Botella ‘degrada’ a Carromero al furgón de cola de los asesores municipales

El dirigente de Nuevas Generaciones pasa del distrito de Moratalaz al grupo municipal del PP

Encuentro de Nuevas Generaciones en Torrejón en 2011. En primera fila, Ana Botella (segunda por izquierda), Esperanza Aguirre (quinta), José María Aznar (sexto) y Ángel Carromero (octavo). / PP

La carrera política de Ángel Carromero en el Ayuntamiento de Madrid (gobernado por el Partido Popular desde hace 24 años) parece haberse truncado antes incluso de comenzar, probablemente por su exposición pública tras el accidente de tráfico que sufrió en Cuba y que, entre otras consecuencias menores, provocó un fuerte debate sobre la función de los asesores municipales elegidos a dedo pero con salario público.

Carromero, que hasta ahora ejercía de cargo de confianza de la concejal del distrito de Moratalaz, Begoña Larraínzar, ha sido trasladado al grupo municipal del PP, según ha informado Europa Press. Aunque su partido ha insistido en que seguirá desempeñando las mismas labores (“preparar iniciativas y proposiciones de cara a los plenos, redactar informes, recopilar datos”), lo cierto es que el grupo municipal apenas tiene función alguna: por no preparar, no prepara siquiera “iniciativas y proposiciones de cara a los plenos”, toda vez que el PP controla las siete áreas de Gobierno y los 21 distritos de la ciudad.

Carromero fue detenido el 22 de julio de 2012 en Cuba por su responsabilidad en un accidente (conducía el coche) que costó la vida a dos opositores al régimen. Tras ser condenado a cuatro años de prisión en la isla, el Gobierno español acordó su repatriación para cumplir aquí la pena. Regresó el 29 de diciembre, y pasó al tercer grado el 11 de enero, de forma que sólo tiene que acudir a dormir a un centro de inserción social de lunes a viernes. Lo consiguió, en parte, porque durante todo este tiempo ha conservado su trabajo en el Ayuntamiento. El Gobierno municipal se limitó a reducir a un tercio su salario de 50.474 euros brutos anuales a partir del mes de septiembre. A Carromero, que tenía 27 años en el momento del accidente y no estaba licenciado, es vicesecretario de la organización juvenil del PP, Nuevas Generaciones.

En el grupo municipal cobrará el mismo salario que hasta ahora. Según el Ayuntamiento, no supondrá un aumento del número de asesores municipales. Según la información oficial del Gobierno local, que data de agosto de 2012, hay 231 empleados eventuales designados a dedo, en su mayoría (176) por el Partido Popular, que le cuestan al erario público 10,3 millones de euros al año. Esa cantidad equivale a lo que el Ayuntamiento gastará en 2013 en fomentar la creación de nuevas empresas, y supone casi el doble de lo que se dedicará a los museos municipales o a ayudar a buscar empleo a los parados de la capital.

La función de los asesores es política: refuerzan el trabajo del Gobierno municipal, sobre todo en los distritos (en el caso de los del PP); representan al concejal al que sirven en actos con los ciudadanos; y defienden los intereses de su formación. Los Gobiernos regionales y el Estado también tienen consejeros, aunque no ejercen la misma transparencia que el Ayuntamiento a la hora de informar sobre su número y emolumentos.

El Gobierno municipal tenía en agosto 109 asesores, que suponían un gasto de 5,4 millones de euros al año. Los 21 concejales de distrito tenían 50 asesores en total, con un gasto de 1,9 millones. En cada distrito hay un consejero técnico (50.500 euros anuales) y un asesor técnico (37.000 euros); los eligen a medias el concejal y el presidente del PP en el distrito (en caso de no ser la misma persona). Carromero era hasta ahora consejero técnico en Moratalaz.

Los grupos municipales tenían en agosto 80 asesores, que costaban 3 millones de euros al año. El Partido Popular, con 31 escaños, tiene 29 eventuales; el Partido Socialista, con 15 escaños, tiene 33 eventuales; Izquierda Unida, con 6 escaños, tiene 16 eventuales; y Unión Progreso y Democracia, con 5 escaños, tiene 4 eventuales.

En el grupo municipal del PP, trabajan como asesores John Medcalf, que es hijo de Elvira Rodríguez, ex presidenta de la Asamblea regional madrileña; Adela Ruiz García, exmujer de Antonio Beteta, secretario de Estado de Administraciones Públicas; Francisco Jiménez Becerril, que es hijo del concejal del PP en Málaga asesinado por ETA; Begoña Lucas López, que es hija de Juan José Lucas, vicepresidente del Senado ahora, antes ministro o presidente castellano-leonés; y Alejandra Serrano, que es hija del exconcejal de Barajas y ahora diputado Tomás Serrano. Pero no sólo hay lazos familiares: también están Juan Carlos Jiménez, ex jefe de Protocolo de Gallardón; Esther Obelart, ex jefa de Gabinete de Cobo; y Pablo Murillo, ex diputado regional madrileño entre 1999 y 2011.

El último en sumarse fue Javier Conde, número dos del concejal Pedro Calvo en el área de Economía cuando la tragedia del Madrid Arena se llevó por delante primero a uno y luego al otro. Conde fue trasladado al grupo municipal, donde cobra ahora como asesor. A partir de ahora, tiene como compañero también a Carromero.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Carreras clandestinas por Gran Vía

Alba Casas Madrid

Grupos de ciclistas celebran competiciones ilegales a gran velocidad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana