Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mochila hallada ante la Fiscalía de Madrid sí tenía explosivo

Los Tedax hablan de un explosivo casero "muy elaborado", con tornillos y tuercas de metralla

VÍDEO: ATLAS

Fuentes policiales han revelado esta mañana que, en contra de lo dicho anoche, la mochila sospechosa localizada ayer por la tarde junto a la Fiscalía de Madrid era un artefacto explosivo. Los técnicos en desactivación (Tedax) han hallado restos de explosivo y ahora intentan determinar la cantidad y su composición exacta. Los agentes hablan, según las mismas fuentes, de un explosivo casero "muy elaborado", con tornillos y tuercas de metralla. También se busca al hombre que la abandonó en el lugar, al que grabaron las cámaras de seguridad.

El macuto fue abandonado en la calle del Capitán Haya, junto a la fiscalía y cerca de los juzgados de la plaza de Castilla, zona que fue acordonada desde las siete de la tarde hasta bien entrada la noche. Los agentes decidieron explosionarla ante el riesgo de que contuviera un artefacto. Anoche, fuentes policiales dijeron que se trataba de una olla que simulaba una bomba.

El supuesto artefacto sospechoso se encontraba junto a un Ford Fiesta rojo que estaba estacionado en la zona de seguridad de la fiscalía, en el número 53 de Capitán Haya. Según fuentes de la Jefatura de Policía, un hombre se bajó de una moto, cruzó la calle y dejó la mochila junto a la Fiscalía. Después se marchó. Fue un vigilante de seguridad el que alertó a la policía al ver la maniobra por las cámaras de televisión. Los perros especializados no detectaron ningún componente explosivo, pero los Tedax la explotaron a las 21.46 para evitar cualquier riesgo.

Tras la primera deflagración, los agentes comprobaron que había una olla de la que salían cables. Los Tedax efectuaron una segunda explosión controlada sobre la mochila a las 22.50, según fuentes policiales. Tras esta segunda detonación controlada se constató que en el interior de la olla había clavos y arena, y que se trata de un "falso explosivo, simulado", según aseguraron fuentes de la Delegación del Gobierno.

Se trata del segundo sobresalto con artefactos caseros en la capital en poco más de un mes. El pasado 7 de febrero, los Tedax desactivaron un artefacto casero en la catedral de La Almudena. Un grupo anarquista desconocido hasta ahora y denominado Comando Insurreccionalista Mateo Morral — el anarquista responsable del sangriento atentado contra el rey Alfonso XIII y Victoria Eugenia el día de su boda— asumió en un comunicado en internet la autoría de la colocación del artefacto explosivo, que fue desactivado sin que llegara a provocar daños o heridos. El grupo aseguró en la nota que buscaba "dar caña a la monarquía borbónica en sus lugares sagrados".