Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEA planea despidos y alquilar su sede tras acumular pérdidas por 12,4 millones

Zoido da su apoyo al pacto por el empleo y minutos después rectifica

Zoido, durnate su intervención en la asamblea de la CEA. Ampliar foto
Zoido, durnate su intervención en la asamblea de la CEA.

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) despedirá de manera inmediata a la mitad de sus 85 empleados, pondrá en alquiler zonas de su sede regional en la isla de la Cartuja de Sevilla y cobrará por servicios profesionales. Veinticuatro horas después de firmar un acuerdo con sindicatos y Gobierno andaluz para el progreso económico y social de Andalucía, cuyo objetivo es el de la creación de empleo, el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, avanzó estos drásticos ajustes durante la celebración este jueves de la asamblea anual de la CEA, en la que también intervino el presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido.

Herrero evitó hablar de despidos ante los miembros de la organización empresarial, sino de “reducción de costes de personal y simplificación de estructuras”. Pero luego, a preguntas de los periodistas, admitió que los despedidos, que afectará aproximadamente al 50% de los empleados, se acometerán de manera inmediata. La CEA ya anunció en octubre pasado que se veía obligada a presentar un ERE por “la necesidad de dar respuesta a la continua disminución de los servicios e ingresos”, que ha dejado “sobredimensionada la dotación de recursos humanos, técnicos y físicos”.

Según los datos expuestos durante la asamblea, la CEA cerró el ejercicio de 2012 con un déficit de 12,4 millones de euros, como consecuencia, sobre todo, de que la inyección que recibía de la Junta de Andalucía para cursos de formación ha desaparecido. También las cuotas por afiliación cayeron un 22% el pasado año. En 2011, los ingresos por los convenios firmados con la Administración andaluza se redujeron en un 33%; en 2012 no ingresó ni un euro por este concepto, lo que mismo que ocurrirá en 2013. El presupuesto de la CEA para este año es de 3,1 millones de euros, frente a los 3,9 millones del ejercicio anterior.

La propia continuidad de la CEA está en peligro si no se acometen estos recortes, según dijo el tesorero de la patronal con estas palabras: “Hay una incertidumbre significativa sobre la capacidad de continuar de no mediar un cambio en el modelo organizativo”.

No hubo votos en contra de estos planes ni tampoco nadie pidió la palabra tras las explicaciones de la dirección de la CEA. Pese a estos datos, Herrero negó que el modelo de organización de la institución que preside haya fracasado.

La patronal estima que en el segundo trimestre de este año podrá empezar a respirar, una vez que despida a sus trabajadores y abra dos nuevas vías de ingresos mediante la comercialización de sus instalaciones, “preservando su imagen institucional”, y la de ofrecer un catálogo de servicios profesionales a las empresas. Según Herrero, el alquiler de la sede de la CEA, un edificio libre de cargas, construido y pagado con fondos europeos, tendrá “un papel estelar” en la obtención de liquidez.

Este asunto se abordó antes de que el presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido —que recordó un par de veces su condición de alcalde de Sevilla—, interviniera en la asamblea, una circunstancia insólita.

Ante Zoido, Herrero defendió el llamado pacto por el empleo firmado el día anterior en el palacio de San Telmo con los secretarios generales de CC OO y UGT y el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán. El documento plantea una batería de demandas al Gobierno central en materia de financiación autonómica, déficit, planes de empleo e inversiones estatales. Zoido dijo que conocía el contenido del acuerdo porque había estado en permanente contacto con el jefe de los empresarios andaluces, quien abogó por “un esfuerzo necesario para ponerse de acuerdo” para salir de la crisis y reclamó el respaldo explícito de los populares.

Ante ese foro, Zoido se comprometió a apoyar el pacto por el empleo suscrito por los agentes sociales y el Gobierno y a no poner “palos en la rueda” del acuerdo ni a “ser un obstáculo”. Sus palabras fueron: “Aplaudo y voy a apoyar y tiendo la mano de la colaboración del pacto que ustedes han ratificado”.

Minutos después, Zoido, a pregunta de un periodista, se desdijo y negó que hubiera expresado su apoyo. “Yo lo que deseo es que vaya bien”.

Herrero repitió ante el líder del PP su rechazo a que se produzca un acuerdo bilateral con Cataluña en materia de financiación autónomica, una posibilidad que el popular descartó porque, según él, Rajoy “no va a consentir ningún trato desigual a ninguna sociedad” y “no puede ceder ni lo más mínimo” ante el envite soberanista.

El presidente de la patronal desveló que uno de los motivos que le llevaron a firmar el acuerdo con el Gobierno andaluz y los sindicatos fue el de no dejar hueco a otras organizaciones empresariales y reforzar el papel de la CEA como interlocutor empresarial. Así, evitan “que otras etiquetas” y otros “grupos e intereses” con menor representación “estén al mismo nivel” que la Confederación de Empresarios.