Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piden el cierre de la granja de Camarles por ser un “Guantánamo”

Proyecto Gran Simio entrega a los grupos del Congreso la petición de clausura del centro de cría

Proyecto Gran Simio rechaza la cría de monos para experimentar.
Proyecto Gran Simio rechaza la cría de monos para experimentar.

Proyecto Gran Simio ha entregado un informe a los representantes de todos los partidos en el Congreso de los Diputados, en el que solicitan el cierre de la granja de primates de Camarles (Tarragona), por considerar que en ese centro se practica la tortura con el único fin de abastecer a laboratorios de experimentación biomédica, de modo que lo definen como "el Guantánamo de los simios". Así, denuncia que en esta granja de primates se sigue utilizando un sistema de testeo anticuado y obsoleto, cuando las leyes cada vez más están protegiendo y limitando el uso de seres vivos y en especial de primates a estos fines.

En el informe se hace referencia al reciente Real Decreto 53/2013, en cuyas disposiciones generales se establece el cuidado que deben recibir los animales utilizados en la experimentación y otros fines científicos. Concretamente, señala que "sólo se podrán utilizar animales cuando su uso esté justificado por la finalidad que se persigue". A su juicio, hoy en día no hay justificación alguna para utilizar animales y menos aún primates en experimentación, ya que existen métodos "más seguros, económicos y baratos, como el cultivo de células y tejidos humanos en laboratorio".

Pedro Rozas, director ejecutivo de Proyecto Gran Simio ha asegurado que piden "el cierre inmediato del ya denominado el Guantánamo de los simios, porque en un país donde se ha prohibido totalmente la experimentación con grandes simios, no puede permitirse que el horror y el sufrimiento de los macacos que son capturados en libertad con destino a la tortura, tenga su sede en España".

Asimismo, pide que los macacos sean trasladados a centros especializados o bien a un santuario donde puedan campar a sus anchas sin el hacinamiento en que se encuentran ahora y se prohíba nueva entrada en nuestro país de macacos con destino a Camarles. En este contexto, solicita una inspección por parte de las autoridades competentes para que comprueben el estado de bienestar de los primates encerrados "en espacios reducidos", ya que se el responsable de Proyecto Gran Simio asegura tener conocimiento que entre los ejemplares cautivos "existen muchos enfermos de herpes y sarna, enfermedades altamente contagiosas que podrían acabar con todos ellos".

PGS, como la primatóloga Jane Goodall, han hecho varios llamamientos para concienciar a la sociedad de la importancia de reciclar los teléfonos móviles, ya que para su producción se requiere coltán, un mineral que se extrae del hábitat natural  de los chimpancés. Recientemente, Goodall aseguró a este periódico que, a pesar de que España ha prohíbido la experimentación con grandes simios, "hay algunas granjas en Cataluña, por ejemplo, en las que se crían monos para luego destinarlos a investigaciones médicas y donde las condiciones no son nada buenas".

 

Más información