Un juez aprecia razones políticas en el despido de una empleada de O Carballiño

El fallo coincide con el fiscal, que aseguró que existe una “vulneración de los artículos 14 y 16 de la Constitución

El Ayuntamiento de O Carballiño (Ourense), histórico bastión socialista gobernado por el PP desde las últimas elecciones municipales, ha sido condenado a readmitir a Patricia N.C. tras un “un despido que ha tenido motivación política”. Según la sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de Ourense, el gobierno local despidió a esta trabajadora “sin que se haya demostrado que era ineludible otra selección” ya que “no había ningún otro contrato a extinguir que no fuesen precisamente los celebrados con personas de militancia política distinta a la del grupo gobernante”. El contundente fallo judicial en el que se habla de “discriminación”, concluye afirmando que “la única causa de selección [para el despido] es la conocida militancia” en el PSdeG de la afectada.

El fallo coincide con la tesis expresada por el fiscal, que en su informe final concluyó que existe una “vulneración de los artículos 14 y 16 de la Constitución Española en materia de discriminación por ideas políticas”. La fiscalía resalta en ese documento que “no se acreditó que el despido sea ajeno a motivos relacionados con la militancia” de la demandante. Incluso recuerda que su despido “se aviene mal con la existencia de nuevas contrataciones” en el consistorio formalizadas tras la expulsión de su puesto de trabajo. Si el gobierno local del PP no recurre ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, deberá readmitir a la exempleada y abonar los salarios dejados de percibir hasta su reincorporación.

Dimisión del alcalde

Los socialistas de O Carballiño piden la cabeza del regidor, Argimiro Marnotes, imputado además en la Operación Pokémon por supuestos delitos de tráfico de influencias y revelación de secretos. Marnotes es también diputado provincial y uno de los hombres fuertes del baltarismo. El PSdeG equipara este caso al del exalcalde socialista de Punxín Alfredo Cruz, condenado en octubre de 2010 por la Audiencia Provincial a ocho años y medio de inhabilitación por un delito de prevaricación. Según aquel fallo, quedó demostrado que Cruz también despidió a una trabajadora municipal por haber formado parte de la candidatura del PP once años antes. Y el PSdeG pide que se actúe con la misma contundencia contra Marnotes.

 

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana