Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat retira la autorización a una empresa para buscar petróleo en Cataluña

Teredo Oils pierde el permiso tras pasar tres meses y no haber presentado su plan de trabajo

La Generalitat ha decidido retirar el permiso que dio a la compañía Teredo Oils Limited para buscar petróleo en las comarcas de la Garrotxa, el Ripollès y Osona. El Departamento de Empresa de la Generalitat ha decidido revocar el permiso poco después de concederlo porque la compañía no ha presentado el plan de trabajo que debería llevar a cabo en el primer año de investigaciones.

La empresa británica se había comprometido a invertir más de 11 millones de euros a lo largo de seis años para inspeccionar una zona de 51.200 hectáreas. Pero lo cierto es que hasta ahora no ha mostrado demasiado interés en desarrollar los planes que inicialmente presentó ante la Generalitat, que ahora le da quince días para presentar alegaciones. Si no demuestra la falta de responsabilidad en el incumplimiento de sus obligaciones la licencia también quedará extinguida.

La consejería que pilota Felip Puig ha comunicado su decisión tanto a Teredo Oils como a los municipios afectados, algunos de los cuales habían expresado su temor de que la compañía pudiera utilizar la agresiva técnica del fracking -consistente en destrozar la roca del subsuelo con agua a presión- para buscar los hidrocarburos.

La búsqueda de petróleo en el Pirineo catalán no es nueva, pero sí excepcional. Hasta ahora, solo Union Texas y Cepsa habían mostrado interés en explorar el subsuelo antes. Ninguna de las dos compañías, no obstante, acabó agotando el periodo otorgado por la Administración. Mariano Marzo, catedrático de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona, ya explicó en noviembre pasado a este diario que en muchas ocasiones las exploraciones tienen que ver más con motivos especulativos que de interés real.