Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los claroscuros de la sociedad neoyorquina

El Mac de A Coruña acoge una retrospectiva del reportero estadounidense Larry Fink

Meryl Streep y Natalie Portman en una fiesta de los Oscars, por Larry Fink
Meryl Streep y Natalie Portman en una fiesta de los Oscars, por Larry Fink

Escenas cotidianas de anónimos e instantes en plan ‘persona normal’ de celebridades. Todo congelado en negro y blanco con un particular punto de luz que ponen en primer plano también los detalles ocultos en la penumbra. La colección del fotógrafo norteamericano Larry Fink, expuesta hasta el 15 de septiembre del Museo de Arte Contemporáneo Gas Natural Fenosa en A Coruña, ofrece una intimista mirada del ser humano en sus facetas más diversas, sea vestido de gala en una recepción con champán y finos ‘canapés’ o celebrando un cumpleaños infantil entre latas de cerveza y una gruesa y pastosa tarta de chocolate.

Pat Sabatine's 8th Birthday Party. en abril de 1977 por Larry Fink
Pat Sabatine's 8th Birthday Party. en abril de 1977 por Larry Fink

A Fink (Nueva York, 1941), lo que más le interesa es el reportaje social, retratar al ser humano en su contexto. Colaborador habitual de revistas como ‘Vanity Fair’, ‘The New York Times Magazine’, ‘Rolling Stones’ o ‘The New Yorker’, busca captar momentos de la vida cotidiana, tanto sea de famosos o adinerados personajes como de anónimos de la clase obrera.

Su retrospectiva de más de un centenar de imágenes que llega ahora a A Coruña, titulada ‘Body and Soul’ en homenaje a una canción de Billie Holiday, se enmarca en el género periodístico del reportaje gráfico, con todos los contrastes de la alta y baja sociedad neoyorquina desde los años setenta. Desde una instantánea de la fauna que pululaba en la famosa discoteca Studio 54, pasando por pescadores o vendimiadores portugueses, o estrellas de cines captadas sin saberlo, como Meryl Streep susurrando algo a la oreja de Natalie Portman.

La muestra, comisariada por el belga Alain D’Hoogue, se divide en series, resultado de las incursiones de Larry Fink en pequeñas salas de entrenamiento de boxeo, en fiestas tras la ceremonia de los Oscars, o entre bastidores de desfiles de alta costura. La cotidiana de sus vecinos en Pennsilvania, la familia Sabatine, o su particular homenaje pictórico a la música fueron también para Fink fuente de inspiración.

Kate Moss en Nueva York en 1999 , por Larry Fink
Kate Moss en Nueva York en 1999 , por Larry Fink

Para el reportero gráfico, que acudió a la inauguración anoche de su exposición en el museo coruñés, cualquier momento o escenario es válido para captar al ser humano en todas sus facetas. Como esa señora que sorprendió pensativa ante un escaparate con la célebre pose cinematográfica de Audrey Hepburn frente a Tiffany.