Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
IGNACIO GONZÁLEZ | presidente de madrid

“Si no nos hubieran quitado mil millones, no habríamos hecho ajustes”

Asegura que no quiere hacer recortes ni privatizaciones, pero que la falta de dinero le obliga

Afirma que la región crece más que el resto de autonomías gracias a una presión fiscal reducida

 Ignacio González,en la sede del Gobierno regional. Ampliar foto
Ignacio González,en la sede del Gobierno regional.

Ignacio González (Madrid, 1960) es presidente de la Comunidad de Madrid desde hace siete meses, cuando Esperanza Aguirre dejó por sorpresa el Gobierno regional. Se enfrenta a una grave crisis económica que le ha obligado, dice, a privatizar servicios y recortar prestaciones. Se queja de que el Estado aún mantiene diferentes varas de medir entre los que cumplen con el déficit y los que no.

Pregunta. ¿Ha llegado en un mal momento a la Presidencia del Gobierno regional?

Respuesta. Hay que administrar lo que te toca. La situación es complicada, sí.

P. ¿Cuál es la decisión más dura que ha tomado?

R. Muchas veces, en estos tiempos de crisis, las medidas de ajuste te obligan a tomar decisiones que te gustaría que no fueran tan duras. La responsabilidad es garantizar unos servicios públicos sostenibles, racionalizar estructuras y gastos y que nuestra gestión nos permita salir cuanto antes de la crisis.

P. ¿Y eso cuándo será? El Estado acaba de reconocer que el PIB va a decrecer un 1,5%.

“Si la economía del Estado va a caer un 1,5%, en Madrid caerá el 0,8%”

R. La situación es mala, pero afortunadamente en Madrid es bastante mejor porque empezamos en 2008 a tomar medidas. Eso nos ha permitido que tengamos unos datos de crecimiento económico positivos hasta finales del año pasado. No pudo seguir siendo positivo por el volumen de huelgas y manifestaciones que se dieron. Si no se hubieran producido, hubiéramos crecido el año pasado dos décimas en vez de decrecer tres décimas. Nuestras previsiones para este año son que, si la economía del Estado va a caer un 1,5%, en Madrid caiga el 0,8%. Estamos seis puntos y medio por debajo de la tasa de paro nacional.

P. Culpan al Estado de tener que privatizar la gestión de seis hospitales.

R. Creo que el modelo de gestión no es lo que importa a efectos del servicio que reciban los ciudadanos. Cuando hablamos de la prestación sanitaria, lo que quieren los ciudadanos es que se les dé el catálogo de servicios que tienen derecho a recibir con la mayor calidad posible y sin coste. Vamos a dar la misma calidad o mejor, el mismo catálogo de servicios y sin coste. Lo único que ocurre es que vamos a introducir una fórmula de gestión que nos permite ser más eficientes. Eso significa que hay seis hospitales que van a ser gestionados por empresas del sector sanitario. Pero van a seguir siendo públicos, y el ciudadano no notará ninguna diferencia.

P. Han recalcado que no se va a extender este modelo.

R. Las previsiones que tenemos son que podamos hacer sostenible el gasto sanitario en la Comunidad con el mismo nivel de servicios. Como pensamos que la situación mejorará a lo largo del próximo año, nuestra previsión es que no sea necesario introducir más medidas.

P. La cápita, el precio que abona anualmente la Administración a la concesionaria por habitante, será de 484 euros de media. En noviembre afirmaba que costaba 440 euros por paciente la atención sanitaria en el hospital de Valdemoro, modelo en el que se han basado, frente a los 600 euros de uno con modelo de gestión pública.

R. Lo que hemos hecho es ajustar la cápita con los datos de 2011 y 2012. Es la referencia que tenemos para sacar los pliegos de condiciones de los seis hospitales de que hablamos.

Ignacio González, en la sede del Ejecutivo autonómico. ampliar foto
Ignacio González, en la sede del Ejecutivo autonómico.

P. Pero son casi 60 millones de euros más, es una subida notable.

R. Vuelvo a lo mismo, hay que tomar como referencia el gasto real que se ha producido.

P. Su Gobierno insiste en que las concesionarias contraten a todo el personal, pero no exige que se mantengan las condiciones de eventuales e interinos, que son el 60% de la plantilla.

R. El puesto de trabajo de todas estas personas está garantizado y probablemente las condiciones económicas. Con carácter general, la inmensa mayoría de las preocupaciones de los trabajadores están recogidas en los pliegos.

“No tenemos previsto externalizar la gestión de más hospitales”

P. ¿No van a trabajar más horas por el mismo o menos dinero?

R. El personal lo va a asumir la nueva empresa y lo gestionará como considere conveniente, pero negociando con los trabajadores.

P. ¿Tanto lío para ahorrar 143 millones, más 28 del alquiler que paguen las concesionarias?

R. A lo mejor les parecen muy pocos 170 millones de euros, pero son 30.000 millones de las antiguas pesetas. Teniendo en cuenta que tenemos que reducir el gasto sanitario este año en 600 millones, estamos hablando de la cuarta parte, de más del 25%. A mí me parece que eso es mucho dinero.

P. ¿Por qué se han presentado tan pocas ofertas para los ambulatorios? La cifra original de 27 la han reducido a cuatro.

R. Todavía no se ha presentado ninguna.

P. ¿Entonces no hay nadie interesado?

R. Yo creo que lo va a haber, lo que pasa es que todavía no hemos puesto en marcha el proceso. Primero hemos sacado un decreto para regular las entidades y las características de las sociedades que se pueden presentar a la gestión de los centros de primaria, después vamos a sacar un decreto con las condiciones de explotación y luego pondremos en marcha el concurso. Por lo tanto, hasta ahora no sabemos si va a haber muchas o pocas ofertas. Lo único que esperamos es que haya profesionales que tengan interés, que es algo que tenemos más o menos detectado, en entrar en la gestión de estos centros como ya ocurre en Cataluña.

P. ¿Está de acuerdo en lo que dijo el consejero de Sanidad de que si hubiesen recibido los mil millones del sistema de financiación no habrían tomado la decisión de privatizar la gestión de seis hospitales?

R. Este modelo de financiación, injusto e impuesto por [José Luis Rodríguez] Zapatero para perjudicar a Madrid, nos quita mil millones de los ingresos de este año, que hacen que seamos la única comunidad a la que quitan dinero [salvo Baleares, con 15 millones] porque al resto las mejora. Es evidente que algunas de las medidas de ajuste no las tendríamos que haber hecho. Podríamos haber tenido ingresos suficientes para poder mantener los servicios con el mismo nivel de gasto.

P. Pero ahora está Rajoy, no Zapatero, al frente de España.

R. El modelo tiene un periodo de vigencia durante el cual se tiene que aplicar, desgraciadamente es así. El modelo termina este año y el compromiso que se asumió en la Conferencia de Presidentes [el pasado 2 de octubre] es modificarlo.

P. Desde el pasado verano están peleando para cambiar la aplicación del modelo actual en la partida de 2013.

R. Pedimos que, dado que el sistema de financiación provocaba en Madrid un daño especial, se corrigiera esa injusticia en el presupuesto de 2013. El Estado ha entendido que no era posible. Ahora, como toca la revisión del modelo de financiación, podemos ir a uno en el que esta injusticia se corrija.

P. ¿Ha pagado la novatada? Aguirre dimitió el 17 de septiembre, a usted le nombraron presidente a finales de ese mes, formó un nuevo Gobierno regional y en menos de un mes tuvo que confeccionar el presupuesto de 2013.

R. No puedo decir que pagué ninguna novatada porque llevo nueve años en el Gobierno de la Comunidad, he sido vicepresidente desde entonces y, por lo tanto, conozco bien la realidad de la Comunidad de Madrid. Si el modelo de financiación que venimos denunciando no se hubiera impuesto como hizo Zapatero, no hubiéramos tenido las necesidades de reducción de gasto tan importante que hemos tenido que hacer en este presupuesto.

P. ¿Qué le parece el déficit a la carta que está estudiando el Ministerio de Hacienda?

Ignacio González, durante la entrevista. ampliar foto
Ignacio González, durante la entrevista.

R. Me parece mal, creo que el objetivo de déficit es un objetivo de Estado que corresponde a todas las administraciones públicas y que, por tanto, todos debemos contribuir a ese objetivo. Creo que establecer déficits diferenciados hace más difícil cumplir con ese objetivo. Si lo que se pretende es que el déficit sea más amplio en aquellas comunidades que no han cumplido los objetivos de déficit previos, frente a quienes sí los han cumplido y, por tanto, se han visto sometidos a una mayor tensión por los ajustes, me parece que no es aceptable ni razonable. El objetivo de déficit para las comunidades tiene que ser el mismo, si por alguna circunstancia el Estado considera que hay que introducir alguna flexibilización, tendrá que ser a costa del déficit que no sea el asignado a las comunidades.

P. Es decir, el del Estado.

R. Efectivamente.

P. De alguna manera, Madrid parece resignada a que se vaya a introducir ese déficit variable. Ustedes lo aceptarían como una medida excepcional para este ejercicio.

“Tenemos que reducir el gasto sanitario en 600 millones de euros”

R. No estoy resignado a nada. La posición de la Comunidad de Madrid siempre ha sido la misma. Además, esto tiene que el acuerdo alcanzado en la Conferencia de Presidentes, donde se aprobó que si se ampliaba el objetivo de déficit se compartiría entre el Estado y las comunidades autónomas. Nadie planteó ni acordó un déficit a la carta, sino simplemente un reparto entre el Estado y las comunidades autónomas. Eso es lo que se ratificó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera: constituir un grupo de trabajo para ver ese reparto del déficit. En él seguimos defendiendo que el objetivo de déficit debe ser igual para todas las comunidades autónomas. Insisto, establecer déficits distintos es complicado, porque si se beneficia a las que menos cumplen con respecto a las que cumplen, el mensaje que se está mandando es un mensaje malísimo, que es incentivar a no cumplir. Lo cual, no es el objetivo del Gobierno, estoy seguro. Por tanto, creo que esa no va a ser la posición que fije el Gobierno. Si entiende que hay que ayudar a alguna comunidad que está en una situación peor, a mí me parece bien, pero tendrá que hacerse dentro del marco de déficit global del Estado.

P. ¿Cómo se elaboran dos presupuestos en un mes? Uno con mil millones más y otro con mil millones menos.

R. Viendo cuál es la evolución de los ingresos, cuáles son los gastos comprometidos y, sobre los no comprometidos, qué se puede reducir para poder cuadrar el presupuesto y cumplir el objetivo de déficit. Así de sencillo. Nosotros estamos haciendo un seguimiento prácticamente mensual de todos y cada uno de los gastos e ingresos en las distintas áreas de gestión. Vamos viendo cuál es la evolución y en razón de eso tomamos las decisiones, como cualquier otra empresa.

P. Con mil millones más, ¿qué no hubieran recortado?

R. Con mil millones más, lo que no tendríamos que haber hecho es probablemente una serie de ajustes tan grande como la que hemos hecho. Hay algunas cosas que hemos reducido, o suprimido, que podríamos haber mantenido en iguales condiciones.

P. ¿Por ejemplo?

R. El problema no es de qué mantienes y qué no mantienes. Nosotros hemos mantenido toda la estructura de gasto social fundamental. De ahí no hemos quitado nada. Mantenemos todas las prestaciones sanitarias, todas las prestaciones asistenciales, toda la prestación educativa obligatoria… Todo eso está garantizado en los presupuestos.

P. ¿Subir impuestos lo tiene descartado?

R. Totalmente.

P. ¿Considera que la economía se pararía si lo hiciera?

“He descartado totalmente la posibilidad de subir impuestos”

R. Madrid no solamente no necesita subir impuestos, sino que nuestra política fiscal está logrando que la actividad económica en Madrid sea mucho más alta que en el resto de España. Generamos el 63% de la actividad económica, la fiscalidad en Madrid está muy bien articulada para provocar lo que queremos: una alta recaudación con una alta tasa de actividad económica que nos permita generar ingresos. Madrid tiene seis millones y medio de habitantes y cinco puntos menos de presión fiscal que Cataluña, e ingresamos 700 millones de euros más, cuando Cataluña tiene un millón de habitantes más.

P. ¿Han pensado en vender alguna de las propiedades de la Comunidad?

R. En nuestro plan de ingresos hay muchas medidas dirigidas a la venta de patrimonio.

P. ¿Solamente en patrimonio? ¿Alguna en especial, alguna empresa pública?

R. Hemos vendido alguna pequeña empresa pública, vendimos en su día alguna ITV, alguna empresa del sector logístico y de transportes, tenemos algunas otras en venta… Todo lo que podamos vender desde el punto de vista empresarial también está en el paquete de ventas. Pero fundamentalmente estamos vendiendo todo aquello que desde el punto de vista de la contabilidad nacional nos permite generar ingresos para aplicar a los gastos. Todo aquello que no nos permita aplicarlo al gasto corriente no nos resuelve las necesidades que tenemos de financiar los gastos. Tenemos que dar prioridad a aquellas ventas que van dirigidas a financiar gasto público.

P. ¿Qué le parece que haya otros barones del PP que señalen a Madrid como un paraíso fiscal?

R. ¿Paraíso fiscal? ¿Por qué? Tenemos una estructura fiscal muy similar a la de los demás... Tenemos bonificado el impuesto de sucesiones, el de donaciones, las transmisiones patrimoniales... Estas medidas fiscales han provocado que en los últimos años hayamos colocado en los bolsillos de los madrileños 18.000 millones que son los que permiten tener una actividad económica mayor en nuestra región. Eso explica por ejemplo que tengamos una tasa de paro menor y más ingresos que otras regiones.

P. Ese dinero, según IU, vuelve a los bolsillos de los madrileños de forma desigual.

R. Gregorio Gordo [portavoz de Izquierda Unida] no está muy enterado de la política fiscal ni del resultado fiscal. Cuando nosotros tenemos un punto menos en el tramo autonómico de IRPF estamos beneficiando a tres millones y pico de declarantes. Es decir, a todos. Ese beneficio va especialmente a las rentas medias, la mayoría no son esos grandes capitales que dice el señor Gordo. Cuando bonificamos sucesiones y donaciones, primamos a aquellos, cualquiera que sea su condición, que donan a sus hijos, que heredan de sus padres. Ninguno de ellos tiene que pagar más que el 1% del control fiscal. Cuando bonificamos las transmisiones patrimoniales, lo que hacemos es que cualquier persona que compre una casa o haga una operación jurídica se beneficie de un tipo impositivo más bajo.

P. ¿Vendería Telemadrid?

R. Si hubiera una buena oferta, por supuesto que sí. Pero no conozco a nadie interesado.

P. El director general de Telemadrid ha sido imputado por prevaricación, tráfico de influencias y malversación de fondos públicos.

R. Se ha limitado a cumplir escrupulosamente con la negociación con los sindicatos de cara al ERE. No se ha llegado a ningún acuerdo y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya ha fallado al respecto.

P. Se falló que fue un despido improcedente. De haber sido declarado nulo, les hubiera obligado a readmitir a 829 trabajadores.

R. Lo que dice el fallo es que el ERE de Telemadrid es improcedente, pero no es nulo. Por tanto, entiende que las razones aducidas por Telemadrid justifican ese ERE y la rescisión de esos contratos, pero entiende que hay que ofrecer más dinero, más días, a las personas a las que se ha rescindido el contrato. Nosotros hemos negociado todo este tiempo con los representantes de los trabajadores de Telemadrid, les ofrecimos la posibilidad de pagar más días por año, de recolocar a más gente, y sistemáticamente los sindicatos se negaron a aceptar todo. Fueron a los tribunales, y lo que ha dicho la justicia es que el ERE no es nulo.

“Si el Estado quiere flexibilizar el déficit, que sea a su costa, no a la nuestra”

P. Telemadrid se ha ido endeudado durante sucesivos Gobiernos del Partido Popular.

R. Somos responsables de nuestras decisiones, pero la deuda de Telemadrid se debe fundamentalmente a la caída brutal de los ingresos de publicidad. No conozco ningún medio que se haya visto libre de un ERE, y más con semejante caída de la publicidad y por la explosión de canales de televisión, con 40 o más. Telemadrid tenía una plantilla de 1.100 empleados para gestionar un canal y medio de televisión. Antena 3 tiene 700 y Telecinco, 1.000. No era razonable.

P. Han caído pocos directivos.

R. La aplicación del ERE se ha hecho teniendo en cuenta los criterios de la legislación laboral y las dimensiones de la plantilla. Se han estudiado los distintos sectores de la empresa y eso ha sido ratificado por el tribunal. La reducción de estructura es acorde con el mantenimiento de la viabilidad.

P. Las Vegas Sands todavía no ha entregado su proyecto para que puedan convocar el concurso del macrocasino de Eurovegas.

R. Todavía no lo han presentado, estamos pendientes de que así lo hagan, quedan temas que están viendo y espero que lo puedan cerrar en breve tiempo, y que nos presenten formalmente el proyecto en próximas fechas.

P. Habían puesto de fecha el mes de abril para el concurso.

R. Nosotros no hemos puesto ninguna fecha, lo que dijimos es que nos gustaría que se pudieran desarrollar los trámites en una serie de fechas para poder llegar cuanto antes a colocar la primera piedra y empezar las obras. Hicimos el cálculo estimatorio de lo que nos gustaría, pero no es más que una previsión que hicimos de unos objetivos que nos gustaría cumplir. Lo importante es cerrar cuanto antes la presentación del proyecto, la convocatoria del concurso y la resolución del mismo. La previsión es que se pudiera poner la primera piedra a final de año, vamos a ver si conseguimos llegar a ese plazo. Lo importante en todo caso es que podamos tener adjudicado cuanto antes ese proyecto y poder consolidar una inversión tan importante para los próximos años.

P. ¿Contemplan que no se realice el proyecto?

R. No, estamos peleando porque este proyecto se lleve a cabo y estoy convencido de que así será y se va a llevar adelante.

P. Se han blindado con una enmienda a la ley aprobada en diciembre relativa al número de casinos a construir.

R. Establecemos garantías para que la inversión se realice y que los plazos se cumplan.

P. ¿Le gustaría devolver las competencias de justicia al Gobierno central?

R. Las comunidades autónomas solo tenemos competencias en justicia en los medios materiales. Es decir, dotar de juzgados y de medios como sillas, mesas, ordenadores, teléfonos, etc. Pero en el ámbito judicial no tenemos ninguna competencia. Cuando uno tiene la competencia en una materia tan importante como justicia, y que la definición de planta, de juzgado le corresponde a los responsables de justicia, me parece que lo que tiene todo el sentido del mundo es que vayan los medios asociados a la titularidad de la competencia. Eso es lo racional y lo razonable para hacer un mejor uso de los recursos que se tienen. Pero las comunidades solo tenemos competencia en los medios materiales, en nada más. No tenemos competencias en el fondo de la justicia. Los abogados de oficio no son nuestros, otra cosa es que paguemos la actividad de la justicia gratuita. Pero simplemente somos meros pagadores.

P. Dice que deben ir unidos los medios a las competencias. Como no tiene las competencias, ¿le gustaría devolver los medios?

“Vendería Telemadrid si recibiera una buena oferta. Pero no hay”

R. Me parece más razonable que todo eso se decida desde un mismo sitio porque permite aprovechar mejor los recursos y hacer una programación más eficiente.

P. La reforma local no gusta a nadie. Obliga a una serie de recortes en los que el Estado se lava las manos.

R. Tiene aspectos que no satisfacen ni a las corporaciones locales ni a las comunidades. Ese borrador inicial fue hecho con toda la buena voluntad pero muy alejado de la realidad municipal. Tenemos que cambiar la estructura actual de una forma que sea posible. Haciendo mantenibles los servicios. Eso pasa por dotar de los medios económicos con los que actualmente se prestan estos servicios. Si lo que se pretende es que, de manera automática, lo que ahora está siendo pagado por una administración pase a otra sin financiación, es evidente que no se va a poder llevar a cabo y que no los vamos a poder prestar. En el caso de que se aplicasen literalmente algunas de las cosas que han aparecido por ahí, supondría que la Comunidad tendría que asumir unos gastos por encima de los 1.100 millones de euros adicionales que no podemos financiar. La reforma local tiene que llevar aparejada la financiación necesaria.

P. De aplicarlo tal y como está formulado ahora, el desgaste político sería para las comunidades. Para usted.

R. A mí no me preocupa el desgaste político, me preocupa que hay una serie de servicios que se están prestando a los ciudadanos y que para seguir prestándolos hay que pagarlos. Si no hay dinero, no se les puede prestar, pero los tenemos que salvaguardar en lo posible.

P. ¿Cree que el PP nacional trata mal a Madrid?

R. No, lo que trata fatal a Madrid es el modelo de financiación injusto impuesto con nocturnidad y alevosía en un pacto con el tripartito [catalán] y luego impuesto en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Eso lo saben todos los madrileños, toda España y el Gobierno y por eso hay que cambiarlo.

P. ¿Va a ser candidato en las elecciones autonómicas de 2015?

R. No lo sé, espero que si llegamos a esa fecha lo sea.

P. ¿Tendrá que esperar a esos seis meses antes de las elecciones, en los que su partido hace una encuesta con los cinco candidatos potenciales que sacarían mejor resultado, o no tendrá que esperar tanto?

R. Habrá que esperar a los plazos que siempre corresponden para determinar quiénes son los candidatos en cada caso.

P. El escenario que se barrunta es que el Partido Popular pierda la mayoría absoluta.

R. ¿Eso quién lo barrunta? Imagino que habrá alguien que lo desee, pero es algo que no contemplo. Yo espero que el Partido Popular vuelva a ser el favorito de los madrileños.

P. ¿Qué tal es su relación con UPyD?

R. Buena, yo en general procuro tener una buena relación con todos los grupos. Es cierto que la relación con el Partido Socialista de Madrid, especialmente con algunos de sus dirigentes, es realmente compleja. Pero no por mi parte. Creo que es algo bastante generalizado.

P. ¿Se lleva mejor con Izquierda Unida que con el PSOE?

R. Es mucho más fácil la interlocución con Izquierda Unida que con el PSOE.

P. ¿Contempla, en el caso de necesitar el respaldo de otra formación, un gobierno de coalición con UPyD?

R. Yo no hago futuribles, yo espero que el PP vuelva a ser el partido favorito de los madrileños. Esta pregunta se la deberían hacer al líder de los socialistas madrileños, que porque el señor Velasco [portavoz magenta en la Asamblea] ha mantenido alguna posición favorable a nosotros, por ejemplo en el sentido de reformar la actual estructura de la Comunidad de Madrid, pues dice que tenemos un pacto de gobierno. Yo no tengo nada. Yo espero que el Partido Popular vuelva a ganar las elecciones. Con mayoría absoluta.

P. ¿Cómo es su relación con Ana Botella y Esperanza Aguirre?

R. Fantástica.

P. ¿Con las dos?

R. Sí.

P. ¿Igual?

“Madrid tiene cinco puntos menos de presión fiscal que Cataluña, y recaudamos 700 millones más con un millón menos de habitantes”

R. Hombre, tengo mucha más relación con Esperanza Aguirre desde hace muchos más años que con Ana Botella. Esperanza y yo hemos trabajado 25 años juntos, la relación que tenemos está muy por encima de una relación profesional y política. Es una relación personal, de amistad de hace muchos años que está por encima de todo esto. Es que a Esperanza la conozco de toda la vida. A Ana Botella la conozco también desde hace años pero he tenido menor relación, per es buena.

P. Más allá de la relación, ¿cómo valora la gestión de Botella en el Ayuntamiento de Madrid?

R. Entiendo que es una gestión correcta, que está bien, salvo en el problema del incidente, barbaridad o como queramos llamar del Madrid Arena, consecuencia de la actuación impresentable de la empresa organizadora. Es evidente que eso ha causado un deterioro importante en lo que era la gestión hasta ahora. A partir de ahí, creo que la gestión del ayuntamiento ha sido correcta, se está actuando para llegar hasta el fondo de las responsabilidades, conocer qué es lo que ha pasado. Hay un empresario que cometió la barbaridad de vender el doble de entradas permitidas por el aforo, y eso provocó una aglomeración de gente que terminó provocando la muerte de cinco jóvenes. Salvando este tema tan terrible, la gestión de Botella es buena.

P. ¿Quién le gustaría que fuese el candidato al Ayuntamiento?

R. No tengo ninguna preferencia por nadie, cuando llegue el momento ya se verá.

P. ¿Imagina a Aguirre de alcaldesa?

R. Imaginar es gratis, pero no estamos en esa tesitura.

P. ¿Si el PP pierde Madrid, pierde el país? Ese es el lema.

R. Sin ganar el Ayuntamiento, se puede ganar en la Comunidad. Es mucho más difícil, pero no es imposible. Pero espero que se gane también por mayoría absoluta.

P. Desde hace más de dos meses no han vuelto a celebrar un comité de dirección del PP de Madrid, a raíz de que se conocieran las críticas en privado de Aguirre a la gestión de Botella, de María Dolores de Cospedal por el caso Bárcenas y Ana Mato.

R. El Partido Popular de Madrid no hace comités de dirección con rueda de prensa posterior, pero sí se reúne.

P. ¿Con el mismo número de componentes?

R. Sí, el último ayer [el pasado miércoles].

P. ¿Se tiende hacia una fragmentación de partidos, viendo el desencanto con el bipartidismo?

R. A mí lo que me parece es que es muy importante que haya partidos fuertes de ámbito nacional con una visión de Estado, que garanticen la estabilidad de las instituciones y los grandes principios a los que tiene que responder el Estado. Hay cosas básicas, que deben estar por encima del debate político, y que además creo que tienen que garantizar esos grandes partidos nacionales. Eso da estabilidad al país y es bueno. Si nos vemos abocados a un sistema de representación totalmente atomizado donde es muy difícil conseguir que haya esa visión general de los intereses del país, y eso hace que cada uno vaya a anteponer los intereses particulares, tendrá una repercusión muy negativa a la hora de poder gestionar lo público. Ahora bien, los ciudadanos tendrán que valorar cuál es el sistema que quieren y si quieren unos gobiernos estables, unos partidos políticos fuertes, un proyecto nacional fuerte. O si quieren entrar en una dinámica de atomización que lleve a la inestabilidad.

P. Proponen dividir Madrid en 43 circunscripciones en las que se elija de forma directa a un tercio de los diputados regionales.

R. Queremos acercar la decisión de los electores a las listas electorales y a los candidatos para que tengan más criterio a la hora de decidir, se sientan más próximos a sus representantes y puedan conocerles mejor y exigirles un compromiso más cercano. Me resulta sorprendente que la oposición diga que esto es un truco y que afecta a la representatividad democrática. Cualquiera que sea el sistema de reparto, directo, indirecto, a través de circunscripciones o de listas cerradas, son los ciudadanos los que lo eligen. Parece que la oposición tiene miedo a que haya un sistema de elección más cercano, transparente y próximo. A lo mejor no les gusta que les conozcan tanto.

P. También es partidario de reducir el Parlamento regional a 65 escaños.

R. No solo soy partidario, sino que mi grupo ha presentado una iniciativa [propuesta previamente por UPyD] para que se haga. No tiene sentido lo que está pasando, la Asamblea crece de manera exponencial a medida que ha ido creciendo la población. No tiene límite y hoy nos encontramos con 129 escaños, en una comunidad uniprovincial, para seis millones y medio de habitantes. Estados Unidos tiene 100 senadores para 380 millones de ciudadanos, y no creo que nadie pueda decir que no se sienta representado. Me parece por tanto que no tiene sentido. Hay que racionalizar estas estructuras también, que es algo que nos piden los ciudadanos. Que haya 65 diputados es más que suficiente para representar a seis millones y medio de madrileño.

P. Otra crítica que se le hace a su Gobierno es que sea Cáritas quien hace la selección de las personas afectadas por los desahucios para acceder a las mil viviendas del Ivima que han puesto a disposición. ¿Es lógico que esa decisión la tome una ONG?

R. Llevamos años, años y años trabajando con organizaciones no gubernamentales, especialmente con Cáritas y Cruz Roja, que son probablemente las dos ONG más acreditadas de nuestro país. Llevan haciendo trabajo social a favor de los más desfavorecidos desde hace años, años y años. Lo que es sorprendente es que se ponga en cuestión su trabajo, algo surrealista, sino que además se pretenda descalificar ese trabajo diciendo que es caridad. ¡Como si la caridad fuese algo malo! Se me caería la cara de la vergüenza de querer deslegitimar la labor de estas ONG tan importantes que hacen una labor impagable para miles y miles de personas con muchas necesidades. Animaría a quienes piensan así que les digan a esos miles de personas que son ayudadas por Cáritas, Cruz Roja y otras muchísimas ONG que les mirasen, como les gusta decir, a los ojos y les dijeran que eso es caridad.

“Soy partidario de una Asamblea con 65 diputados en vez de 129”

P. ¿Expropiaría viviendas a los bancos, como ha aprobado la Junta de Andalucía?

R. Me parece una medida inejecutable, que genera una inseguridad jurídica brutal y que no resuelve el problema. Lo que resulta sorprendente es que la Junta de Andalucía tenga 5.000 pisos vacíos y antes de usar los suyos pretenda expropiar los de los demás. Es poner en cuestión el derecho a la propiedad. La inseguridad jurídica que se crea es muy amplia. Además, tendrían que explicar por qué hasta hace tres días seguían firmando desahucios.

P. ¿Entiende las protestas de los jubilados afectados por las preferentes de Bankia?

R. Se está actuando para corregir las cosas que se han hecho mal con estas personas que se sienten engañadas por las entidades financieras. Hay que decir que esa suscripción de preferentes se hizo entre 2007 y 2009; es decir, bajo el Gobierno de Zapatero. Segundo: el control de las entidades financieras le correspondía al Banco de España y al Ministerio de Economía, al señor [Miguel Ángel] Fernández Ordoñez y al vicepresidente económico de entonces. A estas instituciones y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, presidida por el señor [Julio] Segura y puesto por el señor Zapatero, era a quienes correspondía vigilar que los productos financieros fueran emitidos con todo rigor y en condiciones de garantía para los usuarios. Nadie del Gobierno dijo nada, nadie de la CNMV dijo nada y nadie del Banco de España dijo nada.

P. Las comunidades autónomas se lavan la manos.

R. Las comunidades autónomas no hemos tenido ningún control ni lo hemos tenido nunca sobre las entidades financieras. No podíamos haber actuado en este sentido ni teníamos competencia alguna. Por otra parte, en el caso de Bankia, en aquel momento era Caja Madrid. Bankia, además, en estos momentos es un banco intervenido, es del Estado. Dicho esto, hemos estado en contacto con el Gobierno, porque hay 180.000 madrileños afectados por las preferentes, y nos preocupa por su situación.

P. ¿Usted qué ha hecho al respecto?

R. He hablado con el Gobierno para ver qué medidas se iban a tomar. El Gobierno ha puesto en marcha ya, en el caso de Bankia, las medidas para hacer frente a las demandas de los preferentistas. Se les ha dado plazo para que vayan a reclamar a Bankia, en principio hay unos descuentos sobre la suscripción, que no son incompatibles con el hecho de que los ciudadanos que están afectados puedan pedir un arbitraje, que espero, en la medida de lo posible, se resuelva a favor de los preferentistas y que puedan recuperar así su dinero.

P. ¿Por qué ningún consejero de Caja Madrid, varios del PP, dijo nada? Algo verían.

R. Lo desconozco, pero quien tiene que supervisar a las entidades financieras y sus productos financieros son los órganos de control y regulación. Y esos son la CNMV, el Banco de España y el ministerio. A ellos les correspondía haber controlado que esas emisiones respetaban los derechos de los suscriptores. Ahora parece que estos señores se han ido de rositas. Lo que tienen que hacer es explicar por qué en su momento aprobaron, autorizaron y supervisaron esas emisiones y nadie alertó de nada.

P. La oposición le echa en cara que no debata en la Asamblea sobre su ático en Marbella.

R. Lo que no se puede hacer es instrumentalizar de manera torticera una cuestión que nada tiene que ver con la política para lesionar o intentar lesionar la honorabilidad de una persona o desvirtuar el debate político. Es inaceptable y refleja que la oposición no tiene proyecto ni alternativa y está solamente en los ataques personales. Piensa que enfangando la vida pública va a sacar rédito. Yo era inquilino de una casa en Marbella que alquilé hace unos años, por la que pagaba una renta como he acreditado públicamente. He hecho públicos todos los pagos y no tengo nada que ocultar. Como ya dije, mi intención era comprar esa casa y así lo he hecho.

P. ¿Cómo la pagó?

R. La compré con mi mujer en un 80% y yo en un 20% tras una indemnización que recibió mi mujer por el ERE en la empresa en la que llevaba trabajando toda la vida. He formalizado esa compra, he hecho mis escrituras, he pedido mi crédito, y no sé por qué tiene que formar parte de ningún debate político que haya adquirido una propiedad que he alquilado durante unos años. Tuvimos la oportunidad de comprarla, nos gustaba, y tomamos esa decisión. A partir de ahí, creo que no forma parte del debate público. Esto viene de una investigación ilegal de la policía como acreditaron el ministro del Interior y el director general de la Policía en sede parlamentaria.

P. ¿Quién le quiere supuestamente perjudicar?

R. Alguien, parece que en el seno de la policía y de manera ilegal, ordenó una investigación. Y no se dedujo absolutamente nada. Pido que se aclare de dónde viene esa investigación y que se depuren responsabilidades. Aquí la cuestión es quién lo hizo y por qué razón. Alguien lo intentó justificar sobre la base de que en el caso Gürtel, con motivo de la compra de unas parcelas en Arganda por parte de un constructor, yo presuntamente habría recibido una comisión. El caso Gürtel está instruido, no está bajo secreto de sumario, es público y todo el mundo lo conoce. Yo no aparezco. Todo esto forma parte de un montaje, de una estrategia, de un acoso por parte de alguien que no ha demostrado que es así, sino todo lo contrario.

P. ¿No le hubiera merecido la pena dejar ese apartamento y alquilarse otro?

R. Sobre esto podremos opinar cada uno lo que queramos, si era más o menos oportuno, pero insisto, tenía la oportunidad de comprar esta casa en este momento y en la que llevábamos unos años alquilados. No entiendo cuál es la cuestión. Yo he acreditado públicamente todo, nadie ha acreditado nada de lo que presuntamente se me ha querido imputar.