Una tesis destaca la democratización educativa de las escuelas de música

Los centros de docencia no reglada han dado formación a cientos de miles de niños

Un alumno de la banda La Primitiva de Llíria, en una imagen de archivo.

La importancia de las sociedades musicales en la Comunidad Valenciana se traduce en la existencia de 539 entidades (el 50% de España) con 40.000 músicos, 60.000 alumnos en escuelas de música y 220.000 socios. La labor social, cultural y educativa de las escuelas, que comenzaron a desarrollarse en el siglo XIX y son la base de esta tradición musical, es objeto de una investigación que analiza su historia y futuro, y ahonda en las perspectivas docentes de estos centros educativos no reglados y ahora amenazados ahora por la crisis.

El autor de la tesis doctoral presentada y aprobada cum laude en la Universitat Jaume I de Castellón, Remigi Morant, explica el desarrollo de las escuelas musicales en un contexto social e histórico en el que los alumnos de muchos pueblos no podían acceder a la formación de los conservatorios de las ciudades o a clases particulares reservadas a la élite burguesa. Desde esta perspectiva, las escuelas locales motivaron “la democratización de la música” y con el paso de los años han dado formación a cientos de miles de niños.

Morant constata también los “grandes beneficios educativos” de la música, que aporta a los estudiantes seguridad, responsabilidad, confianza, autodisciplina y compromiso en su tarea. En su tesis concluye que la formación musical redunda en los alumnos que la reciben en mejores resultados académicos.

Al analizar la supervivencia de las escuelas musicales, Morant destaca que es necesario dotarlas de “un proyecto educativo propio y diferenciado de los conservatorios”, y de una renovación pedagógica y de investigación “apoyada con una financiación adecuada” de la Administración, como ocurre en el resto de comunidades autónomas. En el caso valenciano, las escuelas están adscritas a las sociedades musicales, que son entidades sin ánimo de lucro que solo alcanzan a recaudar un 23% en concepto de ayudas públicas. La formación la mantienen, básicamente, las sociedades musicales y las familias. Con los recortes de la crisis, la aportación pública, que sigue siendo esencial para su mantenimiento, se ha reducido drásticamente.

Remigi Morant, que es asesor educativo de la Federación de Sociedad Musicales de la Comunidad Valenciana, destaca asimismo el papel de esta entidad en el trabajo de sensibilización de la música como “eficaz herramienta” en el rendimiento educativo y en la lucha contra el fracaso y abandono escolar. En esa línea, la investigación aborda a través de numerosas encuestas la situación del profesorado ante su “histórica discriminación” por impartir una enseñanza no reglada. Los encuestados en la investigación piden una nueva reglamentación que reconozca a las escuelas musicales como centros de pleno derecho.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

‘Las mil y una noches’ del siglo XXI

Escritores hispanohablantes homenajean al clásico árabe a propósito de la nueva edición

La cucaña electoral

El autor reflexiona sobre "la fidelidad del voto o su trasvase" en un año con varias convocatorias electorales

Escola pide perdón por las pintadas a los políticos

En las Trobades d’Escoles en Valencià celebradas en Agullent se pintarrajearon carteles de dirigentes políticos del PP y de UPyD

EL PAÍS RECOMIENDA

“Ojalá no fuera tan inteligente”

La falta de medios de detección y respuesta causa problemas psicológicos a niños superdotados

Monumentos patrimonio mundial en España

Recorrido por el legado histórico español en 50 fotos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana