Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Xuventudes Socialistas presentan una campaña contra la ley del aborto

Los socialistas piden la retirada de la reforma y que se vuelva a la ley aprobada por Zapatero

Comparan la nueva legislación con la de países como Irlanda, Polonia o Malta

Cartel de la campaña de la XX.SS Ampliar foto
Cartel de la campaña de la XX.SS

Xuventudes Socialistas de Galicia (XSG) ha presentado este viernes una campaña contra la reforma de la Ley del aborto, que "es una bofetada de Gallardón a los derechos de todas las mujeres" y que "atenta contra unos derechos adquiridos". El cartel de la campaña consiste en una imagen de una mujer con la cara tapada en pose de Cristo crucificado bajo el lema Tes dereito á túa vida, tes dereito a decidir.

De este modo, el secretario xeral de Xuventudes Socialistas, Aitor Bouza, ha exigido la retirada de esta reforma que considera "un retroceso propio de tiempos franquistas", que "muestran una posición ultraconservadora por parte de la derecha española quitándole el derecho a decidir a las mujeres". En este sentido, ha defendido la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo aprobada por el Gobierno socialista que "legitimaba el derecho a decidir de todas las mujeres", la cual, ha aclarado, "no se trataba de una ley del aborto, sino de un plan que consiguió la disminución del número de interrupciones voluntarias del embarazo gracias al aumento de la educación sexual y reproductiva".

Al respecto, se ha referido "al gran riesgo que supone para la salud" de las mujeres la propuesta del Gobierno de Mariano Rajoy, con base en "razones ideológicas, lideradas por la Iglesia Católica" y supone "volver a épocas pasadas de manipulación y adoctrinamiento". Y es que cree que "no soluciona los problemas de los embarazos no deseados, sino que pone en peligro la vida de las mujeres, únicamente para contentar a los sectores más ultraconservadores". Además, la secretaria de Igualdad de los jóvenes socialistas, Anabel Rey, ha advertido que esta reforma supone situarse "al nivel de países como Polonia, Irlanda y Malta".

Y es que, según critica, Irlanda y Polonia "tienen lo que pretende Gallardón"; mientras que Malta "no recoge el aborto y, de hecho, lo penaliza". Por todo ello, los socialistas denuncian "un retroceso" a la ley de 1985, que ponía a España "a la cola de los derechos" de las mujeres en la Unión Europea.

Más información