Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

“Los escraches me recuerdan a cuando los nazis marcaban viviendas”

La diputada del PP Eva Durán dice que no se sintió intimidada pero reprueba las protestas

La concejala y diputada nacional del Partido Popular Eva Durán ha tenido hoy una mañana agitada. Cinco reuniones con vecinos con fecha inminente de desahucio y varias bodas civiles que debía oficiar. En el intermedio entre bodas, ha atendido a los medios para aclarar sus visitas de la mañana y su postura sobre los escraches (llevar una protesta hasta el domicilio o lugar de trabajo de la persona pública contra la que se quiere protestar).

El miércoles hubo uno a las puertas de la Junta Municipal de Distrito de Puente de Vallecas, de la que es presidenta, durante la celebración del pleno. Durán recibió a una vecina y, tras su mediación, se frenó el desahucio previsto a la mañana siguiente.“No, no me sentí intimidada por un motivo claro, yo estaba en el despacho y ellos estaban abajo”, ha asegurado Durán. “Pero no comparto la actitud de la PAH [Plataforma de Afectados por la Hipoteca] y se lo he dicho a ellos mismos”.

La edil ha comparado el traslado de las protestas a las puertas de las casas de diputados con otras situaciones. “Me recuerda a cuando los nazis iban y señalizaban una vivienda de una determinada familia”, ha asegurado. “No se puede hacer, estamos en un Estado de derecho democrático, la Constitución nos ampara también a todos a los políticos”, según la edil, que ha añadido: “Somos personas humanas y también nos preocupa la situación”.

Durán asegura que prefiere que les pidan cita “en vez de ir a acosarnos en las viviendas”. La PAH justifica su campaña de escraches porque se han “agotado todas las vías”. Presentaron una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con un millón y medio de firmas (son necesarias 500.000 para impulsarlas) en la que solicitan la dación en pago retroactiva, la paralización de los desahucios y la promoción del alquiler social. El PP respondió con unas enmiendas que descafeínan el texto inicial y aparcan la dación en pago.

Tras presentar la ILP, los integrantes de la PAH invitaron a los diputados a asistir a las asambleas para escuchar los testimonios de los afectados. Aseguran que ninguno ha acudido. Fue entonces cuando pasaron a organizar los escraches a las puertas de las casas de los diputados porque no quedaban más opciones, según defienden. Es una medida polémica rechazada por el PP en pleno por su carácter "antidemocrático", como lo definió el presidente Mariano Rajoy.El vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, acusó a la plataforma de "coaación" tras  sufrir uno en su vivienda de Valencia. “Dentro de la casa había niños y han estado aporreando la puerta con insultos”, dijo el diputado, que lo comparó con las intimidaciones de ETA en el País Vasco.  La Secretaría de Estado de Seguridad ha dado instrucciones a las comisarías para que identifiquen en actos de hostigamiento a políticos. “Eso incumple el reglamento jurídico”, asegura Durán, que señala que atender a vecinos “no es un caso excepcional” para ella.

“En el edificio donde vivimos, hay vecinos no deben aguantar una persecución nuestra”, según la edil y diputada, que asegura haber hablado con otros responsables de su partido que sufrieron un escrache en su puerta. “Están mal, están mal”, ha dicho.

Los participantes del escrache lucen siempre dos círculos de colores en sus protestas. Uno verde que simboliza el botón de voto a favor del Congreso de los Diputados. Otro rojo, el voto en contra. Eva Durán ha manifestado cuál será el suyo: “A favor de las enmiendas del PP”.