Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los antidisturbios llevarán un número de identificación en la espalda

La policía asume así una de las recomendaciones de la Defensora de Pueblo

Identificación que lleva hasta el momento los antidisturbios de la policía. Ampliar foto
Identificación que lleva hasta el momento los antidisturbios de la policía.

Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP, más conocidos por antidisturbios) llevarán un número de identificación en la espalda de forma que sea visible desde lejos. Hasta el momento, solo lucían su número de placa en una pequeña chapa dorada, siempre que no vistieran los chalecos antitrauma en los que iban sin identificar. De esta manera, el Cuerpo Nacional de Policía asume la recomendación de la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, que pedía medidas para evitar que los ciudadanos no supieran qué agente intervenía en las manifestaciones.

Esta medida ya ha sido adoptada recientemente por los Mossos d´Esquadra, la policía autonómica catalana, sobre todo tras los graves incidentes que supusieron la pérdida de un ojo a una manifestantes. El modelo que ha adoptado la Policía Nacional es similar al de Cataluña. Se trata de un número de grandes dimensiones que irá sujeto a la espalda mediante velcro. Fuentes de la Dirección General de la Policía han explicado a EL PAÍS que estos guarismos no corresponderán al número de placa de cada agente e irán cambiando en cada intervención.

Modelo de identificación aprobado por los Mossos d´Esquadra. ampliar foto
Modelo de identificación aprobado por los Mossos d´Esquadra.

El citado recuadro tiene aproximadamente un palmo de ancho y dos de largo, según imágenes del modelo que usarán los policías.

Las dificultades actuales para esa identificación fueron motivo de protesta desde diversos colectivos y formaciones políticas, especialmente desde los disturbios del 25 de septiembre. Estas reclamaciones fueron recogidas incluso por el Defensor del Pueblo que en su último informe anual incluía esta recomendación a la Secretaría de Estado de Seguridad. Soledad Becerril hacía la misma petición para la Guardia Civil, tras las protestas recibidas por el mismo motivo referentes al instituto armado.