Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRESUPUESTOS

La oposición califica de “fracaso” la retirada de las cuentas del Gobierno vasco

Salvo el PNV que apoya la decisión de Urkullu, el resto de los grupos se muestran críticos

Rueda de prensa de Oskar Matute y Belen Arrondo sobre presupuestos del Gobierno vasco.
Rueda de prensa de Oskar Matute y Belen Arrondo sobre presupuestos del Gobierno vasco. EL PAÍS

Las noticias que llegaban desde Bruselas alteraron por completo una jornada que se preveía tranquila en el Parlamento. Tras conocerse la convocatoria de un Consejo extraordinario de Gobierno, las reacciones de los grupos de la oposición se precipitaron. Todos los partidos de la oposición realizaron en la Cámara valoraciones muy críticas acerca de la más que probable retirada del proyecto de los primeros presupuestos del lehendakari Iñigo Urkullu.

La oposición coincidió al valorar como un “fracaso” la incapacidad del Gobierno para encontrar puntos de encuentro con los demás grupos parlamentarios para conseguir sacar adelante las cuentas para 2013. Achacaron además al lehendakari la responsabilidad de que Euskadi no vaya a contar con unos presupuestos en un momento económico que él mismo calificó como de “emergencia”.

Las primeras valoraciones provinieron de EH Bildu, que puso de relieve que el Gobierno tiene ahora la oportunidad para cambiar su política socioeconómica y anteponer “la vida digna de los ciudadanos a la troika y Bruselas”. El parlamentario Oskar Matute aseguró que el lehendakari deberá elegir entre las demandas de “los mercados” o las demandas de “los ciudadanos para garantizar sus derechos sociales y su dignidad”. Desde la coalición abertzale exigieron también al PNV que explique las razones para dar “un paso atrás”.

Para el portavoz del PSE, José Antonio Pastor, la retirada de los presupuestos es la “la expresión más clara de la falta de rumbo de un Gobierno que nos sigue haciendo perder un tiempo precioso”. Pastor quiso dejar claro que continuar en prórroga no es “un drama” para Euskadi, por lo que emplazó al Gobierno a empezar a trabajar ya en el presupuesto para el próximo año, teniendo en cuenta que en apenas dos meses se aprobarán las directrices para su elaboración. “Valdría más que no nos hicieran seguir perdiendo el tiempo y se volcaran en conseguir grandes acuerdos de país”, añadió.

El PSE coincidió con EH Bildu al asegurar que la responsabilidad de los presupuestos “es del Gobierno de turno”, respondiendo así a las críticas que tanto el PNV como el PP realizaron en días anteriores y en las que ambos partidos acusaban a PSE, EH Bildu y UPyD de no querer negociar y de buscar la retirada de los presupuestos.

En el PP, Arantza Quiroga fue la encargada de valorar lo que calificó como un “fracaso” del Gobierno, aunque reconoció que la situación era “complicada por el bloqueo de EH Bildu, PSE y UPyD”. Quiroga aseguró que “llama la atención que el mismo Gobierno que habla de situación de emergencia no saque adelante su principal instrumento de gestión”. Por ello pidieron al Gobierno de Urkullu y al PNV que “hagan una reflexión” para acabar con una actitud que calificó como de “despiste continuo”. La portavoz popular criticó también el viaje del lehendakari a Bruselas en plena negociación presupuestaria.

El único parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, afirmó en un comunicado que el Gobierno no ha tenido la valentía suficiente para defender su proyecto ante la oposición. Un proyecto presupuestario que calificó como “el más restrictivo de la historia”.

El PNV por su parte mostró desde su sede en Bilbao su “apoyo” a Urkullu ante la retirada, a estas alturas más que probable del proyecto presupuestario. La parlamentaria Josune Gorospe trató de poner en valor la noticia de que la UE esté dispuesta a suavizar el margen de gasto y que calificó de “muy buena”.

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, se mostró convencido de que Euskadi puede afrontar lo que queda del año con una prórroga del presupuesto de 2012.