Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid se descascarilla

El Ayuntamiento gastó 302 millones en mantenimiento en 2010. El año pasado, sólo 79

La falta de inversión se traduce en árboles secos, baches, farolas y bancos rotos

Pavimento en mal estado en la calle de San Manuel. Ampliar foto
Pavimento en mal estado en la calle de San Manuel.

¿Qué haría, alcaldesa, si tuviera más dinero? Ana Botella (PP) respondió así a EL PAÍS en febrero: “Lo fundamental es el mantenimiento de todo lo que tenemos. Ahora mismo debemos hacerlo con el presupuesto de 2005, pero tenemos mucho más que mantener que en 2005. Cuando mejore la situación, tendremos que meter mucho más dinero”.

Madrid lleva dos años invirtiendo en mantenimiento mucho menos dinero del que necesitaría solo para mantenerse en pie. Tras gastar 9.800 millones de euros entre 2003 y 2011 en obras, Alberto Ruiz-Gallardón legó a Botella una ciudad sin dinero siquiera para reparar los baches, cambiar las farolas y bancos estropeados, o sustituir los árboles secos. Lo recalca la oposición. Lo admite la alcaldesa. Lo prueban las cifras. Y lo sufren cada día los madrileños.

“Esto repercute directamente sobre los bienes y servicios de los que deberían disfrutar los ciudadanos, que pagan cada vez más impuestos. Y afecta negativamente a la imagen y atractivo de Madrid. Un barco no puede navegar sin cuidar sus velas, aunque la alcaldesa no sepa ni qué rumbo tomar”, denuncia el líder municipal socialista, Jaime Lissavetzky.

Cifras. El Ayuntamiento gastó 224 millones en mantenimiento en 2005, el año que Botella toma como referencia. Esa inversión fue aumentando posteriormente al ritmo que crecía la ciudad y, sobre todo, las inversiones de Gallardón. En 2010, el presupuesto de mantenimiento ascendía a 302 millones. A partir de entonces, con las arcas municipales heridas por la crisis y la descomunal deuda derivada precisamente de esas inversiones, comenzó el recorte.

En 2011 fueron 229 millones, prácticamente lo mismo que en 2005. En 2012 se presupuestaron 184 millones, pero finalmente se invirtieron sólo 79. No había dinero para más. Este año deberían ser 156 millones, pero habrá que ver cuánto se gasta finalmente.

Recortes. En 2010 se gastaron 33 millones en remozar calles; este año se han presupuestado 12. En fuentes no se invierte desde 2007; de hecho, Botella apagó el año pasado 485 de 566; sólo indulto las más emblemáticas. En arreglar el mobiliario urbano no se invierte desde 2009. En alumbrado público se gastaron 7,4 millones en 2010; el año pasado se presupuestó la mitad. En patrimonio histórico, 350.000 euros en 2010; este año, cero.

Ejemplos. Las cifras cristalizan en tantos casos concretos que resulta imposible ennumerarlos en esta página. Estos son algunos ejemplos de denuncias de mal estado del patrimonio urbano, pero le invitamos a que envíe los suyos al correo madrid@elpais.es.

Torre de alta tensión en Latina. ampliar foto
Torre de alta tensión en Latina.
  • Distrito de Latina: Hay torretas de alta tensión sobre inestables montículos de ladrillo y arena en la calle del concejal Francisco José Jiménez Martín. El pavimento y aceras de la calle de San Manuel y del paseo Venta, junto a la Casa de Campo, lleva deteriorándose desde hace años. En la calle de la Alhambra, el antiguo campo de fútbol del Racing Garvin se ha convertido en un poblado de infraviviendas.
  • Distrito de Arganzuela: El anfiteatro del parque Enrique Tierno Galván se encuentra en mal estado. El Planetario tiene goteras y fallas debidas al envejecimiento del edificio. El mercado Guillermo de Osma sigue abandonado a su suerte.
  • Distrito de Moncloa-Aravaca. En Madrid Río, la calle de Aniceto Marinas y la avenida del Manzanares tienen las aceras en mal estado. Hay pabellones de la Casa de Campo ocupados por personas sin hogar, que encienden fogatas y se hacinan en el interior. El observatorio de aves del parque del Oeste está inutilizado por el mismo motivo.
  • Distrito de Moratalaz. El intercambiador de Pavones se encuentra cerrado y con el suelo en mal estado; los autobuses ocupan parte de la calle de Hacienda de Pavones. La sede de la Junta Municipal y de la policía local amenaza derrumbe. La unidad de Alzheimer junto al centro de mayores Nicanor Barroso está construida pero no ha entrado en funcionamiento aún.
  • Distrito de Villaverde. Hay un gran socavón a la altura del número 85 de la calle de Juan José Martínez Seco en la que los autobuses meten media rueda dentro. El parque Plata y Castañar, el mayor del distrito, está abandonado. En la Gran Vía de Villaverde, pasada la estación de cercanías, hay una rotonda en la que falta un pedazo de barandilla, con el riesgo de caídas que eso supone.
  • Distrito de Tetuán. En el parque de Agustín Rodríguez Sahagún hay una escombrera junto al nuevo edificio de realojo, y faltan farolas. El parque de Tenerife carece de mobiliario urbano y está en un estado de conservación deplorable. El acceso a la calle de las Clavelinas desde Pinos Alta tiene los escalones hundidos y deteriorados. En el parque de la Ventilla hay un asentamiento ilegal con tiendas de campaña. El polideportivo Triángulo de Oro tiene máquinas estropeadas.
  • Distrito de Carabanchel. Se amontona la basura en las calles de Comandante Fontanes y de Tejares. Las vías, aceras y parcelas vacías del polígono industrial Aguacate están muy deterioradas. El mercado de Puerta Bonita se encuentra en un estado lamentable de mantenimiento.
Una acera con desperfectos en la avenida de Logroño. ampliar foto
Una acera con desperfectos en la avenida de Logroño.
  • Distrito de Chamartín. El mercado de Prosperidad adolece de falta de mantenimiento, y su reforma se encuentra paralizada. La escuela infantil Colorín Colorado, en la calle de Conde de Torralba, carece de accesos y tiene apariencia de abandonada pese a estar en funcionamiento.
  • Distrito de Ciudad Lineal. La calle de Hermanos García Noblejas es un rally de baches y destrozos varios. El parque del Calero, en la calle de Virgen de la Fuencisla, carece de mantenimiento. Hay baldosas y alcorques levantados desde hace años, y los alrededores del auditorio están muy deteriorados. En el parque del Cidral, entre las calles de Arturo Soria, de Rodríguez Illanes y de Asunción Pérez Vizcaíno, los senderos muestran un estado lamentable, con el mobiliario urbano abandonado y repleto de pintadas. La única fuente está destrozada.
  • Distrito de Chamberí. El parque Enrique Herreros se encuentra abandonado. Hay pintadas en los edificios de la calle de Donoso Cortés, 61 y en la calle de Joaquín María López, 48. Hay alcorques sin árboles en casi todas las aceras: en la calle de Fernández de los Ríos, por ejemplo, hay 31.
  •  Distrito Centro. El parque de la Cornisa está muy sucio en la zona colindante a la calle de Jerte. Hay árboles y macetas abandonados, alcorques destrozados y mobiliario en mal estado.
Escaleras en mal estado en un parque en Arganzuela. ampliar foto
Escaleras en mal estado en un parque en Arganzuela.
  •  Distrito de Usera: Hay vías con una pavimentación lamentable; algunas parecen pistas de tierra de un pueblo de montaña por la falta de asfaltado desde hace años. El deterioro más notable afecta a las calles de Ricardo Beltrán y Rózpide, de Juan Zofío, de Marina Usera, de Rafaela Ybarra, de Dolores Barranco, de Isidra Jiménez, de Jaspe y de Doctor Tolosa Latour. Hay aceras destrozadas y pavimento muy deteriorado alrededor del área infantil de la calle de Ricardo Beltrán y Rózpide. En plaza del Campo de Criptana, las escaleras de acceso están rotas. En el parque de Pradolongo, la pavimentación de algunos paseos es lamentable, faltan árboles en algunos alcorques, la ría está seca habitualmente,  las fuentes de agua potable carecen de grifos y las fuentes ornamentales y el lago están sucios.
  • Distrito de Fuencarral – El Pardo. Las zonas interiores del perímetro de Monforte de Lemos, Betanzos, Ginzo de Limia y Melchor Fernández Almagro se encuentran en un estado lamentable. Hay una escombrera en Nuestra Señora de Valverde y en la M-603, detrás de la subestación eléctrica.
  • Distrito de San Blas – Canillejas. Hay infraviviendas en la avenida de Arcentales, esquina con Hermanos García Noblejas. En la plaza Cívica sólo hay un solar de tierra. En la calle de Amposta, 31 hay un edificio semiderruido.
  • Distrito de Salamanca. Hay aceras en mal estado en la calle de Pilar de Zaragoza (entre la avenida de los Toreros y la calle de Martínez Izquierdo) y en la calle de Ardemans (entre la calle de México y la calle de Juan de la Hoz). El alumbrado está en mal estado en las calles de Azcona y de Martínez Izquierdo.
  • Distrito de Barajas. En la avenida de Logroño, a la altura del puente de la M-40, el pavimento está en mal estado. También hay zonas deterioradas en la calle de Jardines de Aranjuez, esquina con la avenida de Logroño.
Un agujero en el parque de Maruja Mallo, en Hortaleza. ampliar foto
Un agujero en el parque de Maruja Mallo, en Hortaleza.
  • Distrito de Hortaleza. La calle de Valdecaleras es un ejemplo de mal estado de conservación, con baches, grietas y alcantarillas que sobresalen. El parque de la calle de Aconcagua refleja una evidente falta de conservación. En Las Cárcabas hay un contador de agua roto junto a un agujero en el que cabe el pie de un adulto.
  • Distrito de Vicálvaro. Hay ejemplos de abandono en el centro deportivo y en el parque de la calle de Cordel de Pavones. En el bulevar de Indalecio Prieto, frente a los números 10, 48 y 108, se encuentran jardineras destrozadas, pavimento hundido y plantas secas.
  • Distrito de Retiro. Entre Cibeles y Atocha, en Recoletos el pavimento está en mal estado. Los bulevares de las calles de Ibiza y de Sainz de Baranda tienen alcorques enmarcados en un bordillo que sobresale unos 20 centímetros, lo que provoca tropiezos y caídas de peatones. El parque de El Retiro cuenta con cuatro aseos públicos, pendientes de rehabilitación.
  • Distrito de Puente de Vallecas. La falta de mantenimiento se puede percibir el el bulevar de Peña Gorbea, en la ronda Sur de Entrevías y el parque forestal, y en el entorno de la calle de Sicilia.
  • Distrito de Vallecas Villa. Los adoquines del paseo de Federico García Lorca están rotos, e incluso en alguna zona ha desaparecido alguno. Cuando se reponen, no se utiliza arena ni cemento, por lo que el tránsito de vehículos de carga y descarga rápidamente los vuelve a partir. Las fuentes están sucias y abandonadas, y el monumento al poeta ha sufrido vandalismo. El parque de La Gavia, que debería estar cerrado oficialmente, tiene un acceso ilegal.

Más información