“La corrupción ha provocado que el turismo pierda clientes”

El empresario Miguel Sánchez cree que este año el sector verá la luz al final del túnel

El empresario Miguel Sánchez, en Málaga. / garcía-santos

Miguel Sánchez Hernández (1945) es toda una institución en el sector turístico de la Costa del Sol. Este empresario posee cinco hoteles repartidos entre las provincias de Córdoba y Málaga. “Llevo toda la vida dedicado a esto y no soy capaz de hacer otra cosa”, asegura, orgulloso de los premios que exhibe en su despacho y que reconocen su buen hacer en el sector turístico. El establecimiento Amaragua (Torremolinos), con casi 300 habitaciones, es la joya de su imperio. Durante 11 años presidió la Asociación de Empresario Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) y en la actualidad es el máximo responsable del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Está convencido de que este año el sector verá la luz al final del túnel. Considera fundamental poner en valor la marca Andalucía para recuperar el mercado nacional y especializar la actividad turística con el objetivo de atraer a muchos más visitantes.

Pregunta. ¿Cómo está el turismo hoy en día?

Respuesta. Lo veo con optimismo. En Andalucía estamos tardando más en recuperarnos de la crisis que en el resto del país. No hemos sido capaces de explotar el clima en los meses de invierno y ese sigue siendo nuestro principal lastre: la estacionalidad. Tenemos que cambiar muchas cosas si queremos volver a estar en primera línea. Y los primeros debemos ser los propios empresarios que tenemos que especializar el producto turístico, ofrecer una mayor variedad para que sea algo singular.

P. ¿Qué propone para recuperar turistas?

R. Hay un desánimo muy generalizado y eso hay que cambiarlo. Debemos reactivar el segmento de ocio, donde hemos perdido mucho, frente a la gastronomía donde se ha ganado clientes. Hay que hacer un mejor uso de los fondos públicos destinados a la promoción de Andalucía para garantizar un mayor retorno de ese dinero a la comunidad. Es necesario cuidar más a los operadores y esforzarnos en los llamados mercados emergentes (países nórdicos, Rusia, China, Japón...) sin olvidar nuestra clientela de siempre.

No podemos competir con otros destinos por precios, pero sí por calidad

P. ¿Será necesario bajar los precios?

R. Las tarifas que tenemos ahora son las mismas de hace cinco años. Estamos haciendo un gran esfuerzo para mantener la calidad a cambio de perder en beneficios. No podemos competir con otros destinos por precios, pero sí por calidad. Actualmente hay un exceso de plazas hoteleras y los empresarios tendremos que equilibrar los costes con lo que percibimos por los servicios que prestamos.

P. ¿La crisis ha tocado ya fondo?

R. Este puede ser el primer año en el que veremos un poco de luz al final del túnel. Empezaremos a recuperar cuota de mercado. Salir antes dependerá mucho de nosotros. Hay que ser más agresivos comercialmente y realizar más acciones porque otros destinos de España se están recuperando más fácilmente, es el caso de Baleares, Canarias o Benidorm. Andalucía ha perdido mucha credibilidad en los últimos años en los países europeos. Los casos de corrupción en los medios han provocado que el turismo pierda clientes.

P. ¿La construcción nos puede volver a sacar del atolladero?

R. No cabe duda. La construcción puede generar mucha riqueza y puestos de trabajo. El problema es el elevado stock de casas sin vender que acumula en la actualidad Andalucía. Eso puede dificultar que la vivienda pueda se convierta en nuestro salvavidas. Por supuesto, nunca llegaremos a los niveles de la época de bonanza y costará algunos años recuperar la normalidad en el sector inmobiliario. Mientras que no se venda lo que hay en reserva será muy difícil que alguien invierta en nuevas construcciones.

Con cantera en Mijas

  • MS (las iniciales de su nombre y apellido) es la marca que este empresario ha consolidado en la última década en los establecimientos de la cadena hotelera que preside. Miguel Sánchez vivió la época dorada del turismo en el litoral andaluz, en las décadas de los 70 y 80. A los 16 años obtuvo su primer empleo en un hotel malagueño y durante 26 trabajó en el emblemático Hotel Alay de Benalmádena Costa (Málaga).
  • Sus ahorros le permitieron crear su propia empresa que fue creciendo con nuevos hoteles que dan cabida a casi todos los segmentos turísticos. Además, participa en la gestión del Centro Andaluz de Formación Integral de las Industrias del Ocio (CIO), en Mijas, donde se forma el personal que después contrata en sus hoteles.

P. ¿Cómo deben ayudar las Administraciones a los empresarios?

R. La creación de empresas se paró cuando los bancos cerraron el grifo de los créditos. Muchos empresarios invirtieron para mejorar sus negocios pensando en que iban a recuperar ese dinero con los beneficios, pero la crisis destrozó esa pretensión. Por eso echamos de menos ahora las ayudas de las Administraciones. La Junta de Andalucía ha creado unos fondos reembolsables (similares a los préstamos bancarios) destinados a mejorar las instalaciones, pero son insuficientes. La Administración debería pedir a las entidades de ahorro que facilitaran líneas de créditos para la industria turística.

P. ¿Han notado el cambio de partido político en la Consejería de Turismo?

R. No. Hay una gran colaboración y disposición por parte de la consejería para que los empresarios participemos activamente en todos los temas turísticos como, por ejemplo, en el cuarto Pacto por el Turismo o el nuevo Plan de Acción para este año. Hay un diálogo fluido. Considero que el Gobierno bipartito (PSOE-IU) es bastante estable y no muestra problemas importantes.

P. ¿Cómo se puede potenciar la marca Andalucía?

R. Necesitamos fuertes campañas de promoción de Andalucía. Desde la CEA le pedimos a la Administración, durante la elaboración de los presupuestos regionales, que invirtiera más en publicidad. No se debería haber recortado tanto en las cuentas de la Consejería de Turismo porque este departamento necesita reforzar la promoción de la marca turística.

P. ¿Alguna vez ha pagado a sus empleados en negro?

R. Nunca. En el sector hotelero es muy difícil pagar el sueldo en negro. Tampoco puedo confirmar lo que hace cada uno en su casa, pero en el 99% de los casos le aseguro que no hay irregularidades. Hacemos transferencias, pagos en cheques… todo está muy controlado. No entiendo que haya empresarios que puedan pagar las nóminas de ese modo.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El Gordo

13437

2º Premio

92845

3º Premio

07637

4º Premio

  • 07617
  • 67009

5º Premio

  • 46984
  • 32306
  • 98538
  • 74012
  • 91363
  • 60090
  • 67924
  • 52028

Comprueba tu número

Buscador y PDF con la lista oficial.

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Rose y Mirotic suben enteros con los Bulls

Chicago remonta en su duelo ante Toronto (129-120) sin Pau Gasol en el último cuarto. Tercer tropiezo seguido de Memphis, ante Utah (91-97), pese al buen partido de Marc

Libros para conocer mejor la Cuba bajo el castrismo

Desde Lezama Lima y Alejo Carpentier, hasta Leonardo Padura, Iván de la Nuez y Rafael Rojas, pasando por Cabrera Infante, Reinaldo Arenas y Heberto Padilla

Venezuela y Bolivia se quedan solas

Ambos países se opusieron a una declaración de apoyo al inicio del proceso de normalización de relaciones entre EE UU y Cuba

El chavismo fuerza la Constitución para renovar las instituciones

La mayoría simple del Partido Socialista Unido de Venezuela aprueba la designación de tres altos funcionarios afines

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana