Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo Audiovisual tumba la política de comunicación de Cádiz

El Ayuntamiento no podrá seguir emitiendo sus anuncios en la televisión local

La alcaldesa Teófila Martínez en las instalaciones de Onda Cádiz.
La alcaldesa Teófila Martínez en las instalaciones de Onda Cádiz.

Son parte habitual de las calles de Cádiz. También de la programación de la televisión pública municipal. Los mensajes publicitarios del Ayuntamiento de Cádiz conforman el paisaje de la ciudad al emitirse en grandes pantallas instaladas en la calle. Y son constantes en cada pausa de Onda Cádiz. La queja de un particular, hastiado de este abuso propagandístico, ha dado resultado. El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) ha resuelto que el autobombo, en el que se basa la política de comunicación del gobierno local del PP, es ilegal y por eso ha instado a Onda Cádiz a dejar de emitir de forma inmediata estos mensajes. Si no lo hace, podría ser sancionada con una multa de hasta medio millón de euros.

La denuncia llegó en carnaval. Onda Cádiz emitía en directo el concurso de agrupaciones del Teatro Falla. La única televisión que lo hacía en su fase preliminar. Los espectadores tenían que soportar que en cada pausa siempre el primer anuncio fuera una promoción del Ayuntamiento. Con el lema, "a pesar de la crisis, seguimos mejorando nuestra ciudad" cada publicidad exhibía los logros de Teófila Martínez. La persona que emitió la denuncia alertaba de que esos anuncios vulneraban dos normas: el artículo cuatro de la ley estatal de publicidad institucional y el artículo tres de la ley autonómica reguladora de la actividad publicitaria de las Administraciones.

El Audiovisual atendió la queja, pidió las cintas y solo tuvo que verlas. "Más de 600 mayores practican deporte gratuito gracias a nuestro programa del club de la salud". "Hemos rehabilitado la iglesia de la Palma". "Hemos ampliado la guardería municipal". Y un largo etcétera. Todos los anuncios remataban con un mensaje que terminó sonando familiar: "a pesar de la crisis, Cádiz mejora" o el no menos tarareado "con el Ayuntamiento de Cádiz, sí".

El CAA ha resuelto que esta publicidad es ilegal. Las leyes estatal y autonómica establecen que la publicidad institucional debe servir para promover valores y conductas, lograr una sociedad cohesionada, informar de derechos y obligaciones o difundir el cumplimiento de deberes. También se permite informar sobre proyectos de la gestión pública, algo que dejaría abierta a la interpretación la legalidad de las campañas del gobierno del PP. Pero la ley estatal prohíbe expresamente las campañas que tengan como finalidad "destacar logros de gestión u objetivos alcanzados", para evitar la propaganda política con dinero público.

La resolución del Consejo tumba en la práctica toda la política comunicativa del Ayuntamiento de Cádiz, basada en este tipo de anuncios, pero este órgano solo puede sancionar a medio audiovisuales. De hecho, Onda Cádiz, y otros medios privados, podrían ser multados con hasta 500.000 euros si persistieran en emitir estas campañas. Esta decisión se suma a los reproches del CAA por la falta de pluralismo de esta televisión pública, donde la oposición solo aparece un 13% del tiempo dedicado a declaraciones de los partidos. Esa mala práctica no acarrea sanción.

El gobierno del PP aseguró que este tipo de anuncios se han dejado de emitir. También ha anunciado que denunciará al CAA por "persecución política" y cuestiona los métodos para medir el pluralismo. "Si la oposición no sale más es porque no trabaja y no convoca ruedas de prensa", argumenta.

El órgano ya ha explicado que ese no puede ser un criterio para despreciar al resto de partidos. La medición de ese pluralismo es cuantitiva y objetiva. Se mide el tiempo que hablan los dirigentes de cada partido, sin contar el tiempo de la noticia o la voz en off del locutor.