a la salud. Entre otras cuestiones, el informe determina que el seguimiento de una dieta mediterránea suplementada con unos 40 mililitros de aceite de oliva virgen extra al día, o cuatro cucharadas soperas, reduce en un 30% el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular como el infarto de miocardio.

Más de 90 expertos y profesionales de prestigio han participado en este estudio presentado en la última feria Expoliva por su coordinador, el médico Ramón Estruch Riba. En el estudio se ha analizado el comportamiento de más de 7.500 pacientes de entre 55 y 80 años con factores de riesgo como diabetes o tabaquismo. Entre los años 2003 y 2010 se trabajó con tres grupos de unas 2.500 personas. Un grupo cumplió con una dieta mediterránea habitual con un suplemento de aceite de oliva virgen; otro siguió la dieta protocolizada con almendras y nueces; y el tercero siguió una dieta general, baja en grasas.

Y, a la hora de los resultados, el profesor Miguel Ángel Martínez, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina y Clínica Universitaria de Navarra, destaca que los dos primeros grupos, es decir, los que tomaron aceite de oliva virgen extra y los que complementaron la dieta con nueces y almendras, se constató una reducción del 30% del desarrollo de enfermedades cardiovasculares, mortalidad cardiovascular y de eventos cardiovasculares, como el infarto de miocardio o el ictus. “El aceite de oliva ha demostrado tener características suficientes para poner sobre la mesa argumentos para que se incremente el consumo de virgen”, indicaron los autores de esta investigación.

El estudio Predimed, presentado inicialmente en la Real Academia Nacional de Medicina, ha sido objeto de atención por parte de medios internacionales como el New York Times o el The Times. “Esta investigación contribuirá decisivamente a que sean muchos los médicos que se inclinen por recomendar a sus pacientes este estilo de alimentación porque, a la vista de algunos de estos avances científicos, el aceite de oliva se va a convertir, si no lo es ya, en un alimento idóneo y muy recomendable para incrementar los niveles de salud básicos y la calidad de vida en general”, destacó Francisco Reyes, presidente de la Diputación de Jaén, una de las instituciones que ha colaborado en la divulgación de este estudio.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

A la caza del ‘pastel’ cubano

La normalización de relaciones abre negocios para los empresarios de EE UU

El núcleo duro del exilio cubano clama contra Obama

Luis Posada Carriles se une a unos dos centenares de anticastristas en Miami para denunciar la “traición” de la normalización de las relaciones con Cuba

“El combate no termina aquí”

Después de tres años, la exmujer de un gobernador mexicano, se reencuentra con sus hijos

“Quiero volver a ser el mejor”

Iker Casillas suma su partido 700 con el Real Madrid y advierte de que ha recuperado la motivación tras una mala temporada

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana